Abor­to y vio­la­ción

La Tercera - - CORREO - Esteban Víl­chez Ce­lis

Se­ñor di­rec­tor: Ma­ría del Pi­lar Os­sa y Pa­tri­cio Gross plan­tean un mun­do de fan­ta­sía en car­ta re­cien­te. Sos­tie­nen que des­de la fe­cun­da­ción es­ta­mos fren­te a un ser hu­mano, in­clu­so sin te­ner con­cien­cia, sis­te­ma ner­vio­so ni co­ra­zón di­fe­ren­cia­do.

Un fe­to anen­ce­fá­li­co, por nom­brar un ca­so, no pue­de com­pe­tir con su ma­dre o al­guien más por el res­pe­to de de­re­chos. Creer que un ser sin sis­te­ma ner­vio­so es hu­mano es fan­ta­sía. Creer que el Es­ta­do y to­dos co­rre­rán a so­co­rrer a la mu­jer vio­la­da y al ni­ño que na­ce­rá des­pués, es otra fan­ta­sía.

La reali­dad es que an­tes de las 18 se­ma­nas, y con se­gu­ri­dad an­tes de 12, no po­de­mos sen­sa­ta­men­te ha­blar de un ser hu­mano. Tam­bién es una reali­dad que un abor­to tem­prano no es un ase­si­na­to de un inocen­te, en cam­bio sí per­mi­te res­pon­der a la atro­ci­dad de una vio­la­ción.

Las con­vic­cio­nes que se apar­tan de la reali­dad y la evi­den­cia sue­len cau­sar da­ño; en es­te ca­so, a las mu­je­res vio­la­das po­bres, cu­yo do­lor y se­gu­ro aban­dono so­cial se­rá su úni­co des­tino, y no el mun­do so­ña­dor plan­tea­do en la car­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.