Jo­ven mu­sul­mán, de cla­se me­dia, del oes­te de Lon­dres, de unos 27 años.

Se tra­ta de Mohammed Em­wa­zi, un

La Tercera - - MUNDO - Cris­ti­na Ci­fuen­tes

Des­de que apa­re­ció por pri­me­ra vez en agos­to del año pa­sa­do en un vi­deo del Es­ta­do Is­lá­mi­co (EI), ves­ti­do com­ple­ta­men­te de ne­gro, y don­de de­ca­pi­tó al pe­rio­dis­ta es­ta­dou­ni­den­se Ja­mes Fo­ley, la ima­gen del yiha­dis­ta John, como se le co­no­cía, cap­tu­ró la aten­ción mun­dial por su de­ter­mi­na­ción, cruel­dad y acen­to in- glés. Así, la ca­de­na BBC y el dia­rio The Was­hing­ton Post re­ve­la­ron ayer que se tra­ta­ba de Mohammed Em­wa­zi, un jo­ven de 26 ó 27 años, de na­cio­na­li­dad bri­tá­ni­ca, que na­ció en Ku­wait.

La po­li­cía bri­tá­ni­ca se ne­gó a co­men­tar so­bre la iden­ti­dad de Em­wa­zi y di­jo que se tra­ta­ba de una “investigación de con­tra­te­rro­ris­mo en cur­so” y el primer mi­nis­tro bri­tá­ni­co, Da- vid Ca­me­ron ma­ni­fes­tó su preo­cu­pa­ción por la fil­tra­ción.

De los re­por­tes de pren­sa se des­pren­dió que Em­wa­zi lle­gó a Reino Uni­do cuan­do te­nía seis años y cre­ció en el oes­te de Lon­dres, en un sec­tor de cla­se me­dia. Te­nía fa­ma de jo­ven edu­ca­do y de bue­nos mo­da­les. Quie­nes lo co­no­cie­ron se­ña­lan que te­nía una pre­di­lec­ción por ves­tir­se a la mo­da, que era un mu­sul­mán prac­ti- can­te y que a ve­ces fre­cuen­ta­ba una mez­qui­ta en Green­wich. Ade­más, sos­tu­vie­ron que usa­ba bar­ba y que era cui­da­do­so de no ha­cer con­tac­to vi­sual con las mu­je­res.

Se gra­duó en 2009 de Tec­no­lo­gía de la In­for­ma­ción en la Uni­ver­si­dad de West­mins­ter y ha­bla ára­be flui­do. Des­pués de sa­lir de la uni­ver­si­dad via­jó con dos ami­gos a un sa­fa­ri a Tan­za­nia. Sin em­bar­go, cuan- do lle­ga­ron a ese país, en ma­yo de 2009, fue­ron de­te­ni­dos y, pos­te­rior­men­te, de­por­ta­dos. Fue pues­to en un avión ha­cia Ams­ter­dam, don­de ha­bría si­do in­te­rro­ga­do por los ser­vi­cios de in­te­li­gen­cia bri­tá­ni­cos, el MI5, y que ha­bía si­do acu­sa­do de tra­tar de lle­gar a So­ma­lia, don­de ope­ra el gru­po te­rro­ris­ta Al Sha­bab.

En esa opor­tu­ni­dad el in­ci­den­te fue re­gis­tra­do por el dia- rio The In­de­pen­dent, que lo iden­ti­fi­có como Muham­mad ibn Muaz­zam y lo ca­li­fi­có como “per­so­na de in­te­rés” pa­ra los ser­vi­cios de se­gu­ri­dad quie­nes los ha­brían te­ni­do en con­di­cio­nes in­hu­ma­nas. En unos emails ob­te­ni­dos por The Guar­dian, Em­wa­zi di­ce que el agen­te del MI5 sa­bía to­do so­bre él, di­rec­ción, ami­gos, en­tre otros de­ta­lles. Sin em­bar­go, su si­tua­ción em-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.