Qui­tar­le la im­por­tan­cia a un acon­te­ci­mien­to que re­me­ció el país ha­ce cin­co años no pa­re­ce co­rrec­to ni jus­to. Apren­da­mos de nues­tro pa­sa­do pa­ra cons­truir me­jor nues­tro fu­tu­ro.

La Tercera - - CORREO -

EL DE­VAS­TA­DOR te­rre­mo­to y pos­te­rior ma­re­mo­to del 27 de fe­bre­ro de 2010 se­rá una fe­cha im­po­si­ble pa­ra los chi­le­nos. No só­lo fue el sex­to te­rre­mo­to de ma­yor mag­ni­tud del que se ten­ga re­gis­tro, si no que afec­tó a más de 50 ciu­da­des y 900 pue­blos a los lar­go de cin­co re­gio­nes del país, co­bran­do la vida de 550 de nues­tros com­pa­trio­tas. Hay un an­tes y un des­pués del 27/F en nues­tra me­mo­ria.

En ma­te­ria de in­fra­es­truc­tu­ra, los da­ños del 27/F fue­ron enor­mes: 1.600 ki­ló­me­tros de ca­mi­nos cor­ta­dos, 298 puen­tes da­ña­dos, ocho ae­ro­puer­tos afec­ta­dos, 40% de los sis­te­mas de agua po­ta­ble con da­ños, al igual que 28 ca­le­tas pes­que­ras, bor­des cos­te­ros, co­lec­to­res. En to­tal, fue­ron 2.500 los pun­tos de in­ter­ven­ción que tu­vo que rea­li­zar el MOP, con­si­de­ran­do in­fra­es­truc­tra pú­bli­ca y pú­bli­co-pri­va­da.

La re­cons­truc­ción fue el fo­co de tra­ba­jo du­ran­te los cua­tro años de go­bierno pa­ra re­cu­pe­rar lo per­di­do, por lo que se plan­tea­ron exi­gen­tes me­tas. Así, lue­go de seis me­ses se res­ta­ble­ció la co­nec­ti­vi­dad y ope­ra­ti­vi­dad, y con or­gu­llo po­de­mos de­cir que al tér­mino del go­bierno un 99% de la in­fra­es­truc­tu­ra pú­bli­ca es­ta­ba com­ple­ta­men­te re­cu­pe­ra­da. Asi­mis­mo, du­ran­te el go­bierno del Pre­si­den­te Pi­ñe­ra se al­can­za­ron a en­tre­gar 199.092 vi­vien­das aso­cia­das a re­cons­truc­ción, que­dan­do por ter­mi­nar y en­tre­gar só­lo 20.908.

La re­cons­truc­ción fue más allá de la su­pera­ción de la emer­gen­cia, agre­gan­do una mi­ra­da de lar­go pla­zo con 147 obras nue­vas que in­cor­po­ra­ron los apren­di­za­jes del te­rre­mo­to. Ejem­plos de ello son los nuevos bor­des cos­te­ros (Di­cha­to, Vi­lla­rri­ca), los sis­te­mas de agua po­ta­ble ru­ral so­te­rra­dos, lo­ca­li­za­ción geo­grá­fi­ca y ar­qui­tec­tu­ra pa­ra ser­vi­cios pú­bli­cos óp­ti­ma an­te desas­tres, nuevos di­se­ños más re­sis­ten­tes y con di­se­ño es­pe­cí­fi­co pa­ra vi­vien­das ubi­ca­das en bor­des cos­te­ros, etc.

A cin­co años, ve­mos la for­ma en que Chile lo­gró po­ner­se de pie y re­cu­pe­rar­se prác­ti­ca­men­te en su to­ta­li­dad del tre­men­do da­ño fí­si­co y hu­mano que sig­ni­fi­có es­te te­rre­mo­to. Por ello, no de­ja de ser tris­te que el ac­tual go­bierno se em­pe­ñe en ocul­tar los éxi­tos del go- bierno an­te­rior en el cam­po de la re­cons­truc­ción y guar­de si­len­cio en un día tan im­por­tan­te pa­ra Chile.

El li­de­raz­go de­mos­tra­do por el país fue mo­ti­vo de ad­mi­ra­ción a ni­vel glo­bal. La edi­to­rial de la U. de Stan­ford pu­bli­có el li­bro “Lea­ders­hip Dis­pat­ches”, que des­ta­ca el li­de­raz­go de Chile y el “ex­tra­or­di­na­rio pro­gre­so lue­go del desas­tre”, don­de se atri­bu­ye es­te no­ta­ble pro­gre­so al li­de­raz­go ejer­ci­do des­de el go­bierno, las fa­mi­lias, las or­ga­ni­za­cio­nes de la so­cie­dad ci­vil. Co­ro­la­rio: Chile de­bie­ra apren­der más de Chile.

Pe­ro, ¿es­tá to­da la re­cons­truc­ción del 27/F con­clui­da? Si bien hay mu­cho avan­za­do, to­da­vía que­da tra­ba­jo pen­dien­te por ha­cer. Por eso es fun­da­men­tal que las au­to­ri­da­des ac­tua­les apu­ren el tran­co y re­to­men el rit­mo de tra­ba­jo que lo­gró el go­bierno an­te­rior, don­de se en­tre­ga­ban ca­si cin­co mil ca­sas al mes. El pro­me­dio de en­tre­ga de vi­vien­das por re­cons­truc­ción del ac­tual go­bierno ca­yó a un po­co más de mil al mes. Es de­cir, una caí­da li­bre.

Hay obras de­te­ni­das y chi­le­nos que las es­pe­ran. Un cla­ro ejem­plo es el hos­pi­tal de Cu­ri­có, des­trui­do con el te­rre­mo­to, cu­ya li­ci­ta­ción con­ce­sio­na­da fue con­ge­la­da el año pa­sa­do y hoy sus más de 1.000 ca­mas es­tán pa­ra­li­za­das. La mis­ma si­tua­ción ocu­rre con los hos­pi­ta­les de Chi­llán, Qui­llo­ta y Pe­tor­ca, Mar­gaMar­ga, So­te­ro del Río, etc. El go­bierno ac­tual de­tu­vo los pro­ce­sos de li­ci­ta­ción y hoy son pro­yec­tos con­ge­la­dos.

Es­pe­ro que re­cu­pe­re­mos la uni­dad de­mos­tra­da jus­to des­pués del te­rre­mo­to y que el go­bierno pon­ga nue­va­men­te en el cen­tro a las fa­mi­lias más afec­ta­das. Qui­tar­le la im­por­tan­cia a un acon­te­ci­mien­to que re­me­ció el país ha­ce cin­co años no pa­re­ce co­rrec­to ni jus­to. Apren­da­mos de nues­tro pa­sa­do pa­ra cons­truir me­jor nues­tro fu­tu­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.