Per­ti­nen­cia del Con­se­jo de Rec­to­res

La Tercera - - Opinión -

Se­ría pre­fe­ri­ble que, en vez de se­guir su­man­do uni­ver­si­da­des al Cruch,

és­te se eli­mi­ne y así evi­tar tra­tos dis­cre­cio­na­les por par­te del Es­ta­do.

EN EL mar­co de la dis­cu­sión so­bre la re­for­ma a la edu­ca­ción su­pe­rior, los dipu­tados apro­ba­ron una in­di­ca­ción que per­mi­ti­ría, por primera vez des­de su crea­ción a me­dia­dos de la dé­ca­da de los ‘50, el in­gre­so de nue­vas ins­ti­tu­cio­nes al Con­se­jo de Rec­to­res de las Uni­ver­si­da­des Chi­le­nas (Cruch) –sin con­si­de­rar la re­cien­te in­cor­po­ra­ción de las nue­vas uni­ver­si­da­des estatales de O’Hig­gins y Ay­sén. Si bien es­ta no­ti­ca pue­de pa­re­cer po­si­ti­va, se­ría pre­fe­ri­ble avan­zar ha­cia la eli­mi­na­ción de di­cho con­se­jo, de mo­do que to­das las ins­ti­tu­cio­nes de edu­ca­ción su­pe­rior se re­la­cio­nen de ma­ne­ra igua­li­ta­ria con el Es­ta­do y que la en­tre­ga de re­cur­sos fue­se úni­ca­men­te por mé­ri­to y no por per­te­ne­cer a un de­ter­mi­na­do gru­po de ins­ti­tu­cio­nes.

El Cruch, crea­do por ley el año 1954 pa­ra dis­tri­buir los re­cur­sos pú­bli­cos des­ti­na­dos a edu­ca­ción su­pe­rior en­tre las sie­te ins­ti­tu­cio­nes que en ese en­ton­ces fun­cio­na­ban en el país, no res­pon­de a las ac­tua­les con­di­cio­nes de un sis­te­ma de edu­ca­ción su­pe­rior que cuen­ta con cien­tos de ins­ti­tu­cio­nes muy di­ver­sas en­tre sí. En la ac­tua­li­dad, el Cruch re­ci­be un tra­to pre­fe­ren­te del Es­ta­do en tér­mi­nos de los re­cur­sos eco­nó­mi­cos – al­gu­nos con­cur­sa­bles, pe­ro la ma­yo­ría so­lo ba­sa­do en cri­te­rios his­tó­ri­cos- y tie­ne una in­fluen­cia re­le­van­te en el di­se­ño e im­ple­men­ta­ción de las po­lí­ti­cas públicas del sec­tor –men­sual­men­te se reúnen y tí­pi­ca­men­te en esas reunio­nes par­ti­ci­pa el Mi­nis­tro de Edu­ca­ción o al­gún re­pre­sen­tan­te de al­to ran­go. Es por ello que ya en el pri­mer gobierno de la Pre­si­den­ta Ba­che­let un in­for­me del Ban­co Mun­dial y la OCDE con­si­de­ra­ba que la división en­tre ins­ti­tu­cio­nes que per­te­ne­cían o no a di­cho con­se­jo era “anacró­ni­ca” y su­ge­ría eli­mi­nar­la, tal co­mo tam­bién lo han pro­pues­to di­ver­sos ex­per­tos na­cio­na­les.

De es­te mo­do, y se­gu­ra­men­te per­si­guien­do bue­nas in­ten­cio­nes, los par­la­men­ta­rios de dis­tin­tos sec­to­res po­lí­ti­cos han pre­sio­na­do por­que más ins­ti­tu­cio­nes in­gre­sen a di­cho con­se­jo. Sin em­bar­go, ello no pa­re­ce una de­ci­sión ade­cua­da. Quie­nes sean par­te de él se­gui­rán re­ci­bien­do un tra­to pre­fe­ren­cial de par­te del Es­ta­do sin que di­cho tra­to res­pon­da a la so­li­dez aca­dé­mi­ca de las ins­ti­tu­cio­nes. Por ejem­plo, en­tre los re­qui­si­tos apro­ba­dos por la Co­mi­sión de Edu­ca­ción de la Cá­ma­ra es­tá que las ins­ti­tu­cio­nes es­tén ads­cri­tas al sis­te­ma de gra­tui­dad y ten­gan 5 años o más de acre­di­ta­ción. Di­chos re­qui­si­tos de­ja­rían a cin­co ins­ti­tu­cio­nes pri­va­das que cum­plen con el re­qui­si­to de acre­di­ta­ción pe­ro que, por dis­tin­tos mo­ti­vos, no son par­te de la gra­tui­dad. Por otra par­te, per­mi­te que diez uni­ver­si­da­des del Es­ta­do -ocho, más las dos re­cien­te­men­te crea­das- sin cum­plir di­cho re­qui­si­to de ca­li­dad aca­dé­mi­ca, per­ma­nez­can en el Cruch por el úni­co he­cho de ser estatales.

Pa­re­ce pre­fe­ri­ble ter­mi­nar de­fi­ni­ti­va­men­te con dis­cri­mi­na­cio­nes ar­bi­tra­rias que pri­vi­le­gian a un gru­po es­pe­cí­fi­co de ins­ti­tu­cio­nes por ca­rac­te­rís­ti­cas dis­tin­tas a la ca­li­dad del apor­te que ha­cen al país. De lo con­tra­rio, se co­rre el ries­go de un es­ce­na­rio don­de exis­ta aper­tu­ra pa­ra in­gre­sar y sa­lir del Cruch, pe­ro que sea otra la ins­tan­cia -por ejem­plo, en­tre las uni­ver­si­da­des del Es­ta­do, cu­yo pro­yec­to de ley fue in­gre­sa­do re­cien­te­men­te al Con­gre­so y que in­clu­ye re­cur­sos ex­clu­si­vos pa­ra di­chas ins­ti­tu­cio­nes- don­de se dis­cu­ta acer­ca de la dis­tri­bu­ción de re­cur­sos que ne­ce­sa­ria­men­te de­be apor­tar el Es­ta­do a la ge­ne­ra­ción de bie­nes pú­bli­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.