“No veo por aho­ra un te­cho en mi ca­rre­ra”

Can­tan­te: El po­pu­lar ba­cha­te­ro ha­bla con La Ter­ce­ra de su re­gre­so es­te jue­ves 26 al Fes­ti­val de Vi­ña. El ar­tis­ta se perfila por le­jos como el nú­me­ro más po­pu­lar e in­ten­so del cer­ta­men.

La Tercera - - SOCIEDAD VIÑA 2015 - An­drés del Real

Si has­ta ha­ce al­gún tiem­po se le co­no­cía en el me­dio como el “Rey de la ba­cha­ta”, aho­ra Romeo Santos ha­ce ga­la de un nue­vo apo­do, sin ne­ce­si­dad de ape­lli­dos. El can­tan­te de 33 años hoy es sim­ple­men­te “el Rey”, tí­tu­lo que se pue­de apre­ciar en las gi­gan­to­gra­fías que pro­mo­cio­nan su de­but en el Es­ta­dio Na­cio­nal -el pró­xi­mo 27 de fe­bre­ro- y que él mis­mo se en­car­ga de re­for­zar en es­ta en­tre­vis­ta, a só­lo días de su re­en­cuen­tro con el pú­bli­co de la Quin­ta Ver­ga­ra.

“Es­toy muy emo­cio­na­do y con mu­chas ga­nas de vol­ver. Siem­pre me lle­vo los me­jo­res re­cuer­dos del Fes­ti­val de Vi­ña, es uno de los mo­men­tos don­de la pa­sa­mos muy bien jun­tos, mi fa­na­ti­ca­da y yo”, ase­gu­ra el in­tér­pre­te de Pro­pues­ta in­de­cen­te, que es­te jue­ves 26 se pre­sen­ta­rá por ter­ce­ra vez en el cer­ta­men vi­ña­ma­rino.

Sus an­te­ce­den­tes en el even­to son con­tun­den­tes. En 2011, al man­do del gru­po Aven­tu­ra, el neo­yor­quino de ori­gen do­mi­ni­cano se lle­vó to­dos los pre­mios y con­vir­tió a la Quin­ta Ver­ga­ra en un her­vi­de­ro, lo que se re­pi­tió en su de­but en so­li­ta­rio, dos años des­pués, con un show que ade­más del ka­rao­ke ma­si­vo in­clu­yó la par­ti- ci­pa­ción de gen­te del pú­bli­co en el es­ce­na­rio, que subió a can­tar sus éxi­tos a cam­bio de di­ne­ro en efec­ti­vo.

Aho­ra, el can­tau­tor re­tor­na con las can­cio­nes de su exi­to­so ál­bum Fór­mu­la Vol. 2 (2014) -que lle­gó al dis­co de pla­tino en Chile- y con un ni­vel de es­tre­lla­to que ya lo can­di­da­tea como el más po­pu­lar del Fes­ti­val de es­te año. Sin ir más le­jos, las en­tra­das pa­ra el día de su pre­sen­ta­ción en Vi­ña se ago­ta­ron en só­lo 48 ho­ras.

“He­mos cre­ci­do como per­so­na y como ar­tis­ta. Y lo im­por­tan­te es que mis fans y mi gen­te tam­bién han evo­lu­cio­na­do jun­to a mí “, ase­gu­ra el ba­cha­te­ro, que ade­lan­ta que en cin­co me­ses en­tra­rá al es­tu­dio a gra­bar su ter­cer ál­bum so­lis­ta.

Por de pron­to, el mú­si­co ce­le­bra los seis ga­lar­do­nes que ob­tu­vo el jue­ves en los pre­mios Lo Nues­tro, de los más im­por­tan­tes de la in­dus­tria la­ti­na, y que se su­man a su ré­cord de no­mi­na­cio­nes a los pró­xi­mos La­tin Bill­board 2015. Con to­dos es­tos re­co­no­ci­mien­tos, ¿a qué as­pi­ra aho­ra en lo ar­tís­ti­co? No hay un te­cho en mi ca­rre­ra, no­so­tros se­gui­mos crean­do y ha­cien­do co­sas, no veo por aho­ra có­mo lle­ga­ré a tal es­ca­lón. Así que lis­to, hay que se­guir sin li­mi­ta­cio­nes. Como pa­ra mí ha­cer mú­si­ca y com­po­ner es al­go tan or­gá­ni­co, pue­do vi­vir ha­cién­do­lo siem­pre , es par­te de mí, vi­ve con­mi­go. Y si con eso si­gue lle­gan­do el éxi­to, pues ben­de­ci­do. ¿Cree que el gé­ne­ro de la ba­cha­ta tie­ne lar­ga vida ha­cia el fu­tu­ro? ¿Se sien­te res­pon­sa­ble de man­te­ner el gé­ne­ro en la ci­ma? La ba­cha­ta lle­gó pa­ra que­dar­se, es un gé­ne­ro que ha tras­pa­sa­do fron­te­ras. Creo que he pues­to mi gra­ni­to de are­na en eso y lo se­gui­ré ha­cien­do, por­que quie­ro que la ba­cha­ta sea uni­ver­sal. Aquí se re­cuer­da mu­cho su in­ter­ac­ción con el pú­bli­co y el he­cho de su­bir a sus fa­ná­ti­cos al es­ce­na­rio. ¿Pre­ten­de re­pe­tir esa ex­pe­rien­cia en est os nuevos shows en Vi­ña y San­tia­go? ¡Cla­ro! Pa­ra qué cam­biar­lo si lo dis­fru­ta­mos mu­chí­si­mo. Sé que mi fa­na­ti­ca­da es­pe­ra ese mo­men­to, ya es un clá­si­co.

El Rey en sus do­mi­nios

Santos ate­rri­za­rá en Vi­ña del Mar es­te miér­co­les 25 jun­to a un staff de cer­ca de 55 per­so­nas, quie­nes se en­car­ga­rán de adap­tar su pues­ta en es­ce­na al es­ce­na­rio de la Quin­ta Ver­ga­ra pa­ra la no­che si­guien­te. Un día des­pués, el can­tan­te ha­rá su de­but en el Es­ta­dio Na­cio­nal, en la que se­rá su ac­tua­ción más ma­si­va a la fe­cha en tie­rras chi­le­nas. Se­gún la pro­duc­to­ra a car­go de su vi­si­ta, se es­pe­ran apro­xi­ma­da­men­te 45 mil per­so­nas ese día en el re­cin­to de Ñu­ñoa, y aún que­dan en­tra­das dis­po­ni­bles en al­gu­nas lo­ca­li­da­des del es­ta­dio.

El lu­gar es­co­gi­do pa­ra la sex­ta pre­sen­ta­ción del ba­cha­te­ro neo­yor­quino en San­tia­go -lue­go de cin­co shows en el Mo­vis­tar Are­na- na­ció en par­te de una ne­ce­si­dad de agen­da. Se­gún los or­ga­ni­za­do­res, se pen­só en un prin­ci­pio en re­pe­tir la ex­pe­rien­cia en el re­cin­to del Par­que O’Hig­gins con dos o tres shows al hi­lo, pe­ro la vi­si­ta de Santos a Ar­gen­ti­na, pac­ta­da pa­ra el pró­xi­mo fin de se­ma­na en el es­ta­dio Mo­nu­men­tal de Ri­ver Pla­te, hi­cie­ron des­car­tar esa idea.

Con to­do, su ac­tua­ción en el Na­cio­nal con­ta­rá con un de­ta­lle es­pe­cial e iné­di­to en la ac­tual gi­ra del mú­si­co, ya que la pro­duc­ción ins­ta­la­rá un se­gun­do es­ce­na­rio en el co­lo­so ñu­ñoíno. Una pla­ta­for­ma de más de sie­te me­tros cua­dra­dos que se ubi­ca­rá a 3 me­tros de al­tu­ra en el cen­tro del es­ta­dio, y que per­mi­ti­rá al “Rey” es­tar más cer­ca de sus fa­ná­ti­cos.

“Pa­ra mí es muy im­por­tan­te la in­ter­ac­ción con mi pú­bli­co”, acla­ra el ex Aven­tu­ra. “Mis con­cier­tos no son pa­ra es­tar sen­ta­do, sino pa­ra bai­lar, pa­ra acu­rru­car­se con su pa­re­ja. To­do es per­mi­ti­do pe­ro res­pon­sa­ble­men­te”, ad­vier­te rien­do. ¿Ac­tuar en el Es­ta­dio Na­cio­nal mar­ca un hi­to im­por­tan­te en su re­la­ción con los chi­le­nos? Es­toy muy sa­tis­fe­cho y agra­de­ci­do “Es­toy muy agra­de­ci­do de Chile y de to­da su gen­te. Lle­gar a pre­sen­tar­nos allí es real­men­te un sue­ño he­cho reali­dad”. “A ve­ces can­to al­gu­na can­ción que tal vez no es­tá en el re­per­to­rio. Pe­ro me la pi­den y el Rey es­tá pa­ra com­pla­cer a su pú­bli­co”. con Chile y to­da su gen­te. Re­cién ve­ni­mos de ha­cer el Fo­ro Sol de Mé­xi­co, y el he­cho de aho­ra lle­gar a pre­sen­tar­nos en otra gran are­na como es el Es­ta­dio Na­cio­nal es real­men­te un sue­ño he­cho reali­dad. ¿Se­rá muy dis­tin­to lo que mos­tra­rá esa no­che en el es­ta­dio en com­pa­ra­ción a lo que se ve­rá un día an­tes en Vi­ña? To­dos mis con­cier­tos son dis­tin­tos por­que mi fa­na­ti­ca­da es la que me ayu­da a lle­var el show. A ve­ces can­to al­gu­na can­ción es­pe­cial que tal vez no es­tá en el re­per­to­rio, pe­ro me la pi­den y, por su­pues­to, el Rey es­tá pa­ra com­pla­cer a su pú­bli­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.