Me­jo­res ex­pec­ta­ti­vas, pe­ro en un es­ce­na­rio in­cier­to En­cues­ta del Ban­co Cen­tral mues­tra una me­jo­ra en las ex­pec­ta­ti­vas de los eco­no­mis­tas, pe­ro el es­ce­na­rio lo­cal e in­ter­na­cio­nal es aún muy in­cier­to.

La Tercera - - OPINIÓN -

LA UL­TI­MA En­cues­ta de Ex­pec­ta­ti­vas Eco­nó­mi­cas que pu­bli­có el Ban­co Cen­tral dio cuen­ta del primer cam­bio al al­za en las pro­yec­cio­nes de los con­sul­ta­dos tras 22 me­ses con­se­cu­ti­vos de re­duc­cio­nes o de man­ten­ción en el diag­nós­ti­co. Se su­ma a lo an­te­rior la re­vi­sión al al­za en la es­ti­ma­ción de PIB pa­ra 2015 por par­te de al­gu­nos de­par­ta­men­tos de es­tu­dio y la me­jo­ra en las re­co­men­da­cio­nes de in­ver­sión, como ocu­rrió con JP Mor­gan.

La com­bi­na­ción de es­tos ele­men­tos, su­ma­da a la an­ti­ci­pa­da re­fe­ren­cia al “pun­to de in­fle­xión” por par­te de las au­to­ri­da­des eco­nó­mi­cas, po­dría lle­var a la pre­ci­pi­ta­da con­clu­sión de que el país es­tá en­tran­do en una nue­va eta­pa de cre­ci­mien­to. No por­que las se­ña­les, es­pe­cial­men­te es­te cam­bio en las ex­pec­ta­ti­vas, sean irre­le­van­tes, sino por­que sub­sis­te un am­plio es­pa­cio de in­te­rro­gan­tes aún por re­sol­ver­se que afec­ta­rán di­rec­ta­men­te a la eco­no­mía y con­di­cio­na­rán las de­ci­sio­nes de los agen­tes eco­nó­mi­cos.

En otras pa­la­bras, las ex­pec­ta­ti­vas es­tán re­fle­jan­do un re­bo­te aún mar­gi­nal, in­ser­to ade­más en un am­bien­te de evi­den­te in­cer­ti­dum­bre, no só­lo por los efec­tos pen­dien­tes de re­for­mas in­ter­nas, como la tri­bu­ta­ria, sino tam­bién por la evo­lu­ción que si­gan al­gu­nos fac­to­res in­ter­na­cio­na­les, como el cre­ci­mien­to de China, los pre­cios de las ma­te­rias pri­mas y la eco­no­mía es­ta­dou­ni­den­se. En es­te sen­ti­do, no son po­cos los eco­no­mis­tas que re­cuer­dan el im­pac­to ne­ga­ti­vo que pue­de te­ner un au­men­to de ta­sas de in­te­rés en Es­ta­dos Uni­dos pa­ra el flu­jo de ca­pi­ta­les ha­cia los mer­ca­dos emer­gen­tes.

Por al­go la ma­yo­ría de los agen­tes con­sul­ta­dos en la en­cues­ta del Ban­co Cen­tral só­lo ele­va­ron en una dé­ci­ma sus pro­yec­cio­nes de cre­ci­mien­to pa­ra 2015, ubi­cán­do­se en 2,7%, lo que ape­nas al­can­za pa­ra vi­sua­li­zar un le­ve cam­bio de per­cep­cio­nes. Como di­jo un eco­no­mis­ta a es­te me­dio, “el 2015 es el año de la mo­de­ra­ción de las caí­das, más que un año de reac­ti­va­ción”. De he­cho, uno de los ele­men­tos que más ha con­tri­bui­do a la eco­no­mía lo­cal di­ce re­la­ción con la caí­da en el pre­cio in­ter­na­cio­nal del pe­tró­leo, una va­ria­ble so­bre la cual las po­lí­ti­cas in­ter­nas tie­nen ca­si nu­la in­je­ren­cia.

No ocu­rre con lo mis­mo con otras de­ci­sio­nes que sí co­rres­pon­den al ám­bi­to in­terno y que in­ci­den so­bre la in­ver­sión, como ocu­rre con las re­for­mas po­lí­ti­cas y eco­nó­mi­cas que lle­va ade­lan­te el go­bierno y que re­per­cu­ten en el áni­mo de los agen­tes. En es­te sen­ti­do, es im­por­tan­te que las au­to­ri­da­des ac­túen de ma­ne­ra cohe­ren­te con los su­ce­si­vos lla­ma­dos a “cui­dar las ex­pec­ta­ti­vas” por par­te del mi­nis­tro de Ha­cien­da y an­te­pon­gan el ne­ce­sa­rio cre­ci­mien­to a otros objetivos de me­nor im­pac­to en la ta­rea de en­fren­tar las ne­ce­si­da­des so­cia­les del país.

La ta­rea de cui­dar las ex­pec­ta­ti­vas obli­ga, asi­mis­mo, a en­fren­tar con mo­de­ra­ción es­tas tí­mi­das se­ña­les de cam­bio en las pro­yec­cio­nes. En es­te sen­ti­do, tal como se­ña­ló en di­ciem­bre el pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral, la dis­cu­sión so­bre un pun­to de in­fle­xión re­sul­ta “ar­ti­fi­cial”, cuan­do en reali­dad lo que se ob­ser­va, trans­cu­rri­do ape­nas un mes y me­dio del año en cur­so, son cre­ci­mien­tos le­ve­men­te ma­yo­res a los es­pe­ra­dos, como el 2,9% de di­ciem­bre, pro­duc­to de fac­to­res es­pe­cí­fi­cos, como la caí­da del pe­tró­leo y el im­pac­to del al­za del dó­lar en el sec­tor tran­sa­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.