“Di­chos de di­ri­gen­te del Mo­vilh”

La Tercera - - CORREO -

Se­ñor di­rec­tor: Su edi­to­rial de ayer, ti­tu­la­do como es­ta car­ta, se­ña­la que re­co­no­cí par­ti­ci­pa­ción en ac­tos te­rro­ris­tas.

Ja­más he si­do par­te de ac­tos te­rro­ris­tas. Ejer­cí el prin­ci­pio ga­ran­ti­za­do en la De­cla­ra­ción de De­re­chos Hu­ma­nos de re­be­lar­se con­tra las ti­ra­nías. Par­ti­ci­pé en la lu­cha ar­ma­da a ob­je­to de im­pe­dir el ac­ce­so de agen­tes de la dic­ta­du­ra a las po­bla­cio­nes, don­de en­tra­ban a ase­si­nar per­so­nas -in­clui­das ma­dres em­ba­ra­za­das-, crue­les epi­so­dio que vi y su­frí.

Ja­más al­guien re­sul­tó he­ri­do en los he­chos que coor­di­né. Es efec­ti­vo que re­clu­té miem­bros pa­ra el Fren­te Pa­trió­ti­co Ma­nuel Ro­drí­guez (FPMR), pe­ro ja­más su­pe que par­ti­ci­pa­rían del aten­ta­do con­tra el ti­rano.

De mis ac­cio­nes en dic­ta­du­ra no pre­su­mo. Só­lo di­go la ver­dad, y por­que es­ta­mos en de­mo­cra­cia no me cen­su­ro an­te las le­gí­ti­mas pre­gun­tas de los pe­rio­dis­tas. La ver­dad es ele­men­to clave pa­ra el for­ta­le­ci­mien­to de los de­re­chos hu­ma­nos.

En de­mo­cra­cia he si­do en­fá­ti­co so­bre la ne­ce­si­dad de diá­lo­go y el en­ten­di­mien­to en­tre to­dos los sec­to­res. Sin ir más le­jos, to­das las ma­ni­fes­ta­cio­nes que he coor­di­na­do en los úl­ti­mos 23 años han si­do va­lo­ra­das por ser ejem­plo de pa­ci­fis­mo y diá­lo­go trans­ver­sal.

En es­te ca­so par­ti­cu­lar, fue una par­te de la de­re­cha la que se fue en pi­ca­da con­tra mí, con vio­len­tas y ho­mo­fó­bi­cas de­cla­ra­cio­nes por ha­ber ha­bla­do de mi lu­cha con­tra la dic­ta­du­ra. Fue­ron ellos los que al­te­ra­ron la “con­vi­ven­cia so­cial” en es­tos días.

Jus­ta­men­te por res­pe­to a to­das las

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.