Dig­ni­fi­car al adul­to ma­yor

La Tercera - - CORREO - Ma­ca­re­na Ugar­te

Se­ñor di­rec­tor: La al­ta con­sul­ta de adul­tos en la aten­ción pri­ma­ria y su lle­ga­da a ser­vi­cios de hos­pi­ta­li­za­ción con di­ver­sas pa­to­lo­gías evi­den­cia el en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción.

Sin em­bar­go, es­te pro­ce­so no ha si­do asu­mi­do por la so­cie­dad, ya que aún hay es­pa­cios en los que los pre­jui­cios y la ex­clu­sión tie­nen ca­bi­da. Es en es­tos es­pa­cios don­de las per­so­nas ma­yo­res sien­ten que no son tra­ta­das como de­ben, y que su ex­pe­rien­cia es sub­va­lo­ra­da y des­apro­ve­cha­da.

Al con­tra­rio, exis­te una so­bre­va­lo­ra­ción de los atri­bu­tos de la ju­ven­tud y una es­tig­ma­ti­za­ción de las ca­rac­te­rís­ti­cas pro­pias de la ve­jez, pe­río­do aso­cia­do con la inac­ti­vi­dad, la pa­si­vi­dad y la de­pen­den­cia. Es­ta si­tua­ción se con­vier­te en un pro­ble­ma de s a l ud pú­bli­ca, ya que exis­te mu­cho aban­dono por par­te de fa­mi­lia­res cer­ca­nos y los ma­yo­res que­dan en ab­so­lu­ta in­de­fen­sión.

La so­cie­dad ol­vi­da que fue­ron per­so­nas ac­ti­vas y apor­ta­ron al cre­ci­mien­to del país, que for­ma­ron a ge­ne­ra­cio­nes y que si­guen sien­do par­te de un país que bus­ca ser in­clu­si­vo y de­mo­crá­ti­co. El desafío es im­pe­dir el mal­tra­to del adul­to y dar ga­ran­tías en sa­lud pa­ra una ma­yor dig­ni­dad en los úl­ti­mos años de vida.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.