Ma­nual pa­ra lle­gar a Si­ria

La Tercera - - MUNDO -

Des­truc­ción de es­cul­tu­ras en mu­seo

El Es­ta­do Is­lá­mi­co di­fun­dió ayer un vi­deo en el que apa­re­cen com­ba­tien­tes des­tru­yen­do es­ta­tuas y es­cul­tu­ras en un mu­seo de Mo­sul (Irak). En­tre ellas es­tá la fi­gu­ra de un guardián de una puer­ta asi­ria de más de 2.600 años de an­ti­gue­dad. peo­ró cuan­do no qui­so tra­ba­jar pa­ra los ser­vi­cios se­cre­tos.

Pos­te­rior­men­te, con­si­guió un tra­ba­jo en una em­pre­sa de compu­tación en Ku­wait. Vol­vió a Lon­dres dos ve­ces. La se­gun­da fue pa­ra rea­li­zar unos trá­mi­tes pa­ra po­der ca­sar­se. En esa oca­sión, en ju­nio de 2010, los fun­cio­na­rios de con­tra­te­rro­ris­mo lo de­tu­vie­ron, re­gis­tra­ron sus hue­llas dac­ti­la­res y le im­pi­die­ron via­jar a Ku­wait. Em­wa­zi es­ta­ba fu­rio­so. “Te­nía un tra­ba­jo es­pe­rán­do­me y un ma­tri­mo­nio por co­men­zar”, es­cri­bió en un email a la or­ga­ni­za­ción de DD.HH. Ca­ge. “Me sien­to pri­sio­ne­ro, aun­que no en una jau­la, en Lon­dres. Una per­so­na en­car­ce­la­da y con­tro­la­da por los ser­vi­cios de se­gu­ri­dad, que me im­pi­den vi­vir mi nue­va vida en mi lu­gar de na­ci­mien­to”, aña­dió.

El Es­ta­do Is­lá­mi­co ha­bría pu­bli­ca­do una guía en in­ter­net, en la que se ex­pli­ca có­mo lle­gar a Si­ria. Se­gún el dia­rio bri­tá­ni­co The Guar­dian, se ti­tu­la Hé­gi­ra (emi­gra­ción de los mu­sul­ma­nes de La Me­ca) al Es­ta­do Is­lá­mi­co. En el ma­nual se acon­se­ja a los po­ten­cia­les re­clu­tas lle­var só­lo “per­te­nen­cias vi­ta­les” y ro­pa ade­cua­da. En él tam­bién se nie­gan los re­por­tes que se­ña­lan que exis­te coope­ra­ción en­tre las ofi­cia­les fron­te­ri­zos tur­cos y los is­la­mis­tas, sino que los agen­tes ha­cen la vis­ta gor­da.

Aun­que se des­co­no­ce có­mo y cuan­do lle­gó a Si­ria, sus ami­gos se­ña­la­ron a The Was­hing­ton Post, que su si­tua­ción en Lon­dres lo de­ses­pe­ró. Ese pe­río­do ha­bría si­do clave en su ra­di­ca­li­za­ción. Un ami­go se­ña­ló que en 2012 que­ría ir a Ara­bia Sau­di­ta pa­ra en­se­ñar in­glés, pe­ro no tu­vo éxi­to. Fue en­ton­ces le di­jo a sus ami­gos que que­ría ir a Si­ria, tras lo cual des­apa­re­ció.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.