“Me en­can­ta­ría di­ri­gir en un tor­neo in­ter­na­cio­nal”

En­tre­na­dor de Unión La Ca­le­ra El ex ata­can­te se re­ti­ró en el cua­dro ce­men­te­ro pa­ra ser en­tre­na­dor de sus ex com­pa­ñe­ros. El téc­ni­co quie­re evi­tar el des­cen­so, pe­ro gra­cias a la ta­bla acu­mu­la­da po­dría di­ri­gir en la Co­pa Su­da­me­ri­ca­na.

La Tercera - - DEPORTES - Mar­tín Vás­quez Alar­cón

su­man cua­tro en­fren­ta­mien­tos en el nor­te con tres vic­to­rias ce­les­tes y un em­pa­te.

Iqui­que vs. U. La Ca­le­ra

5

4

1 Ariel Pe­rey­ra, ar­gen­tino na­cio­na­li­za­do chi­leno, se re­ti­ró a los 40 años en Unión La Ca­le­ra pa­ra asu­mir como téc­ni­co de los ce­men­te­ros. Aun­que no que­ría de­jar de ju­gar, el Fan­tas­mi­ta pa­re­ce ha­ber acer­ta­do ple­na­men­te su apues­ta: hoy tie­ne a los ce­men­te­ros como lí­de­res del Clau­su­ra. Fue ex­tra­ño, pues op­tó por di­ri­gir un club don­de con­ser­va­ba ami­gos y ex com­pa­ñe­ros, cir­cuns­tan­cia es­pe­cial pa­ra quien se ini­cia en ofi­cio téc­ni­co, só­lo con Héctor Ta­pia, ac­tual­men­te, en si­mi­la­res cir­cuns­tan­cias. ¿Có­mo fue la ex­pe­rien­cia de pa­sar de ser ju­ga­dor a téc­ni­co en La Ca­le­ra en tan cor­to tiem­po? Es­to co­men­zó por­que vol­ví a ju­gar a La Ca­le­ra con 40 años, gra­cias a la opor­tu­ni­dad que me dio Ós­car Cra­viot­to. Lue­go de seis me­ses, él me di­jo “pon­te el bu­zo lar­go y que­da­te al la­do mío”. El tí­tu­lo lo ha­bía sa­ca­do el 2011, pe­ro la ver­dad es que no que­ría co­men­zar a ser en­tre­na­dor, por­que que­ría se­guir ju­gan­do. ¿Tu­vo mu­chos pro­ble­mas al cam­biar la can­cha por el ban­co? Se pien­sa que es fá­cil es­tar dan­do “Nues­tro equi­po es­ta­ba úl­ti­mo y la con­vic­ción de los mu­cha­chos nos ha da­do como pre­mio es­tar pun­te­ros”. ór­de­nes des­de el ban­co, pe­ro es muy di­fí­cil, por­que te­nía ex com­pa­ñe­ros y ami­gos como di­ri­gi­dos. Por lo que fue una ex­pe­rien­cia muy dis­tin­ta a la que uno ima­gi­na, pe­ro a la vez muy lin­da, por­que si­go li­ga­do al fút­bol. ¿Có­mo lle­va su re­la­ción con los ex com­pa­ñe­ros y ami­gos? El men­sa­je fue de­cir­les que yo no iba a cam­biar, pe­ro aho­ra como su je­fe ne­ce­si­ta­ba el ma­yor de los res­pe­tos. Les pe­dí su ayu­da y to­dos los mu­cha­chos han cum­pli­do. La ver­dad es que han si­do muy pro­fe­sio­na­les, han sa­bi­do re­cep­cio­nar mi men­sa­je y to­do pa­sa por la ac­ti­tud de ellos. Us­ted ex como go­lea­dor ¿Có­mo tras­pa­sa su ex­pe­rien­cia a l os delanteros? Soy muy exi­gen­te con ellos y siem­pre es­toy trans­mi­tién­do­les mi ex­pe­rien­cia, tra­tan­do de que no los de­ses­pe­re el gol, que to­do vie­ne como pre­mio al es­fuer­zo que ellos ha­gan en la can­cha. Y me po­ne con­ten­to que re­cep­cio­nen el men­sa­je que les da­mos como cuer­po téc­ni­co. ¿En quién se ins­pi­ra pa­ra di­ri­gir? En na­die en es­pe­cial, pe­ro fui sa­can­do al­go de las ex­pe­rien­cias vi- vi­das con ca­da téc­ni­co que me di­ri­gió. Re­cuer­do el ma­ne­jo de gru­po de Jor­ge Socías en Cu­ri­có, el tra­ba­jo exi­gen­te de Pablo Abraham en Ever­ton y de Jo­sé Su­lan­tay, en su for­ma de ju­gar mano a mano en to­da la can­cha. ¿Có­mo asu­me la res­pon­sa­bi­li­dad de ser lí­der del tor­neo? La ver­dad es que la idea es no vol­ver­nos lo­cos, por­que nues­tro primer y úni­co ob­je­ti­vo es no des­cen­der. Te­ne­mos bien en men­te que hay que ha­cer un es­fuer­zo muy gran­de pa­ra no caer a Pri­me­ra B. Nues­tro equi­po es­ta­ba úl­ti­mo y es­ta con­vic­ción de los mu­cha­chos, de que­rer sa­lir del fon­do, nos ha da­do como pre­mio es­tar pun­te­ros. ¿Sa­lien­do del des­cen­so, pelearía el cam­peo­na­to? Se­ría al­go ines­pe­ra­do, pe­ro to­do pa­sa por el con­ven­ci­mien­to de los ju­ga­do­res. Siem­pre he­mos pen­sa­do que el par­ti­do que vie­ne es el más im­por­tan­te. To­dos nos mi­ran de otra ma­ne­ra, por­que so­mos pun­te­ros, así como lo fue Uni­ver­si­dad de Con­cep­ción has­ta la fe­cha pa­sa­da; nos van a que­rer ba­jar y de­be­mos de­mos­trar que que­re­mos es­ca­par del des­cen­so. Só­lo des­pués de eso pen­sa­mos en no de­jar la pun­ta. Tie­ne la chan­ce de ir a la Co­pa Su­da­me­ri­ca­na por la ta­bla acu­mu­la­da. ¿ S e v e d i r i g i e n d o a Unión La Ca­le­ra in­ter­na­cio­nal­men­te? Uno sue­ña con eso y se­ría muy ton­to de­cir que me lle­na el só­lo he­cho de sal­var­nos del des­cen­so. La ver­dad es que me en­can­ta­ría di­ri­gir en un tor­neo in­ter­na­cio­nal. Es­tu­ve vien­do a Pa­les­tino y uno se ilu­sio­na, pe­ro to­do lo que ven­ga se­rá pre­mio a la ac­ti­tud y al tra­ba­jo día­rio de los mu­cha­chos por man­te­ner la ca­te­go­ría. ¿Có­mo ve el par­ti­do de hoy fren­te a Iqui­que? El par­ti­do se­rá muy di­fí­cil, es una fi­nal pa­ra no­so­tros, por­que Iqui­que es­tá a tres pun­tos en el Coe­fi­cien­te de Ren­di­mien­to, pe­ro los mu­cha­chos es­tán con­ven­ci­dos de que es­te par­ti­do es muy im­por­tan­te pa­ra sa­lir del fon­do de esa ta­bla. De pa­so los al­can­za­ría­mos y los me­te­ría­mos en la pe­lea del Coe­fi­cien­te. Pe­ro con res­pe­to a su equi­po, por sus ju­ga­do­res que es­tán en buen ni­vel y la ex­pe­rien­cia de su cuer­po téc­ni­co. Sa­be­mos lo que son en el Tie­rra de Cam­peo­nes.

FO­TO: AGENCIAUNO

Pe­rey­ra mi­ran­do el jue­go de sus di­ri­gi­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.