Des­de 2008, un pro­me­dio de tres ar­tis­tas de la is­la ha ac­tua­do en la Quin­ta Ver­ga­ra.

La ver­sión 2015 que pu­do ser, dis­ta mu­cho de la que ten­dre­mos. A cam­bio, un pa­go digno de una pul­pe­ría: por enési­ma vez la gas­ta­da fi­cha de Ar­jo­na, Vi­cen­ti­co, Az­nar.

La Tercera - - SOCIEDAD VIÑA 2015 -

da­ron los nom­bres de Mi­chael Bu­blé, Ma­roon 5, Katy Perry y Rick Astley. A cam­bio, un pa­go digno de una pul­pe­ría: por enési­ma vez la gas­ta­da fi­cha con el ros­tro de Ri­car­do Ar­jo­na, Vi­cen­ti­co y Pe­dro Az­nar que de­bie­ran arren­dar de­par­ta­men­to a es­te la­do de la cor­di­lle­ra, y un ve­ne­ra­ble Cat Ste­vens, que ha­ce me­nos de año y me­dio to­có dos no­ches en San­tia­go.

Y mien­tras en el mun­do del pop el lá­ti­go lo chas­quean las mu­je­res, y Ana Ti­joux se pa­sea­ba no- pliar­se a los gran­des nom­bres del gé­ne­ro ur­bano, como Don Omar y Wisin & Yan­del.

“Pa­ra mí si­gue sien­do un mis­te­rio có­mo lo ha­cen”, di­ce so­bre la inago­ta­ble ca­ma­da de ar­tis­tas bo­ri­cuas Al­fre­do Alon­so, res­pon­sa­ble de la vi­si­ta de Yan­del. Se­gún el di­rec­tor de la pro­duc­to­ra Bi­za­rro, el fe­nó­meno ca­ri­be­ño no tie­ne fe­cha de ven­ci­mien­to, y por el con­tra­rio, “es­tá evo­lu­cio­nan­do, ya que los ar­tis­tas pop se es­tán fu­sio­nan­do con lo ur­bano. Ar­tis­tas como Wisin y el pro­pio Yan­del aho­ra se aso­cian a fi­gu­ras pop, y han ido in­te­li­gen­te­men­te sa­lien­do del reg­gae­ton”.

Clau­dio Me­di­na, pro­mo­tor en la re­gión de Cul­tu­ra Pro­fé­ti­ca, sub­ra­ya la ca­pa­ci­dad de los bo­ri­cuas pa­ra ex­por­tar, en el úl­ti­mo tiem­po, pro­yec­tos con un dis­cur­so so­cial, como Ca­lle 13: “Aho­ra hay una ma­yor bús­que­da de con­te­ni­do de par­te del pú­bli­co, y los puer­to­rri­que­ños tam­bién tie­nen de eso”. Fi­nal­men­te, el pro­pio Fon­si ayer re­cal­có el la­zo en su con­fe­ren­cia: “Siem­pre nos dan la opor­tu­ni­dad a la gen­te de la is­la, no so­lo en Vi­ña, sino que en Chile tam­bién hay un pú­bli­co que nos re­ci­be con mu­cho ca­ri­ño. mi­na­da por la al­fom­bra ro­ja de los Grammy ha­ce un par de se­ma­nas, el Fes­ti­val de Vi­ña si­gue des­de­ñan­do el fe­nó­meno glo­bal. Ape­nas fi­gu­ra Ni­co­le, a es­tas al­tu­ras una ve­te­ra­na del gé­ne­ro de re­so­nan­cia lo­cal, ba­jo ese for­ma­to de show de cor­te­sía por su con­di­ción de ju­ra­do.

Cuan­do es­ta no­che el ra­ting pro­cla­me al ga­na­dor de la jor­na­da, el fes­ti­val o un nue­vo epi­so­dio de Fat­ma­gul, sa­bre­mos si la fies­ta mu­si­cal más gran­de de Chile vi­ve un atar­de­cer o, al me­nos, un ci­clo me­nor y re­sig­na­do a un ni­cho mar­ca­da­men­te adul­to de gus­tos sen­ci­llos. Sus or­ga­ni­za­do­res pue­den ar­gu­men­tar que el pú­bli­co po­pu­lar de la ciu­dad si­gue fiel al con­vi­te, las en­tra­das es­tán prác­ti­ca­men­te ago­ta­das. La fies­ta con­ti­núa, cla­ro, con una car­ta ge­ne­ro­sa en pla­tos re­ca­len­ta­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.