Re­gu­la­ri­za­ción de in­ver­sio­nes en el ex­te­rior

La Tercera - - NEGOCIOS - Francisco Lyon

Una de las ma­te­rias que ha sus­ci­ta­do cier­ta po­lé­mi­ca tras la re­cien­te re­for­ma tri­bu­ta­ria, ha si­do el ré­gi­men ex­cep­cio­nal de 1 año pa­ra la re­gu­la­ri­za­ción de in­ver­sio­nes en el ex­te­rior no de­cla­ra­das. En primer tér­mino han exis­ti­do po­si­cio­nes con­tra­pues­tas so­bre su con­ve­nien­cia, y, lue­go, si es que es­ta nor­ma­ti­va ex­cep­cio­nal cum­pli­rá con el ob­je­ti­vo plan­tea­do en ma­te­ria de re­cau­da­ción.

Más allá de la re­gu­la­ción le­gal en sí, des­de un prin­ci­pio co­men­ta­mos que la clave pa­ra su éxi­to o fra­ca­so de­pen­día del rol que de­bían ju­gar las au­to­ri­da­des, ha­bien­do la ley en­co­men­da­do a ellas la dic­ta­ción de la re­gla­men­ta­ción pa­ra su im­ple­men­ta­ción y apli­ca- ción prác­ti­ca. Es­ta la­bor es di­fí­cil, pues por un la­do se de­be ar­mo­ni­zar el pro­ce­di­mien­to prác­ti­co como pa­ra que los con­tri­bu­yen­tes in­tere­sa­dos se aco­jan en for­ma ex­pe­di­ta a es­ta po­si­bi­li­dad, lo­grán­do­se así la es­pe­ra­da re­cau­da­ción, con las ga­ran­tías de con­fi­den­cia­li­dad y de se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca de no ver­se ex­pues­tos a san­cio­nes o co­bros más allá del pa­go del im­pues­to (8%), ba­jo un pro­ce­di­mien­to sin tra­bas o exi­gen­cias im­po­si­bles o muy di­fí­ci­les de cum­plir; mien­tras que por otro, se en­cuen­tra el ade­cua­do con­trol como pa­ra que no se aco­jan aque­llas per­so­nas a quie­nes no es­tá di­ri­gi­da la nor­ma (fon­dos mal ha­bi­dos fru­to de la­va­do ac­ti­vos, etc).

Pues bien, más allá de que ha­brá que ana­li­zar ca­da si­tua­ción con­cre­ta en su mé­ri­to, con las com­ple­ji­da­des pro­pias que se pue­den pre­sen­tar en ca­da ca­so, se pue­de apre­ciar que, en ge­ne­ral, tras la re­cien­te dic­ta­ción de la re­gla­men­ta­ción en co­men­to, en par­ti­cu­lar la Cir­cu­lar 8 de enero pa­sa­do (“Cir­cu­lar”), nos pa­re­ce que has­ta aho­ra el desafío se va sor­tean­do ade­cua­da­men­te, más allá que siem­pre ha­brá si­tua­cio­nes que po­drían que­dar fue­ra (en el ám­bi­to de aque­llas que po­drían re­gu­la­ri­zar­se).

En es­ta Cir­cu­lar se re­pre­sen­tan si­tua­cio­nes sin lo cual la im­ple­men­ta­ción del sis­te­ma ha­bría si­do un to­tal “fra­ca­so”, como la si­tua­ción de las ac­cio­nes so­bre so­cie­da­des en el ex­te­rior al por­ta­dor y có­mo se pue­den trans­for­mar en ac­cio­nes no­mi­na­ti­vas has­ta an­tes de la de­cla­ra­ción que el con­tri­bu­yen­te de­be ha­cer; re­co­no­ci­mien­to so­bre las va­ria­das for­mas en que es­tas mis­mas so­cie­da­des pu­die­ron ad­qui­rir sus ac­ti­vos; la ma­ti­za­ción res­pec­to de la tra­za­bi­li­dad, exi­gién­do­se una “ra­zo­na­bi­li­dad” res­pec­to de és­ta des­de el ori­gen de la in­ver­sión , re­co­no­cién­do­se, de es­te mo­do, la exis­ten­cia de ca­sos en los que di­fí­cil­men­te se con­ta­rá con do­cu­men­ta­ción ex­haus­ti­va como pa­ra con­tar con una tra­za­bi­li­dad exac­ta; en­ten­di­mien­to y ra­zo­na­mien­to so­bre fi­gu­ras aje­nas a nues­tra le­gis­la­ción como los “trust”, etc.

Lo an­te­rior, uni­do a los acuer­dos de in­ter­cam­bio de in­for­ma­ción en­tre au­to­ri­da­des fis­ca­les, ma­yor trans­pa­ren­cia de in­ver­sio­nes en el ex­te­rior como se ha evi­den­cia­do pú­bli­ca­men­te, e in­cre­men­to de pe­na­li­da­des a quie­nes sean sor­pren­di­dos a fu­tu­ro sin que se ha­yan aco­gi­do a es­te ré­gi­men ex­tra­or­di­na­rio, ha­ce pen­sar que se­rá im­por­tan­te el nú­me­ro de con­tri­bu­yen­tes (a quie­nes se di­ri­ge la nor­ma), los que fi­nal­men­te po­drían op­tar por aco­ger­se a ella, por cier­to pre­vio aná­li­sis y con­trol de ca­da si­tua­ción, en el pla­zo ex­tra­or­di­na­rio de un año que ha co­men­za­do a co­rrer a con­tar del 1 de enero de 2015.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.