Fis­ca­lía ras­trea­rá ori­gen de fal­so correo que bus­ca­ba vin­cu­lar a Un­du­rra­ga

Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas pre­sen­tó de­nun­cia for­mal an­te la Fis­ca­lía Cen­tro Nor­te el mar­tes pa­sa­do. Fis­cal Jo­sé Mo­ra­les y la Bri­ga­da del Ci­ber­cri­men de la PDI efec­tua­rán la pe­ri­cia lla­ma­da “se­gui­mien­to fo­ren­se” a es­te email. De­tec­ti­ves pes­qui­sa­rán rastr

La Tercera - - TEMAS DE HOY - Fe­li­pe Díaz San­tia­go

To­do par­tió con una de­nun­cia for­mal rea­li­za­da por el Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas a la Fis­ca­lía Cen­tro Nor­te. En es­ta ac­ción, la car­te­ra de go­bierno pe­día in­ves­ti­gar la exis­ten­cia de un fal­so correo elec­tró­ni­co, atri­bui­do al mi­nis­tro Al­ber­to Un­du­rra­ga y que bus­ca­ba vin­cu­lar­lo al ca­so Ca­val.

En es­ta co­mu­ni­ca­ción, que ha­bría si­do en­via­da en ju­nio de 2014, se pre­ten­día dar cuen­ta que el se­cre­ta­rio de Es­ta­do le ofre­cía ayu­da a Na­ta­lia Com­pag­non (due­ña del 50% de la fir­ma y nue­ra de la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let) en la ges­tión de un ne­go­cio. Es­te se­ría el es­cri­to al que ha­bría he­cho alu­sión Ser­gio Bus­tos, de­man­dan­te en la cau­sa la­bo­ral con­tra Ca­val, pa­ra de­cir que ha­bría una al­ta au­to­ri­dad de go­bierno in­vo­lu­cra­da en el ca­so.

En La Mo­ne­da tu­vie­ron co­no­ci­mien­to de es­te do­cu­men­to a co­mien­zos de fe­bre­ro, cuan­do des­de un medi o de co­mu­ni­ca­ción lla­ma­ron al mi­nis­te­rio pa­ra pe­dir una ex­pli­ca­ción por es­te correo elec­tró­ni­co.

Es­to mo­ti­vó una rá­pi­da investigación in­ter­na, que ter­mi­nó al es­ta­ble­cer que el email era fal­so. No obs­tan­te, con las úl­ti­mas re­per­cu­sio­nes que ha ad­qui­ri­do el ca­so Ca­val, se op­tó por po­ner una de­nun­cia y que sea el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co el que de­ter­mi­ne quién es­tu­vo tras la crea­ción de es­te correo elec­tró­ni­co. Es­to se de­no­mi­na “se­gui­mien­to fo­ren­se”.

En la Fis­ca­lía Cen­tro Nor­te la de­nun­cia fue des­ti­na­da al per­se­cu­tor Jo­sé Mo­ra­les, je­fe (s) de la car­te­ra y quien en­ca­be­za la Fis­ca­lía de De­li­tos de Al­ta Com­ple­ji­dad. A En la cau­sa la­bo­ral del

ca­so Ca­val, el de­man­dan­te Ser­gio Bus­tos di­jo que es­ta­ría im­pli­ca­do al­guien del

go­bierno.

Bus­tos es­ta­ría ha­blan­do del mi­nis­tro Al­ber­to Un­du­rra­ga, a raíz de un su­pues­to correo en que ofre­cía ges­tio­nar un ne­go­cio.

No obs­tan­te, la in­da­ga­ción del MOP

de­ter­mi­nó que el do­cu­men­to era fal­so, y se de­nun­ció a la Fis­ca­lía

Cen­tro Nor­te.

Ca­rac­te­rís­ti­ca del correo

“Es­te es un correo que es fal­so, es bur­do, que es una ba­je­za, que es de una cuen­ta de correo que no exis­te y es por ello que el 10 de fe­bre­ro ini­cia­mos una investigación y el 24 de fe­bre­ro hi­ci­mos la de­nun­cia an­te el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co”. tra­vés de un co­mu­ni­ca­do de pren­sa, la re­par­ti­ción in­di­có que se “ini­ció una investigación a raíz de la de­nun­cia pre­sen­ta­da es­ta se­ma­na por el Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas, en la que se da cuen­ta del en­vío de un correo elec­tró­ni­co fal­so atri­bui­do al mi­nis­tro Al­ber­to Un­du­rra­ga”. Agre­ga­ron que “se dio una or­den de in­ves­ti­gar al de­par­ta­men­to del Ci­ber­cri­men de la PDI, a fin es­cla­re­cer los he­chos de­nun­cia­dos por la se­cre­ta­ría de Es­ta­do”.

Pa­ra rea­li­zar es­ta la­bor, du­ran­te los pró­xi­mos días un equi­po de de­tec­ti­ves irá a las de­pen­den­cias del Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas pa­ra tra­ba­jar con el equi­po in­for­má­ti­co de la ins­ti­tu­ción. La di­li­gen­cia tie­ne por ob­je­ti­vo bus­car si exis­te el men­cio­na­do correo den­tro de los ser­vi­do­res de la en­ti­dad.

Una de las prin­ci­pa­les du- das que exis­te en­tre los in­ves­ti­ga­do­res es que la cuen­ta efec­ti­va­men­te tie­ne la ter­mi­na­ción ofi­cial del Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas (@mop.gov.cl), por lo que se ba­ra­jan dos hi­pó­te­sis: que al­guien ac­ce­dió al sis­te­ma de la car­te­ra y des­de ahí creó el correo, o bien que des­de una re­si­den­cia par­ti­cu­lar, a tra­vés de un soft­wa­re es­pe­cí­fi­co, se lo­gró la su­plan­ta­ción.

Si se con­fi­gu­ra el primer es­ce­na­rio, se po­dría tra­tar de un sa­bo­ta­je in­for­má­ti­co. La se­gun­da posi bi l i dad apun­ta a una su­plan­ta­ción de iden­ti­dad.

Fuen­tes de la in­da­ga­to­ria ba­ra­jan la te­sis de que el correo lo ha­bría ela­bo­ra­do una per­so­na que po­dría pres­tar ase­so­rías a Ca­val, y que lo pre­sen­tó como una for­ma de in­di­car que te­nían al­tos ne­xos.

Ayer, el mi­nis­tro Un­du-

De­li­tos aso­cia­dos en la cau­sa

“Pe­di­mos que se in­ves­ti­gue el de­li­to de su­plan­ta­ción de iden­ti­dad, y el de­li­to in­for­má­ti­co aso­cia­do”. El per­so­ne­ro de Es­ta­do agre­gó que “he­mos ini­cia­do to­das las ac­cio­nes le­ga­les pa­ra que se pes­qui­sen los res­pon­sa­bles”. rra­ga in­di­có que “es un correo que es fal­so, es bur­do, es una ba­je­za, es de una cuen­ta de correo que no exis­te y es por ello que el 10 de fe­bre­ro ini­cia­mos una investigación y el 24 de fe­bre­ro rea­li­za­mos la de­nun­cia an­te el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co pa­ra que se in­ves­ti­gue el del i t o de su­plan­ta­ción de iden­ti­dad, y el de­li­to in­for­má­ti­co aso­cia­do”. El per­so­ne­ro de Es­ta­do agre­gó que “he­mos ini­cia­do to­das las ac­cio­nes le­ga­les pa­ra que se pes­qui­sen los res­pon­sa­bles”.

In­ten­cio­na­li­dad

“De­je­mos que sean los tri­bu­na­les los que in­ves­ti­guen y vean la in­ten­cio­na­li­dad que hay de­trás y quie­nes son los res­pon­sa­bles. Me pa­re­ce al­go muy gra­ve (...) Aún no te­ne­mos in­for­ma­ción de quie­nes fue­ron”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.