Puer­to Na­ta­les apues­ta por la so­fis­ti­ca­ción y bus­ca a tu­ris­tas que vi­van las To­rres del Pai­ne y la ciu­dad.

La Tercera - - NEGOCIOS -

cos re­co­no­ci­dos ofi­cial­men­te como sus­ten­ta­bles, de los cua­les nue­ve es­tán en la zo­na del La­go Llan­quihue”.

Puer­to Va­ras ha op­ta­do por ofre­cer un tu­ris­mo que es­té en con­tac­to con la na­tu­ra­le­za, lo que se ha vis­to en el in­cre­men­to de las vi­si­tas que ha te­ni­do el Par­que Na­cio­nal Vi­cen­te Pé­rez Ro­sa­les, lu­gar que fue vi­si­ta­do el 2014 por más de 415 mil per­so­nas.

“Es­ta­mos fo­men­ta­do el po­si­cio­na­mien­to de nues­tra re­gión como un des­tino de in­tere­ses es­pe­cia­les y de na­tu­ra­le­za, es por ello que con­ti­nua­re­mos tra­ba­jan­do pa­ra po­ten­ciar a la na­tu­ra­le­za como el uno de los ma­yo­res atrac­ti­vos tu­rís­ti­cos”, in­di­có la di­rec­to­ra de Ser­na­tur de Los La­gos. mos a ju­gar, por qué y có­mo); y qué es aque­llo que que­re­mos in­ven­tar, a par­tir de y en­rai­za­do en lo an­te­rior.

He­mos te­ni­do el pri­vi­le­gio de apo­yar a ciu­da­des en la cons­truc­ción de su eco­sis­te­ma. A par­tir de nues­tras ex­pe­rien­cias co­lec­ti­vas, he­mos apren­di­do que de­be­mos par­tir va­lo­ran­do aque­llas iden­ti­da­des que es me­nes­ter con­ser­var como un “no­so­tros”: for­ta­le­cer el pro­ce­so de or­gu­llo e iden­ti­dad que ya exis­te, cons­truir a par­tir de quié­nes so­mos, va­lo­rar el tra­ba­jo de cien­tos de per­so­nas y de­ce­nas de ins­ti­tu­cio­nes, y re­des­cu­brir y va­lo­rar aque­llas in­no­va­cio­nes que nos ha­cen y ha­rán

Pi­chi­le­mu

Ubic a d a en la Re­gi ó n de O’Hig­gins, Pi­chi­le­mu re­no­vó to­do el bor­de in­clu­yen­do a Puer­te­ci­llo-Ma­tan­zas. Acos­tum­bra­do al tra­di­cio­nal tu­ris­mo de pla­ya, don­de com­pe­tía con otras zo­nas del país con ma­yo­res ven­ta­jas y atrac­ti­vos, es­te lu­gar su­po apro­ve­char los re­cur­sos de la na­tu­ra­le­za y el desa­rro­llo de pro­duc­tos y ex­pe­rien­cias nue­vas, trans­for­man­do sus pla­yas en pa­raí­sos pa­ra la prác­ti­ca del surf.

Ju­lio Are­nas, di­rec­tor de Ser­na­tur de la re­gión, cuen­ta que Pi­chi­le­mu es un des­tino que ha ido to­man­do fuer­za. “Eso se re­fle­ja en que han au­men­ta­do los ser­vi­cios de alo­ja­mien­to, lo que sig­ni­fi­ca que hay una de­man­da de tu­ris­tas im­por­tan- te­ner la fren­te en al­to.

En se­gun­do lu­gar, pa­ra fo­men­tar es ne­ce­sa­rio po­ner­nos, como tri­bus, me­tas que no cree­mos po­si­bles o in­me­dia­ta­men­te fac­ti­bles, pe­ro que con un eco­sis­te­ma de­ci­di­do a in­no­var se van ha­cien­do per­fec­ta­men­te via­bles, con mi­ras a los ho­ri­zon­tes so­ña­dos.

Es que los com­pro­mi­sos y com­pli­ci­da­des que ge­ne­ra un eco­sis­te­ma en­tre per­so­nas, en­ti­da­des, tri­bus y co­mu­ni­da­des de in­te­rés de­jan ob­so­le­ta la creen­cia sim­ple del in­no­var so­li­ta­rio o del cor­to pla­zo. Se va ge­ne­ran­do cul­tu­ra de in­no­va­ción y em­pren­di­mien­to y se avan­za ha­cia sus­ten­ta­bi­li­dad. tes que fre­cuen­tan el bal­nea­rio”.

Así, se fue desa­rro­llan­do una in­dus­tria pa­ra­le­la de ho­te­le­ría y gas­tro­no­mía con ma­yo­res co­mo­di­da­des y es­tán­da­res, am­plian­do el nú­me­ro de ca­mas pa­ra re­ci­bir a los “ri­ders” de to­do el mun­do. El pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Tu­ris­mo de Pi­chi­le­mu, Ju­lio Iba­rra, ase­gu­ra que hoy la zo­na cuen­ta con “una ca­pa­ci­dad de 4.500 ca­mas en ho­te­le­ría ins­ta­la­da”, y agre­ga que la me­ta pa­ra el 2020 es lle­gar con una ins­ta­la­ción de 15.000 ca­mas.

La in­no­va­ción ha lle­ga­do tam­bién a ar­te­sa­nos, bu­zos, ho­te­le­ros, agen­cias de tu­ris­mo y sec­to­res in­mo­bi­lia­rios que se han desa­rro­lla­do al ale­ro de las olas. “Se es­tá ha­cien­do una fuer­te in­ver­sión. El Es­ta­do en su ran­king mues­tra que Pi­chi­le­mu es

No exis­te me­jor ace­le­ra­dor de eco­sis­te­mas que las tra­mas de con­fian­zas y los pro­pó­si­tos com­par­ti­dos. Y de es­to en Chile sa­be­mos mu­chí­si­mo (aun­que aún fal­te di­fun­dir­lo mu­cho más pa­ra fo­men­tar más tri­bus y eco­sis­te­mas), y ade­más, que es lo que im­por­ta, ya lo es­ta­mos ha­cien­do de ma­ne­ra bri­llan­te. Só­lo por nom­brar al­gu­nos ejem­plos, con­si­de­ren los pro­ce­sos y lo­gros de Ideas en las ini­cia­ti­vas ple­na­men­te ope­ra­ti­vas de Ideas Fac­tory IF, Sis­te­ma B, Fes­ti­val in­ter­na­cio­nal de In­no­va­ción So­cial FIIS, Start-Up Chile, So­cia­Lab, 101 So­lu­cio­nes, An­to­faEm­pren­de, Re­gión Fér­til, Clan la co­mu­na con ma­yor in­ver­sión en el país”, co­men­ta Iba­rra.

Puer­to Na­ta­les

Tras ser nom­bra­da la oc­ta­va ma­ra­vi­lla del mun­do en 2013, To­rres del Pai­ne es un des­tino obli­ga­do cuan­do se vi­si­ta Puer­to Na­ta­les. La zo­na ha ex­pe­ri­men­ta­do un enor­me cre­ci­mien­to en los úl­ti­mos años, mar­ca­do por pe­que­ños y me­dia­nos em­pren­di­mien­tos tu­rís­ti­cos. Hay ho­te­les bou­ti­que, do­mos eco­ló­gi­cos y ho­te­les pa­tri­mo­nia­les in­ser­tos en lo que so­lía ser un ma­ta­de­ro de ovi­nos.

Laura Al­va­rez, di­rec­to­ra de Fuer­za Em­pren­de­do­ra en Magallanes di­ce que ha au­men­ta­do el tu­ris­mo de ca­li­dad, se ha apos­ta­do a seg­men­tos al­tos. “Ya no es el tu­ris­ta Ata­ca­ma, Ata­ca­ma7.

Por úl­ti­mo, te­ne­mos un ter­cer gran desafío: Di­se­ñar el fu­tu­ro que que­re­mos in­ven­tar. Aquí de­be­mos es­cu­char y es­cu­dri­ñar más las ten­den­cias, y no con­for­mar­nos so­lo con los KPI (In­di­ca­do­res Cla­ves de Desem­pe­ño) con los cua­les nos van a me­dir.

Di­se­ñar y cons­truir ciu­da­des ar­mó­ni­cas tie­ne mu­chos ele­men­tos en jue­go y exis­ten di­ver­sas pro­ble­má­ti­cas que no al­can­zo a cu­brir en es­te tex­to. En lo que me ata­ñe (ciu­da­des in­no­va­do­ras), como un buen peón de un ta­ble­ro más gran­de y com­ple­jo, creo esen­cial pre­gun­tar­nos so­bre có­mo de­be­rían ser las ciu­da­des co­mún, si no que va más allá de la be­lle­za es­cé­ni­ca. Es un tu­ris­ta que quie­re vi­vir las ex­pe­rien­cias, un tu­ris­ta con re­la­to in­tere­sa­do en el res­ca­te pa­tri­mo­nial”.

Lo­re­na Ara­ya, di­rec­to­ra de ProChi­le co­men­ta que “to­dos los años na­ce uno o dos em­pren­di­mien­tos. To­dos ellos li­ga­dos a ser­vi­cio de alo­ja­mien­tos y la gas­tro­no­mía”. “Los em­pren­de­do­res jó­ve­nes le han cam­bia­do la ca­ra al tu­ris­mo en los úl­ti­mos años”, agre­ga y des­ta­ca ca­sos como el de la ex­pe­rien­cia me­dia Nat Geo, con caballos sal­va­jes, don­de los tu­ris­tas me­dian­te fo­to­gra­fías le pue­den se­guir la pis­ta al gru­po de ani­ma­les, sa­ben lo que co­men, los si­tios dón­de se di­ri­gen, con­vir­tien­do es­ta ac­ti­vi­dad, en una ex­pe­rien­cia cien­tí­fi­ca. in­no­va­do­ras, don­de el ser hu­mano y las co­mu­ni­da­des no son al­go que ha­ya que “im­pac­tar”.

Las ciu­da­des in­no­va­do­ras se cons­tru­yen so­bre la ba­se de la con­vi­ven­cia que quie­ren te­ner, en la ma­ne­ra en la cual ami­ga­ble­men­te em­pren­de­do­res, in­no­va­do­res, ins­ti­tu­cio­nes de fo­men­to y lo­cos ins­pi­ra­do­res de­ci­den crear pa­ra sus hi­jos.

Allí vuel­ve a ser cen­tral pre­gun­tar­se: ¿por qué de­be­ría­mos in­no­var?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.