Ra­dio­gra­fía a la nue­va mi­nis­tra de Sa­lud

“La úni­ca aris­ta po­lí­ti­ca es cum­plir con el pro­gra­ma de go­bierno de la Pre­si­den­ta de la Re­pú­bli­ca”.

La Tercera - - NACIONAL - Car­men Cas­ti­llo

NO SE HA ins­ta­la­do en San­tia­go y has­ta aho­ra ha op­ta­do por via­jar. Ca­da ma­ña­na, la nue­va mi­nis­tra de Sa­lud, Car­men Cas­ti­llo Tau­cher, lle­ga a su ofi­ci­na cer­ca de las 8.00, tras re­co­rrer ca­si 100 ki­ló­me­tros, en un via­je de una ho­ra y me­dia, des­de su ca­sa en San Fe­li­pe.

El lar­go tra­yec­to, con­du­ci­do por un cho­fer, lo des­ti­na a es­tu­diar pro­pues­tas y re­vi­sar do­cu­men­tos, ru­ti­na a la que es­tá abo­ca­da des­de el pa­sa­do 23 de enero, cuan­do asu­mió la ti­tu­la­ri­dad del Min­sal, su­ce­dien­do a la ex mi­nis­tra He­lia Molina. El tras­pa­so, cuen­tan cer­ca­nos al mi­nis­te­rio, se reali­zó en un am­bien­te de com­pli­ci­dad: am­bas cons­tru­ye­ron el pro­gra­ma de Sa­lud de la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let y, las tres, se re­en­con­tra­ron el año pa­sa­do en La Mo­ne­da, a raíz de la co­mi­sión ase­so­ra de ex­per­tos con­vo­ca­da pa­ra ha­cer cam­bios a las isa­pres y de la cual Cas­ti­llo fue par­te.

“Es un gran ho­nor que la Pre­si­den­ta de la Re­pú­bli­ca con­fia­ra en mis ca­pa­ci­da­des”, res­pon­de a La Ter­ce­ra, con­sul­ta­da por el desafío de asu­mir la car­te­ra.

Tras su lle­ga­da, la pri­me­ra reunión de la mé­di­ca en­do­cri­nó­lo­ga, de 60 años, fue con los sub­se­cre­ta­rios y je­fes de ga­bi­ne­te del mi­nis­te­rio. Po­co des­pués dio una se­ñal que fue leí­da como un gui­ño a Molina: ra­ti­fi­có a los equi­pos pro­fe­sio­na­les y téc­ni­cos de la car­te­ra. No ha lle­va­do, has­ta aho­ra, nuevos ase­so­res ni di­rec­ti­vos. Así, só­lo hu­bo que aco­mo­dar una ofi­ci­na: la su­ya, que ayer lu­cía un pe­que­ño ra­mo de flo­res, a un cos­ta­do de la fo­to de sus pa­dres y, ador­nan­do la pa­red, un co­lla­ge con fo­tos de su ma­ri­do y ca­da una de sus tres nie­tas. A sus cua­tro hi­jos, en tan­to, los lle­va a to­das par­tes, en una fo­to­gra­fía den­tro de su agen­da.

Ad por­tas de cum­plir su primer mes, la nue­va mi­nis­tra ha con­vo­ca­do al su­per­in­ten­den­te de Sa­lud, Sebastián Pa­vlo­vic, a quien con­sul­tó so­bre las re­gu­la­cio­nes del sis­te­ma de sa­lud, pú­bli­co y pri­va­do, y man­tu­vo va­rias reu­nio­nes con Ca­mi­lo Cid, quien pre­si­dió la co­mi­sión de ex­per­tos y que hoy es­tá en­car­ga­do de re­dac­tar el pro­yec­to de ley que re­for­ma­rá el sis­te­ma pri­va­do de sa­lud. Es­ta ini­cia­ti­va, que se en­via­ría du­ran­te el primer se­mes­tre de es­te año, se pre­vé como uno de los prin­ci­pa­les desafíos le­gis­la- ti­vos que de­be­rá en­fren­tar en 2015, jun­to con los pro­yec­tos de abor­to y la lla­ma­da Ley Ri­car­te So­to.

“Te­ne­mos una vi­sión dis­tin­ta so­bre las so­lu­cio­nes, por­que ella vo­tó por un se­gu­ro úni­co y por que no hu­bie­se lu­cro en la pro­vi­sión del ase­gu­ra­mien­to de sa­lud, pe­ro con ella se pue­de con­ver­sar con al­tu­ra de mi­ras; tie­ne una gran ca­pa­ci­dad de es­cu­char. El desafío que tie­ne es enor­me, pe­ro con­fío en sus ca­pa­ci­da­des”, di­ce Gon­za­lo de la Ca­rre­ra, pre­si­den­te de la i s a p r e Col me­na y e x miem­bro de la co­mi­sión.

Las ma­ña­nas de Cas­ti­llo co­mien­zan en el ter­cer pi­so del edi­fi­cio de Mac Iver jun­to al equi­po de co­mu­ni­ca­cio­nes, con quie­nes re­vi­sa las prin­ci­pa­les no­ti­cias, en­fa­ti­zan­do en las que ata­ñen a la car­te­ra. La fe­cha de su arri­bo le ha ju­ga­do en fa­vor: la ca­rac­te­rís­ti­ca des­ace­le­ra­ción de fe­bre­ro, le ha per­mi­ti­do ha­cer mu­cho tra­ba­jo in­terno an­tes de ini­ciar, la pró­xi­ma se­ma­na, su agen­da pú­bli­ca.

En es­tas se­ma­nas se ha reuni­do con re­pre­sen­tan­tes de or­ga­nis­mos au­tó­no­mos, di­rec­to­res de ser­vi­cios y je­fes de de­par­ta­men­tos. Uno de los te­mas que se ha plan­tea­do es re­du­cir la deu­da hos­pi­ta­la­ria, que lle­gó a un peak de $ 105.314 mi­llo­nes en di­ciem­bre pa­sa­do. Se su­ma la am­bi­cio­sa car­te­ra de in­fra­es­truc­tu­ra, que pro­yec­ta 60 nuevos hos­pi­ta­les, 20 de ellos con­clui­dos al fi­nal del go­bierno.

Tam­bién tu­vo ci­tas con di­fe­ren­tes par­la­men­ta­rios, como Ful­vio Ros­si, Juan Luis Cas­tro, Jai­me Quin­ta­na y Daniel Far­cas. Y, so­bre las com­ple­ji­da­des que po­drían, pa­ra ella, im­pli­car las aris­tas más po­lí­ti­cas de la car­te­ra, lo des­es­ti­ma y di­ce que es una so­la: “La aris­ta po­lí­ti­ca es cum­plir con el pro­gra­ma de go­bierno de la Pre­si­den­ta”.

En es­tos días la vi­si­ta­ron, ade­más, re­pre­sen­tan­tes de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud y la di­rec­ti­va del Co­le­gio Mé­di­co, en­tre otros. “Le plan­tea­mos que uno de los ma­yo­res desafíos es re­en­can­tar a los mé­di­cos pa­ra que vuel­van al sis­te­ma pú­bli­co. Tam­bién hay le­yes que re­vi­sar, be­ne­fi­cios y tra­ba­jar en te­mas com­ple­jos, como la for­ma­ción de es­pe­cia­lis­tas, ter­mi­nar e ini­ciar la cons­truc­ción de hos­pi­ta­les y cen­tros de sa­lud, por­que al­gu­nos es­tán atra­sa­dos”, con­tó el pre­si­den­te de gre­mio, En­ri­que Pa­ris, quien agre­gó que la mi­nis­tra “tie­ne cla­ras las co­sas. Fue muy fran­ca al de­cir­nos que tie­ne que es­tu­diar y po­ner­se al día pa­ra en­tre­gar­nos su pun­to de vis­ta, an­tes de pro­me­ter co­sas”.

Me­jor sa­lud

“Que la co­ti­dia­ni­dad no im­pi­da desa­rro­llar los gran­des desafíos pa­ra al­can­zar una me­jor sa­lud pa­ra nues­tros ha­bi­tan­tes”, fue una de las fra­ses que in­ter­cam­bió con los fun­cio­na­rios del mi­nis­te­rio, du­ran­te las vi­si­tas que reali­zó -ofi­ci­na por ofi­ci­na- pa­ra sa­lu­dar­los y co­no­cer a ca­da uno. Allí, se mos­tró preo­cu­pa­da de las con­di­cio­nes la­bo­ra­les de las per­so­nas, un ges­to po­co vis­to en las an­te­rio­res ad­mi­nis­tra­cio­nes, pe­ro que se com­pa­ró con las in­ter­ac­cio­nes de su pre­de­ce­so­ra con quien, co­men­tan los cer­ca­nos, com­par­te el tra­to ama­ble y la em­pa­tía, ade­más de una mi­ra­da co­mún so­bre las ne­ce­si­da­des y el ho­ri­zon­te de la sa­lud pú­bli­ca.

“Pe­ro ella es más cau­ta”, aña­de uno de sus co­le­gas. Al­go si­mi­lar ad­mi­tió la pro­pia ex mi­nis­tra, He­lia Molina, en la ce­na de des­pe­di­da que se le reali­zó el úl­ti­mo vier­nes de enero y a la que asis­tie­ron cer­ca de 200 per­so­nas, en­tre po­lí­ti­cos, per­so­nal del mi­nis­te­rio, mé­di­cos y ex co­la­bo­ra­do­res.

“Ella no es tan im­pul­si­va como yo”, di­jo a la con­cu­rren­cia, alu­dien­do los tér­mi­nos de su sa­li­da: la im­pru­den­cia de sus di­chos al afir­mar, en una en­tre­vis­ta, que “en to­das las clí­ni­cas cui­cas de es­te país mu­chas de las fa­mi­lias más con­ser­va­do­ras han he­cho abor­tar a sus hi­jas”.

Quie­nes han com­par­ti­do con ella en el mi­nis­te­rio, la de­fi­nen como una mu­jer de po­cas pa­la­bras y más eje­cu­ti­va, abo­ca­da a la ges­tión. Tam­bién la des­cri­ben como “ex­tre­ma­da­men­te or­de­na­da”, al­go que ra­ti­fi­ca su an­ti­guo je­fe y de­cano de la Fa­cul­tad de Me­di­ci­na de la U. de Val­pa­raí­so, An­to­nio Ore­lla­na “me or­deno ab­so­lu­ta­men­te el Cam­pus San Fe­li­pe en el tiem­po que es­tu­vo. Tu­vo una ges­tión y una ad­mi­nis­tra­ción in­creí­ble. Ella tie­ne un es­ti­lo de au­to­ri­dad que con­sen­sa y es muy to­zu­da, pe­lea has­ta que lo­gra sus fi­nes”, sos­tu­vo.

So­bre sus nue­vas ru­ti­nas, la en­do­cri­nó­lo­ga ad­mi­te que han cam­bia­do to­tal­men­te y que ex­tra­ña su en­torno y la an­ti­gua vida fa­mi­liar en la quie­tud de San Fe­li­pe que in­cluía, por ejem­plo, al­mor­zar en su ca­sa. Hoy, lo ha­ce ma­yor­men­te en el mi­nis­te­rio, y, pa­ra las co­la­cio­nes, pre­fie­re el té con ga­lle­tas de ave­na o so­da light. “Ho­nes­ta­men­te, nos va a ha­cer fal­ta. Pe­ro no fue sor­pre­sa pa­ra no­so­tros que la nom­bra­ran mi­nis­tra, los que nos lla­mó la aten­ción fue que no la hu­bie­sen lla­ma­do an­tes”, con­clu­ye Ore­lla­na.

FO­TO: AGENCIAUNO

La mi­nis­tra Car­men Cas­ti­llo en la úni­ca ac­ti­vi­dad pú­bli­ca que ha te­ni­do has­ta aho­ra, du­ran­te la pri­me­ra se­ma­na de fe­bre­ro, en el Hos­pi­tal Luis Cal­vo Mac­ken­ne­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.