FRA­SES

La Tercera - - NACIONAL - Ma­rio Acu­ña

“Creo que en el con­tex­to de la re­for­ma edu­ca­cio­nal, se le de­be­ría dar una mi­ra­da es­pe­cial a es­tos jó­ve­nes que ne­ce­si­tan más ayu­da” De ellos, 17 in­gre­sa­rán aho­ra en mar­zo a la uni­ver­si­dad y cua­tro pa­ra es­tu­diar De­re­cho.

La Re­gión Me­tro­po­li­ta­na es la que tie­ne el ma­yor nú­me­ro de ado­les­cen­tes que in­gre­sa­ran al sis­te­ma de educación su­pe­rior, con 19, y le si­gue La Arau­ca­nía, con sie­te.

“Es un tra­ba­jo lo­gís­ti­co, que de­pen­de de los fac­to­res de pro­tec­ción que ten­ga ca­da jo­ven”, ma­ni­fies­ta Acu­ña y que tie­nen que ver con sus fa­mi­lias, lo que se usa como mo­ti­va­ción pa­ra que tra­ba­jen o es­tu­dien.

Be­ca ex­ce­len­cia

Bas­tián (19) es­tá des­de el año pa­sa­do es­tu­dian­do pa­ra ser téc­ni­co en pre­ven­ción de ries­gos. Asis­te a un ins­ti­tu­to gra­cias a una be­ca de ex­ce­len­cia aca­dé­mi­ca que se ga­nó por su pun­ta­je PSU. Al igual que Pe­dro, es­tu­vo en un CIP de Se­na­me. Mar­ce­lo só­lo lle­gó has­ta pri­me­ro me­dio. Fue en esos años cuan­do, lue­go de co­me­ter un ro­bo con in­ti­mi­da­ción, in­gre­só al sis­te­ma de jus­ti­cia ju­ve­nil. Es­tu­vo tres me­ses y sa­lió en li­ber­tad, pe­ro al po­co tiem­po vol­vió a caer. Fue con­de­na­do por ro­bo con vio­len­cia, por lo que que­dó en uno de los cen­tros de in­ter­na­ción ce­rra­do que tie­ne Se­na­me.

“No es­ta­ba ni ahí con ir al co­le­gio”, re­cuer­da so­bre su épo­ca es­co­lar. Fue den­tro de su es­ta­día en el Se­na­me que sur­gie­ron las ga­nas de apren­der. “Cuan­do es­tu­ve en in­ter­na­ción pro­vi­so­ria ter­mi­né de sa­car la en­se­ñan­za me­dia”, ex­pli­ca, y agre­ga que fue­ron los fun­cio­na­rios y tra­ba­ja­do­res so­cia­les de la ins­ti­tu­ción quie­nes lo ayu­da­ron a sa­lir ade­lan­te.

Si pu­die­ra co­rre­gir al­go en su vida afir­ma que no ha­ría las co­sas que hi­zo, que pen­sa­ría más en su fu­tu­ro. Aho­ra, se pro­yec­ta y quie­re se­guir es­tu­dian­do en los pró­xi­mos años, lo­grar su tí­tu­lo y se­guir con in­ge­nie­ría. Ac­tual- men­te lle­va unas cuan­tas se­ma­nas tra­ba­jan­do jun­to a su pa­dre en la cons­truc­ción.

Pi­den más apo­yo

El 2013, gra­cias a una mo­di­fi­ca­ción he­cha el año an­te­rior a la ley 20.084, los di­rec­to­res de los cen­tros ce­rra­dos de Se­na­me pue­den au­to­ri­zar la sa­li­da a los ado­les­cen­tes pa­ra ir a es­tu­diar o tra­ba­jar.

Son ocho los jó­ve­nes pri­va­dos de li­ber­tad que es­tu­dia­rán es­te año. Sie­te lo ha­rán en un ins­ti­tu­to, y uno in­gre­sa­rá a la Uni­ver­si­dad de San­tia­go, aun­que en la en­ti­dad pre­fie­ren re­ser­var la iden­ti­dad y ca­rre­ras de los fa­vo­re­ci­dos.

To­dos ellos de­be­rán fi­nan­ciar sus ca­rre­ras. Se­gún Acu­ña, no exis­te una be­ca en par­ti­cu­lar que ad­mi­nis­tre Se­na­me. “A pe­sar de es­to, en los ca­sos en don­de iden­ti­fi­ca­mos a un jo­ven que cum­ple con un de­ter­mi­na­do per­fil, ha­ce­mos ges­tio­nes como ser­vi­cio, no ne­ce­sa­ria­men­te con el Mi­ne­duc, sino que con la uni­ver­si­dad o cen­tro de for­ma­ción téc­ni­ca”, se­ña­la Acu­ña. Lo ha­cen con el fin de con­se­guir al­gún ti­po de be­ca o be­ne­fi­cio aran­ce­la­rio, “pe­ro no exis­te una po­lí­ti­ca pú­bli­ca di­se­ña­da es­pe­cí­fi­ca­men­te pa­ra es­tos jó­ve­nes”, agre­ga Acu­ña.

Pa­ra el je­fe del De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia Ju­ve­nil, de­be­ría exis­tir una po­lí­ti­ca cla­ra al res­pec­to. “Creo que en el con­tex­to de la re­for­ma edu­ca­cio­nal, se le de­be­ría dar una mi­ra­da es­pe­cial a es­tos jó­ve­nes, que cier­ta­men­te ne­ce­si­tan más ayu­da que otros den­tro de la so­cie­dad. Si es­ta­mos pen­san­do en dar educación pú­bli­ca y gra­tui­ta, ellos tam­bién de­be­rían es­tar con­si­de­ra­dos en ese pro­yec­to”, ma­ni­fies­ta Acu­ña.

Des­de Se­na­me se­ña­lan que se han ini­cia­do las con­ver­sa­cio­nes con el Mi­ne­duc pa­ra ver de qué ma­ne­ra se po­drían in­te­grar es­tos jó­ve­nes a la re­for­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.