Ciu­da­des a las que les “cam­bió el ros­tro” la in­no­va­ción

La in­no­va­ción no tie­ne lí­mi­tes y su apli­ca­ción pue­de con­ver­tir al­go co­mún, en ex­tra­or­di­na­rio. Par­te de es­te pro­ce­so es lo que vi­ven al­gu­nas lo­ca­li­da­des del país que, a pun­ta de in­ge­nio, han ele­va­do las vi­si­tas tu­rís­ti­cas.

La Tercera - - NEGOCIOS - Por Cons­tan­za Ro­mo

Qué tie­nen en co­mún Cum­peo, Pi­chi­le­mu, Puer t o Va­ras y Puer­to Na­ta­les? To­das es­tas lo­ca­li­da­des fue­ron ca­pa­ces de rein­ven­tar­se pa­ra cam­biar su ros­tro a tra­vés de la in­no­va­ción. Apli­can­do tec­no­lo­gía o sim­ples ideas lo­gra­ron con­ver­tir­se en des­ti­nos tu­rís­ti­cos ape­te­ci­dos.

Cum­peo es una lo­ca­li­dad ubi­ca­da en la Re­gión del Mau­le que no su­pera los cua­tro mil ha­bi­tan­tes, y apos­tó por con­ver­tir­se en el primer pue­blo te­má­ti­co del país, de­trás de la fi­gu­ra del em­ble­má­ti­co Con­do­ri­to.

Ha­ce más de dos años se ini­ció el Pro­gra­ma de Em­pren­di­mien­tos Lo­ca­les, que ayu­dó a los mi­cro­em­pre­sa­rios del lu­gar a plas­mar la idea. A tra­vés de fon­dos con­cur­sa­bles re­ci­bie­ron apor­tes eco­nó­mi­cos y ca­pa­ci­ta­ción en ges­tión em­pre­sa­rial, cur­sos de co­ci­na y ta­lle­res pa­ra ofre­cer un me­jor ser­vi­cio.

Cam­bia­ron las fa­cha­das de sus lo­ca­les co­mer­cia­les y así sur­gió la pe­lu­que­ría Ya­yi­ta Es­ti­lo; el res­tau­ran­te El Po­llo Far­san­te; el bar El Tu­fo, y pro­duc­tos como el vino Tres Ti­ri­to­nes y la cer­ve­za To­me Pin y Ha­ga Pun.

El al­cal­de de Río Cla­ro, Clau­dio Gua­jar­do, ase­gu­ra que los ne­go­cios han cua­dru­pli­ca­do las ven­tas y au­men­tó el tu­ris­mo y las fuen­tes la­bo­ra­les, he­cho que ha lo­gra­do re­vi­ta­li­zar a la co- mu­na. “Las in­ver­sio­nes han si­do bas­tan­te po­si­ti­vas. En ge­ne­ral a los ne­go­cios que es­tán te­ma­ti­za­dos les ha ido bas­tan­te bien, aun­que al prin­ci­pio nos cos­tó ha­cer que los mi­cro em­pre­sa­rios co­men­za­ran en es­te cam­bio”, co­men­ta.

La te­ma­ti­za­ción del pue­blo no fue una ta­rea fá­cil. Tu­vie­ron que re­cu­rrir a los due­ños de los de­re­chos de Con­do­ri­to pa­ra pe­dir la au­to­ri­za­ción co­rres­pon­dien­te. Ri­car­do Ami­na­ti, pro­fe­sor de la UNIACC les hi­zo el ne­xo con Ser­gio Mu­ji­ca, pro­pie­ta­rio real de los de­re­chos, se­gún el edil y tam­bién ha­bla­ron con agen­tes de Te­le­vi­sa, ya que ellos arrien­dan una par­te de esos de­re­chos pa­ra la re­vis­ta.

Ul­ti­ma­men­te ve­ni­mos es­cu­chan­do de ma­ne­ra re­cu­rren­te, y ca­si fas­ti­dio­sa, múl­ti­ples lla­ma­dos a la ne­ce­si­dad de in­no­var. Es­cu­cha­mos la pa­la­bra “in­no­va­ción” como si fue­se al­go sa­gra­do que de­be­mos rea­li­zar a dia­rio.

Las tres pre­gun­tas que sue­lo ha­cer­me cuan­do pre­sien­to que la pa­la­bra es­tá sien­do usa­da por sim­ple mo­da son: ¿por qué de­be­ría­mos in­no­var?, ¿a quién le fa­vo­re­ce que in­no­ve­mos? y ¿qué de­be­mos cui­dar de nues­tra iden-

Puer­to Va­ras sus­ten­ta­ble

Nuevos in­tere­ses lo­ca­les en el ám­bi­to del tu­ris­mo, su­ma­do al sur­gi­mien­to de al­ter­na­ti­vas gas­tro­nó­mi­cas y la apa­ri­ción de va­rios ho­te­les con tec­no­lo­gías sus­ten­ta­bles, le han cam­bia­do el ros­tro a Puer­to Va­ras.

Los mu­ni­ci­pios del La­go Llan­quihue se la ju­ga­ron por la sus­ten­ta­bi­li­dad como eje de desa­rro­llo. Des­de fi­nes de 2011, y de la mano de una ini­cia­ti­va pú­bli­co-pri­va­da, se ha bus­ca­do trans­for­mar­lo en uno de los pri­me­ros des­ti­nos tu­rís­ti­cos sus­ten­ta­bles del país.

Clau­dia Díaz, di­rec­to­ra de Ser­na­tur de Los La­gos (PT), di­ce que “la re­gión po­see la ma­yor can­ti­dad de es­ta­ble­ci­mien­tos tu­rís­ti- ti­dad en el pro­ce­so de in­no­var?

Mi pri­me­ra pre­gun­ta siem­pre bus­ca ha­cer un do­ble clic en el pro­pó­si­to, la se­gun­da en el va­lor y la ter­ce­ra en el no­so­tros. Es jus­ta­men­te la ter­ce­ra en la cual me quie­ro cen­trar: en el no­so­tros, en aque­llo que nos de­fi­ne en nues­tra iden­ti­dad y en nues­tro et­hos cul­tu­ral.

Pa­ra in­no­var en aquel “no­so­tros” de­be­mos po­der dis­tin­guir en­tre tres as­pec­tos bá­si­cos: qué es aque­llo que que­re­mos con­ser­var, ya que no se in­no­va “en to­do”, sino con­si­de­ran­do lo que hay y va­le en el con­tex­to pa­ra el in­no­var; qué es aque­llo que que­re­mos fo­men­tar (dón­de nos va-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.