Unión clau­su­ra la ilu­sión azul

Los ro­jos ven­cie­ron 2-1 a la U, que su­mó su cuar­ta caí­da en sie­te fe­chas. Mos­tró una ali­nea­ción iné­di­ta y su­frió con la ex­pul­sión de Es­pi­no­za.

La Tercera - - DEPORTES -

La U vi­ve el peor mo­men­to con Mar­tín La­sar­te, mien­tras que Unión Es­pa­ño­la pa­re­ce su­pe­rar el pé­si­mo ini­cio de cam­peo­na­to, aun­que el equi­po de Jo­sé Luis Sie­rra aún es­tá le­jos de al­can­zar la co­ta de jue­go que lo­gró ha­ce un par de tor­neos.

El 2-1 a fa­vor de los ro­jos no

La lec­tu­ra era cla­ri­ta, no ha­bía ne­ce­si­dad de ser un ilu­mi­na­do pa­ra en­ten­der­la: con ape­nas tres y me­dio ti­tu­la­res in­dis­cu­ti­dos (He­rre­ra, Co­ru­jo, Suá­rez y ¿Es­pi­no­za?), Uni­ver­si­dad de Chile es­ta­ble­cía que sus preo­cu­pa­cio­nes se en­cuen­tran en el de­but co­pe­ro del mar­tes fren­te a Eme­lec y no tan­to en Unión Es­pa­ño­la, su ri­val de ano­che.

Te­nía cier­ta ló­gi­ca, se tra­ta­ba del co­lis­ta, aun­que en­va­len­to­na­do tras su­pe­rar al lí­der Uni­ver­si­dad de Con­cep­ción, y, ade­más, por­que el arran­que de es­pan­to obli­ga­ba a re­de­fi­nir prio­ri­da­des. hi­zo más que en­fa­ti­zar el des­va­río del cua­dro azul, que pa­só de te­ner un par­ti­do con­tro­la­do en la pri­me­ra me­dia ho­ra a ter­mi­nar la­men­tan­do una nue­va caí­da, la cuar­ta cuan­do ape­nas se han dispu­tado sie­te fe­chas.

Un equi­po ex­tra­via­do era el pro­nós­ti­co, pe­ro du­ran­te gran par­te del primer tiem­po Uni­ver­si­dad de Chile pa­re­ció que te­nía al­gu­nas ta­reas re­suel­tas, par­ti­cu­lar­men­te en la za­ga, por­que Ben­ja­mín Vidal y Cris­tián Suá­rez sur­gían como pie­zas se­gu­ras en el an­ti­ci­po, mien­tras que Sebastián Martínez y Gon­za­lo Es­pi­no­za ha­cía las co­ber­tu­ras an­tes el cons­tan­te ade­lan­ta­mien­to de Mat­hías Co­ru­jo. Por cier­to, Unión no era mu­cho lo que po­nía en ries­go a la za­ga es­tu­dian­til, ma­ti­za­da con la pre­sen­cia de Cris­tián Cue­vas, por pri­me­ra vez en un par­ti­do por tor­neos na­cio­na­les en la U (lo ha­bía he­cho por la Co­pa Chile).

Y, pe­se a su ca­rác­ter de iné­di­ta, la lí­nea de fon­do pa­re­cía se­gu­ra..., pe­ro só­lo eso: pa­re­cía.

La U pue­de ser acu­sa­da de mu­chas co­sas, pe­ro no de am­bi­ción. Ata­có mu­chas ve­ces y en va­rias oca­sio­nes lo hi­zo bien, con Cé­sar Cor­tés muy efi­cien­te y par­ti­ci­pa­ti­vo, y con Maxi Ro­drí­guez mos­tran­do to­ques de ta­len­to en su de­but como ti­tu­lar. El úni­co que si­gue en deu­da es En­zo Gutiérrez, que ayer sa­lió afec­ta­do por una con-

Sin em­bar­go, pa­ra un equi­po que co­jea cual­quier ca­mino re­pre­sen­ta di­fi­cul­ta­des. Y un tro­pie­zo arries­ga­ba una caí­da a un es­pi­ral de des­con­fian­za ge­ne­ral jus­to an­tes del ob­je­ti­vo que hoy aso­ma prio­ri­ta­rio, sino en úni­co pa­ra el primer se­mes­tre.

El ries­go era enor­me. Los 11 que ini­cia­ron lo asu­mie­ron. Co­men­za­ron dis­pues­tos a sa­car la ta­rea ade­lan­te y el gol de Car­mo­na le po­nía un nú­me­ro a esa am­bi­ción.

El em­pa­te de Abán hi­zo tam­ba­lear to­do. A eso se su­mó el apu­ra­do in­gre­so de Ca­na­les por un le­sio­na­do Gutiérrez. trac­tu­ra y fue sus­ti­tui­do por Gus­ta­vo Ca­na­les, has­ta ese mo­men­to re­ser­va­do an­te la cer­ca­nía del cho­que co­pe­ro con­tra Eme­lec (mar­tes, en el Na­cio­nal).

El gol lle­gó tem­prano, eso sí, con un ba­lón mal re­cha­za­do por Ni­co­lás Berardo, que Ro­drí­guez alar­gó con pron­ti­tud pa­ra Fa­bián Car­mo­na, quien de­fi­nió de me­dia vuel­ta con un ti­ro ba­jo.

El asun­to au­gu­ra­ba tran­qui­li­dad pa­ra los azu­les, acre­cen­ta­da por el do­mi­nio que ejer­cía en el me­dio­cam- po. Una ma­la de­ci­sión de Es­pi­no­za, sin em­bar­go, en­re­dó to­do. Tra­tó de sa­lir ju­gan­do, pe­ro asis­tió a Carlos Sa­lom, y lue­go el ba­lón lle­ga­ría a los pies de Ser­gio López. El cen­tro de ra­san­te en­con­tra­ría a Gon­za­lo Abán en el se­gun­do pa­lo. Gol y to­do com­pli­ca­do.

Lue­go ven­dría la sus­pen­sión que ya es cos­tum­bre, y ma­la, en­tre los hin­chas de la U. Una do­ce­na de ben­ga­las en­cen­di­das y va­rios pe­tar­dos col­ma­ron la pa­cien­cia del juez Carlos Ulloa y se pro­du- jo una pau­sa de cua­tro mi­nu­tos (ver no­ta se­cun­da­ria).

Los pro­ble­mas, sin em­bar­go, se acre­cen­ta­rían y otra vez con Es­pi­no­za, quien en tiem­po de re­po­si­ción re­ci­bió una tar­je­ta ama­ri­lla. Ya reanu­da­do el jue­go (57’) se ga­na­ría la se­gun­da amo­nes­ta­ción. Se fue an­tes de tiem­po só­lo por sus fal­tas y ce­rró una no­che ne­gra pa­ra él.

Pa­ra col­mo es­tu­dian­til, Cor­tés y Ro­drí­guez se apa­ga­ron y el cen­tro del cam­po fue ma­ne­ja­do por pies his­pa­nos, aun­que sin el pe­so

Re­en­con­trar el pa­trón de jue­go ex­tra­via­do no era el plan pa­ra es­ta oca­sión, se sa­bía. Con­se­guir una vic­to­ria des­pués de cua­tro fe­chas era mu­chí­si­mo más im­por­tan­te, por­que tam­bién aña­día un gol­pe aními­co que ne­ce­si­tan en la U por es­tos días.

Sin lu­cir de­ma­sia­do, y con los te­mo­res de un pre­sen­te du­bi­ta­ti­vo (la ex­pul­sión de Es­pi­no­za, una mues­tra) y una hin­cha­da sin pa­cien­cia fren­te al error, los azu­les in­ten­ta­ron ser pro­ta­go­nis­tas y lle­var el rit­mo fren­te a los his­pa­nos, que, pe­se a te­ner una mi­sión dis­tin­ta en el cor­to pla­zo, son otros que su­fi­cien­te pa­ra ha­cer no­tar la di­fe­ren­cia de un ju­ga­dor.

Pe­se a eso, el gol­pe de gra­cia lle­ga­ría a cin­co mi­nu­tos del fi­nal: un pa­se pro­fun­do de Da­go­ber­to Cu­rri­mi­lla de­jó so­lo a Juan Carlos Fe­rrey­ra, con error de Suá­rez de por me­dio, y el arie­te sa­có un ti­ro ra­san­te que pa­só en­tre las pier­nas de Johnny He­rre­ra. Unión ce­le­bró por se­gun­da vez con­se­cu­ti­va y la U só­lo sa­be la­men­tar­se. De fes­te­jos, uno, an­te O’Hig­gins, en la ya le­ja­na se­gun­da fe­cha. pre­ten­den dar con un rum­bo más fe­liz.

Pe­ro al fi­nal les fue ga­nan­do la con­fu­sión a los uni­ver­si­ta­rios y Unión su­po sa­car­le pro­ve­cho, pa­ra con un 2-1 ter­mi­nar de hun­dir al cam­peón en la ta­bla del Clau­su­ra y su­mir­lo en las du­das que na­die quie­re an­tes de em­pren­der una ta­rea como la Co­pa Li­ber­ta­do­res, por­que no hu­bo ni gol­pe aními­co ni me­jo­ras fut­bo­lís­ti­cas. To­do lo con­tra­rio. Fa­llar tem­prano tam­bién en el tor­neo con­ti­nen­tal no es op­ción. Es la úni­ca apues­ta que que­da, aun­que la U no par­te con mu­cho a fa­vor.

FO­TO: AGENCIAUNO

Gon­za­lo Abán ano­ta el em­pa­te tran­si­to­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.