A cin­co años del 27/F

La Tercera - - CORREO - Lu­cas Pa­la­cios Covarrubias Cris­tián Gold­berg

Se­ñor di­rec­tor: Lla­ma la aten­ción la po­ca im­por­tan­cia que dio el go­bierno a la con­me­mo­ra­ción de los cin­co años del te­rre­mo­to y ma­re­mo­to del 27 de fe­bre­ro de 2010, que co­bró la vida de 550 per­so­nas, afec­tan­do a mi­llo­nes de chi­le­nos. El do­lor que re­cuer­dan las fa­mi­lias de las víc­ti­mas exi­gía la pre­sen­cia de la Pre­si­den­ta en al­gún ac­to sig­ni­fi­ca­ti­vo; pe­ro al pa­re­cer hay otros que se con­si­de­ran más im­por­tan­tes.

¿Por qué es­ta ac­ti­tud dis­tan­te y po­co com­pro­me­ti­da? Lo que ocu­rre es que el 27/F in­co­mo­da a la Pre­si­den­ta y exis­ten va­rias ra­zo­nes pa­ra ello. En primer lu­gar, la re­cons­truc­ción tie­ne la mar­ca del go­bierno del ex Pre­si­den­te Pi­ñe­ra, que sa­có ade­lan­te un país que en­fren­ta­ba la peor des­truc­ción de su his­to­ria, su­mi­do en la in­se­gu­ri­dad y el caos. Ade­más, di­cho go­bierno tra­ba­jó coor­di­na­da­men­te con la so­cie­dad ci­vil: ha­bía uni­dad. Hoy ve­mos un país di­vi­di­do.

En se­gun­do tér­mino, re­cuer­da las de­ci­sio­nes equí­vo­cas y des­coor­di­na­das del go­bierno aquel 27/F, im­pi­dien­do an­ti­ci­par desas­tres ma­yo­res. Los men­sa­jes de tran­qui­li­dad a las zo­nas cos­te­ras pre­vias al ma­re­mo­to y la de­mo­ra de 50 ho­ras pa­ra au­to­ri­zar la mo­vi­li­za­ción de las Fuer­zas Ar­ma­das en los sec­to­res sa­quea­dos, cons­ti­tu­yen dos pe­no­sos ejem­plos de los que só­lo que­da apren­der.

En ter­cer lu­gar, el apor­te del go­bierno a la re­cons­truc­ción ha te­ni­do re­sul­ta­dos de­ma­sia­do po­bres, con­si­de­ran­do la an­gus­tia de fa­mi­lias que to­da­vía es­pe­ran una so­lu­ción. Es­to se re­fle­ja en la en­tre­ga de vi­vien­das: si du­ran­te el go­bierno del ex Pre­si­den­te Pi­ñe­ra se en­tre­ga­ban en pro­me­dio 4.918 al mes, a par­tir de mar­zo de 2014 di­cha ci­fra ba­jó a 1.083.

Los go­bier­nos tie­nen la res­pon­sa­bi­li­dad de tra­ba­jar po­nien­do en primer lu­gar los an­he­los y tris­te­zas de las per­so­nas. En fe­chas tan im­por­tan­tes como la de hoy, se re­quie­re mag­na­ni­mi­dad, re­co­no­ci­mien­to al es­fuer­zo he­cho por otros, com­pren­sión por el que su­fre y pre­sen­cia pa­ra acom­pa­ñar. La Pre­si­den­ta se per­dió una gran opor­tu­ni­dad. Se­ñor di­rec­tor: Hoy se cum­plen cin­co años des­de el día en que gran par­te del país se vino al sue­lo. Ese día tam­bién na­ció Desafío Le­van­te­mos Chile, que gra­cias al im­pul­so de Fe­li­pe Cu­bi­llos y un gru­po de ami­gos sa­lió al en­cuen­tro de los dam­ni­fi­ca­dos a en­tre­gar­les so­lu­cio­nes.

Es­ta ca­tás­tro­fe nos abrió los ojos al te­rre­mo­to so­cial que vi­ven mi­les de com­pa­trio­tas pro­duc­to de la po­bre­za y la fal­ta de opor­tu­ni­da­des, y así co­men­za­mos un tra­ba­jo per­ma­nen­te en cin­co áreas: em­pren­di­mien­to, educación, sa­lud, de­por­tes/cul­tu­ra y emer­gen­cia so­li­da­ria.

Que­re­mos ser una so­lu­ción pri­va­da a pro­ble­mas pú­bli­cos. El Es­ta­do no pue­de ha­cer­se car­go de ca­da reali­dad; cons­truir un país más jus­to es res­pon­sa­bi­li­dad de to­dos. Que­re­mos ser un puen­te en­tre quie­nes ne­ce­si­tan y quie­ren ayu­da y los que quie­ren y pue­den ayu­dar; un puen­te en­tre el sec­tor pú­bli­co y el pri­va­do. Que­re­mos ser una ter­ce­ra vía.

Nues­tro sue­ño es desafiar a 17 mi­llo­nes de chi­le­nos. Si to­dos nos in­vo­lu­cra­mos en un pro­ble­ma so­cial, es­te país se­rá más in­clu­si­vo, más emo­ti­vo y ten­drá me­jo­res re­la­cio­nes. Ayu­dar a una cau­sa, cual­quie­ra sea, per­mi­te a la so­cie­dad ser par­te de la so­lu­ción y no del pro­ble­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.