Un­du­rra­ga or­de­na su­ma­rio por fal­so mail que bus­có vin­cu­lar­lo al ca­so Ca­val

El lu­nes, el ti­tu­lar de Obras Pú­bli­cas pi­dió una investigación en su mi­nis­te­rio por su­plan­ta­ción de su iden­ti­dad en un correo elec­tró­ni­co. En el tex­to, se pre­ten­día ha­cer pa­re­cer que el mi­nis­tro le ofre­cía ayu­da a Na­ta­lia Com­pag­non pa­ra la ges­tión de un n

La Tercera - - POLÍTICA - Ma­ría Ele­na Al­va­rez

A pa­so apre­su­ra­do, con short y po­le­ra man­ga cor­ta, el lu­nes 9 de fe­bre­ro, Ga­briel Alem­par­te, je­fe de ga­bi­ne­te del mi­nis­tro de Obras Pú­bli­cas, Al­ber­to Un­du­rra­ga, cru­zó el pa­tio de Los Ca­ño­nes de La Mo­ne­da pa­ra en­trar al Mi­nis­te­rio del In­te­rior.

El abo­ga­do DC, por or­den de su je­fe, se vino di­rec­to des­de la pla­ya pa­ra ex­hi­bir un correo elec­tró­ni­co.

La preo­cu­pa­ción y ra­pi­dez con la que Un­du­rra­ga y Alem­par­te ha­bían de­ci­di­do ac­tuar se de­bía a que en el tex­to –que su­pues­ta­men­te ha­bía si­do emi­ti­do des­de el mail del mi­nis­tro- se ofre­cía ayu­da a la nue­ra de la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let, Na­ta­lia Com­pag­non, en la ges­tión de un pro­yec­to.

Só­lo tres días an­tes, el vier­nes 6, Qué Pa­sa ha­bía re­ve­la­do el mi­llo­na­rio ne­go­cio in­mo­bi­lia­rio de la em­pre­sa Ca­val de pro­pie­dad en un 50% de Com­pag­non, por $9.500 mi­llo­nes.

A eso se su­ma­ba que el ti­tu­lar del MOP por esos días re­cién co­men­za­ba a de­jar atrás los cues­tio­na­mien­tos por su vin­cu­la­ción al ca­so Pen­ta.

Por ello, des­pe­jar pron­ta­men­te el fan­tas­ma de una nue­va po­lé­mi­ca, acon­se­ja­ba la ce­le­ri­dad.

“Ho­la Na­ta­lia es­pe­ro es­tés muy bien jun­to a tu gru­po, re­ci­bí tu correo y es­toy a tu dis­po­si­ción, co­no­cí a don Vic­to­rino y me pa­re­ció una per­so­na muy co­rrec­ta, lo que me gus­ta­ría sa­ber es el nom­bre com­ple­to del ope­ra­dor que va a ver el te­ma de San Carlos, nom­bre de la em­pre­sa y re­pre­sen­tan­te le­gal, ade­más me gus­ta­ría co­no­cer la fi­cha téc­ni­ca

Fir­ma irre­gu­lar

Ba­jo la fir­ma del mail, a la iz­quier­da se

ve el es­cu­do de Chile al re­vés. del pro­yec­to pa­ra po­der in­terio­ri­zar­me del te­ma en cues­tión. Cuí­de­se mu­cho Na­ta­lia y cuen­te con­mi­go pa­ra lo que sea”, di­ce el correo, el que apa­re­ce fir­ma­do con el nom­bre del mi­nis­tro y con un lo­go que se ase­me­ja al del go­bierno, pe­ro con el es­cu­do de Chile al re­vés.

Los pri­me­ros aná­li­sis del tex­to evi­den­cia­ron con cla­ri­dad que se tra­ta­ba de un in­ten­to de su­plan­ta­ción de la iden­ti­dad de Un­du­rra­ga. El mi­nis­tro y su je­fe de ga­bi­ne­te, res­pi­ra­ron con tran­qui­li­dad y re­to­ma­ron sus va­ca­cio­nes.

Es­to, has­ta el lu­nes re­cién pa­sa­do, ya que al vol­ver a sus ac­ti­vi­da­des al mi­nis­te­rio, una de las pri­me­ras de­ter­mi­na­cio­nes que to­mó Un­du­rra­ga fue ins­truir una investigación pa­ra in­da­gar si la fal­si­fi­ca­ción del mail se ori­gi­nó al in­te­rior de la car­te­ra.

Pa­ra ello, se de­sig­nó a un fis­cal in­terno, el que el miér­co­les re­dac­tó un in­for­me y, se­gún fuen­tes de go­bierno, lo de­ri­vó al Mi­nis­te­rio Pú­bli­co. Las mis­mas fuen­tes ase­gu­ran que in­clu­so se pre­sen­tó una de­nun­cia.

Es­te correo se­ría al que el in­ge­nie­ro Ser­gio Bus­tos, que de­man­dó la­bo­ral­men­te a Ca­val, ha he­cho alu­sión pa­ra afir­mar que po­see an­te­ce­den­tes de una al­ta au­to­ri­dad de go­bierno in­vo­lu­cra­da en el ca­so.

El pro­pio Bus­tos pu­so a dis­po­si­ción de la fis­ca­lía re­gio­nal de O’Hig­gins más de 400 co­rreos que en­tre­ga­rían de­ta­lles de la ope­ra­ción con la que Ca­val com­pró los te­rre­nos en Ma­cha­lí. En­tre esos mails, es­ta­ría el su­pues­ta­men­te fal­si­fi­ca­do a Un­du­rra­ga.

La Ter­ce­ra le pi­dió una ver­sión al mi­nis­tro, pe­ro és­te de­cli­nó re­fe­rir­se al te­ma.

FO­TO: AGENCIAUNO

El mi­nis­tro de Obras Pú­bli­cas, Al­ber­to Un­du­rra­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.