RE­CORD

La Tercera - - SOCIEDAD -

en­ton­ces, Streep pa­re­cie­ra ser par­te del elen­co es­ta­ble de los pre­mios de la Aca­de­mia, una ha­za­ña no me­nor pa­ra una mu­jer de 65 años, en el siem­pre ju­ve­nil Holly­wood.

Del dra­ma al mu­si­cal

El se­gun­do Oscar lle­gó en 1982 con La de­ci­sión de So­fía, el inol­vi­da­ble dra­ma so­bre una mu­jer po­la­ca que de­be de­ci­dir a cuál hi­jo sal­var en el Ho­lo­caus­to. Los Glo­bos de Oro, en tan­to, ya su­ma­ban cin­co en esa épo­ca.

Du­ran­te los 80, la ac­triz es­tu­vo en gran par­te de­di­ca­da al dra­ma, y tam­bién a for­mar una fa­mi­lia. En los co­mien­zos de su ca­rre­ra es­ta­ba em­pa­re­ja­da con el ac­tor de El fran­co­ti­ra­dor y El Pa­drino, John Ca­za­le, quien mu­rió de cán­cer en 1978. Seis me­ses des­pués de el fa­lle­ci­mien­to, Streep se ca­só con el es­cul­tor Don Gum­mer, con quien si­gue em­pa­re­ja­da has­ta hoy; tie­nen cua­tro hi­jos, in­clu­yen­do a las ac­tri­ces Ma­mie ( The good wi­fe) y Gra­ce ( The news­room).

En los 90, ya sin tan­to que pro­bar, co­men­zó a am­pliar­se ci­ne­ma­to­grá­fi­ca­men­te en más gé­ne­ros: hi­zo co­me­dia en La muer­te le sien­ta bien (1992), ac­ción en Río Sal­va­je (1994), o ro­man­ce en Los puen­tes de Ma­di­son (1995). Por es­te úl­ti­mo rol, don­de in­ter­pre­tó a Fran­ces­ca, una mu­jer que ini­cia una re­la­ción ex­tra­ma­ri­tal con un fo­tó­gra­fo que lle­ga al con­da­do de Ma­di­son, in­ter­pre­ta­do por Clint East­wood, Streep fue no­mi­na­da a los Oscar, los Glo­bos de Oro y los SAG por Me­jor ac­triz.

En la dé­ca­da de los 2000, la ac­triz sim­ple­men­te se que­dó con los ro­les de al­gu­nas de las cin­tas más im­por­tan­tes de la dé­ca­da: ha­cien­do de la pe­rio­dis­ta Su­san Son­tag en El la­drón de or­quí­deas de 2002, o de una Se­ño­ra Da­llo­way mo­der­na en Las ho­ras, y su in­com­pa­ra­ble pa­pel de Mi­ran­da Priestley (o An­na Win­tour), la edi­to­ra de mo­das más fe­roz, en El dia­blo se vis­ta a la mo­da (2006). Streep tam­bién ha he­cho uso de sus do­tes pa­ra el can­to en A pai­rie ho­me com­pa­nion (2006), de Robert Alt­man, y como la ac­triz cen­tral, de jar­di­ne­ra y pe­lo alo­ca­do, en Mam­ma Mia! (2008), la exi­to­sa ver­sión fíl­mi­ca del mu­si­cal de Abba.

La dé­ca­da la ce­rró en al­to, con más aplau­sos y más no­mi­na­cio­nes por su rol de du­ra mon­ja en La du­da (2008) y re­vi­vien­do de ma­ne­ra in­creí­ble a la co­ci­ne­ra Ju­lia Child en Ju­lie and Ju­lia (2009).

El ter­cer Oscar lle­gó en 2012, 29 años des­pués de su úl­ti­mo triun­fo, gra­cias a su in­ter­pre­ta­ción de la ex Primer Mi­nis­tro Mar­ga­ret That­cher en La da­ma de hie­rro.

Es­te domingo, en los pre­mios de la Aca­de­mia, Streep com­pi­te como me­jor ac­triz se­cun­da­ria por En el bos­que, don­de in­ter­pre­ta a una bru­ja sa­ca­da de cuen­tos in­fan­ti­les, y don­de la ac­triz nue­va­men­te can­ta. Si lle­ga a ga­nar -co­sa que es com­ple­ja ya que pro­ba­ble­men­te la es­ta­tui­lla se la que­da­rá Pa­tri­cia Ar­quet­te por Boy­hood-, Streep al­can­za­ría a la mí­ti­ca ac­triz que tie­ne el ré­cord de es­ta­tui­llas: Kat­he­ri­ne Hep­burn, con cua­tro Oscar.

Pa­ra los pró­xi­mos me­ses, Streep ya tie­ne va­rios pro­yec­tos en dis­tin­tas eta­pas de pro­duc­ción: en Ric­ki and the flash, que lle­ga­ría a los ci­nes a me­dia­dos de años, la ac­triz es una mu­jer que de­ja a su fa­mi­lia pa­ra cum­plir su sue­ño de ser una es­tre­lla de rock, pe­ro que más tar­de re­gre­sa a reasu­mir su rol de ma­dre que ya es­ta­ba practicamente ol­vi­da­do.

Y en Suffragette, jun­to a Ca­rey Mu­lli­gan y He­le­na Bonham Car­ter, Streep se­rá Em­me­li­ne Pank­hurst, una de las mu­je­res que pe­lea­ron por el vo­to en Gran Bre­ta­ña a prin­ci­pios del si­glo XX. Una pio­ne­ra y una lí­der; el pa­pel, le que­da bien. no­mi­na­cio­nes al Oscar acu­mu­la Streep; lo que la con­vier­te en la ac­triz que más ve­ces ha pos­tu­la­do al pre­mio de la Aca­de­mia. Ha ga­na­do tres.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.