Pre­sun­to frau­de en el Ejér­ci­to

La Tercera - - CORREO - Al­ber­to Precht Cla­ra Schulze Schiap­pa­cas­se Daniel Green

Se­ñor di­rec­tor: Los ca­sos de co­rrup­ción pa­re­cen el desa­yuno dia­rio de las úl­ti­mas se­ma­nas. Aho­ra es el sec­tor de la De­fen­sa el que sor­pren­de con un ca­so de pre­sun­to frau­de al Fis­co, por me­dio de fac­tu­ras adul­te­ra­das.

Son va­rios los fac­to­res que apun­tan a una es­truc­tu­ra no del to­do efi­cien­te pa­ra evi­tar ac­tos de co­rrup­ción en De­fen­sa. Pe­ro el más im­por­tan­te es el man­te­ni­mien­to de la Ley Re­ser­va­da del Co­bre, que per­mi­te ha­cer gas­tos se­cre­tos y sin me­ca­nis­mos de ren­di­ción de cuen­tas abier­tos a la ciu­da­da­nía, as­pec­to que se de­be me­jo­rar sin ob­viar las ca­rac­te­rís­ti­cas es­pe­cí­fi­cas del sec­tor.

Son las per­so­nas quie­nes dan vida a las ins­ti­tu­cio­nes. Es una se­ñal for­mi­da­ble la que ha da­do el Ejér­ci­to al anun­ciar la crea­ción de la Di­rec­ción de Con­trol y Fis­ca­li­za­ción, que vie­ne a ser par­te de un sis­te­ma de con­trol in­terno pre­ven­ti­vo. Nos gus­ta­ría ver tan rá­pi­da reac­ción en otros sec­to­res pú­bli­cos y pri­va­dos fren­te a he­chos co­rrup­tos. Es­ta ra­ma de las Fuer­zas Ar­ma­das no ocul­tó ni ac­tuó con de­fen­sas cor­po­ra­ti­vas, sino que en­fren­tó el ca­so y reac­cio­nó den­tro de sus com­pe­ten­cias.

Aun­que es­ta me­di­da es des­ta­ca­ble, pre­ten­der evi­tar la co­mi­sión de ac­tos de co­rrup­ción con la crea­ción de nue­vas ins­ti­tu­cio­nes es te­ner una vi­sión li­mi­ta­da, pues di­cho fla­ge­lo tam­bién re­pre­sen­ta una fa­lla mo­ti­va­cio­nal en los va­lo­res, la éti­ca y la cul­tu­ra co­lec­ti­va. Un di­se­ño ade­cua­do de po­lí­ti­ca pú­bli­ca de­be ser una apues­ta trans­ver­sal y de lar­go pla­zo, y no una res­pues­ta in­tui­ti­va a las fa­llas que cau­sen con­mo­ción. De­be­mos apun­tar a re­for­zar el sis­te­ma e im­pul­sar con fuer­za una cul­tu­ra éti­ca. con pro­fe­sio­na­les pa­ra ello.

Abs­te­nién­do­me de opi­nar so­bre los de­re­chos del no na­ci­do, con­si­de­ro la­men­ta­ble que en la dis­cu­sión se pro­pon­ga un pro­yec­to de ley que con­tem­pla la des­pe­na­li­za­ción del abor­to como vía pa­ra ali­viar el do­lor de es­tos pa­dres, sin an­tes ha­ber in­ten­ta­do si­quie­ra im­ple­men­tar un pro­gra­ma pi­lo­to de acom­pa­ña­mien­to.

¿Es muy iló­gi­co pe­dir que se plan­tee el abor­to te­ra­péu­ti­co só­lo des­pués de rea­li­zar es­tu­dios so­bre el im­pac­to que tie­ne una red de apo­yo mé­di­ca, emo­cio­nal y psi­co­ló­gi­ca ga­ran­ti­za­da? Có­mo fu­tu­ra mé­di­co, mu­jer y per­so­na, creo que el pro­ble­ma no es­tá en la en­fer­me­dad del hi­jo, sino en si los pa­dres se sa­ben acom­pa­ña­dos en su do­lor. y los que no. Gran ver­dad a la luz de lo que es­tá ocu­rrien­do en Chile, don­de pa­re­ce que lo úni­co trans­ver­sal es la co­di­cia y la am­bi­ción de po­der.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.