El nue­vo big bang de la má­qui­na de Dios

La Tercera - - SOCIEDAD -

El 4 de ju­lio de 2012, el Gran Co­li­sio­na­dor de Ha­dro­nes (LHC) de la Or­ga­ni­za­ción Eu­ro­pea pa­ra la Investigación Nuc l e a r (Cern), com­pro­bó la exis­ten­cia de la “par­tí­cu­la de Dios”, el po­pu­lar bo­són de Higgs, que le da uni­dad o ma­sa a to­do lo que exis­te en el Uni­ver­so, y que des­de 1964 era só­lo par­te de una teo­ría fí­si­ca ela­bo­ra­da por Pe­ter Higgs y otros in­ves­ti­ga­do­res.

Tras el ha­llaz­go, el co­li­sio­na­dor en­tró en re­ce­so por dos años, con el fin de re­pa­rar­lo y rea­li­zar­le me­jo­ras pa­ra que pue­da fun­cio­nar ca­si al lí­mi­te de su po­ten­cia (ver in­fo­gra­fía). “El LHC tie­ne una e n e r g í a má­xi ma d e di­se­ño de 14 TeV (te­rae­lec­tron­vol­tios). Es­te año fun­cio­na­rá a 13 TeV”, di­cen des­de el Cern a La Ter­ce­ra. Es­ta má­qui­na al­can­zó su ré­cord de po­ten­cia en 2012, con 8 TeV.

Los tra­ba­jos ya es­tán lis­tos y se es­pe­ra que vuel­va a re­crear las con­di­cio­nes pos­te­rio­res al big bang en mar­zo. Es­to es po­si­ble gra­cias a su ani­llo de 27 ki­ló­me­tros de ex­ten­sión, que per­mi­te el cho­que de pro­to­nes prác­ti­ca­men­te a la ve­lo­ci­dad de la luz. Los re­sul­ta­dos de las co­li­sio­nes se ob­ser­van en al­gu­nos de sus po­ten­tes de­tec­to­res, c o mo ATLAS y CMS, en los que apa­re-

FO­TO: AFP.

El Glo­bo de la Ciencia y la In­no­va­ción em­ble­ma del Cern en Ginebra, Sui­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.