DA­TOS 2016

La Tercera - - TEMAS DE HOY -

Al­gu­nos la odian. Otros la aman y año­ran. Pe­ro, le­jos de las po­lé­mi­cas y pa­sio­nes que de­sa­ta, ya sea por­que, se­gún al­gu­nos, afec­ta­rá la li­ber­tad de los pa­dres de ele­gir los co­le­gios o por­que la con­si­de­ran una ame­na­za pa­ra la en­se­ñan­za par­ti­cu­lar sub­ven­cio­na­da-, la re­for­ma edu­ca­cio­nal abri­rá opor­tu­ni­da­des em­pre­sa­ria­les.

Esa es, al me­nos, la opi­nión que tie­nen di­ver­sos agen­tes que par­ti­ci­pan del mer­ca­do de los pro­duc­tos pa­ra es­co­la­res. Pe­ro, ¿có­mo la re­for­ma se­rá po­si­ti­va pa­ra los ne­go­cios? Por un la­do, una de las apues­tas del go­bierno de Mi­che­lle Ba­che­let es el for­ta­le­ci­mien­to de la for­ma­ción prees­co­lar. Ejem­plo de ello es la li­ci­ta­ción de con­sul­to­rías pa­ra la cons­truc­ción y la edi­fi­ca­ción mis­ma de 4.000 sa­las cu­na, por US$ 2.000 mi­llo­nes, a le­van­tar­se en el ac­tual pe­río­do pre­si­den­cial.

“Hay una gran opor­tu­ni­dad en la en­se­ñan­za prees­co­lar”, di­ce An­drés Ayl­win Schlack, mar­ke­ting ma­na­ger de To­rre. Agre­ga que, pa­ra ese ni­cho, es­te año ya in­tro­du­je­ron en su car­te­ra de pro­duc­tos dos nuevos tex­tos de pa­la­bras pa­ra los ni­ve­les de pre kin­der y kin­der. Di­cho ma­te­rial, i ndi­ca, apun­ta al desa­rro­llo de des­tre­zas de los ni­ños de “ma­ne­ra lú­di­ca y en­tre­te­ni­da”.

Si la re­for­ma a la for­ma­ción de ni­ños y jó­ve­nes se cen­tra en lo cua­li­ta­ti­vo, es­to pue­de te­ner un im­pac­to po­si­ti­vo en la in­dus­tria, coin­ci­de Juan Pablo Hur­ta­do, ge­ren­te ge­ne­ral de Faber-Castell en Chile. “Eso se po­dría tra­du­cir tam­bién en ma­te­ria­les de bue­na ca­li­dad, que pro­pi­cien una me­jor en­se­ñan­za y desa­rro­llo crea­ti­vo, por ejem­plo”.

Mien­tras que los efec­tos de la re­for­ma en el pre­su­pues­to fa­mi­liar, po­dría in­fluir en una ma­yor ca­pa­ci­dad de gas­to por par­te de las fa­mi­lias, plantea Ale­jan­dro Ca­rras­co, ge­ren­te de ope­ra­cio­nes de Di­meiggs. “Es lo que se es­pe­ra. Ma­yor dis­po­ni­bi­li­dad de re­cur­sos li­bre pa­ra la fa­mi­lia, los que no se va a des­ti­nar a sol­ven­tar la educación, que se des­ti­nen pa­ra me­jor ca­li­dad de pro­duc­tos es­co­la­res”, ex­pli­ca.

En tér­mi­nos ideo­ló­gi­cos, un ciu­da­dano co­mún pue­de es­tar de acuer­do, o no, con el cam­bio al sis­te­ma edu­ca­cio­nal u otras mo­di­fi­ca­cio­nes le­gis­la­ti­vas, como la re­for­ma tri­bu­ta­ria. No obs­tan­te, lo cier­to y trans­ver­sal a to­das las fa­mi­lias es que esas ini­cia- ti­vas aña­den una do­sis de in­cer­ti­dum­bre, como cual­quier otro cam­bio de es­ta en­ver­ga­du­ra.

En lo des­cri­to hay una opor­tu­ni­dad, ma­ni­fies­ta Vin­cent Pa­ra­chi­ni, ge­ren­te ge­ne­ral de BIC Chile. “Sa­be­mos que en épo­ca de in­cer­ti­dum­bre o, de­re­cha­men­te, de es­tre­chez eco­nó­mi­ca, los con­su­mi­do­res tien­den a bus­car ar­tícu­los más con­ve­nien­tes en pre­cio, du­ra­bi­li­dad y ca­li­dad. En otras pa­la­bras, sur­ge ca­si en for­ma es­pon­tá­nea la com­pra in­te­li­gen­te”, ase­gu­ra. Y com­ple­men­ta: “En es­te con­tex­to, no­so­tros sa­li­mos muy fa­vo­re­ci­dos, ya que nues­tros pro­duc­tos se ajus­tan a es­te con­cep­to”.

En to­do ca­so, la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de San­tia­go (CCS) po­ne una no­ta de cau­te­la. Al me­nos pa­ra las ven­tas de es­te año. “Las dis­po­si­cio­nes de la re­for­ma que tie­nen que ver con gra­tui­dad en­tran en vi­gen­cia en 2016, por lo tan­to es­te año no va a re­pre­sen­tar ma­yo­res in­gre­sos dis­po­ni­bles”, sos­tie­ne Geor­ge Le­ver, eco­no­mis­ta je­fe del gre­mio. es el año en que en­tra­rán en vi­gen­cia las dis­po­si­cio­nes de gra­tui­dad de la re­for­ma edu­ca­cio­nal. mi­llo­nes de dó­la­res cos­ta­rá la cons­truc­ción de 4.000 sa­las cu­nas en el ac­tual pe­rio­do de go­bierno.

FO­TO: MI­NE­DUC.

Ni­co­lás Ey­za­gui­rre, mi­nis­tro de Educación, su­per­vi­sa el pro­ce­so de dis­tri­bu­ción de tex­tos es­co­la­res pa­ra 2015.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.