De­ba­te en torno a ci­fras de in­ver­sión El des­plo­me de la in­ver­sión mi­ne­ra en el país -con fuer­te im­pac­to en el res­to de la economía- no pue­de ser atri­bui­do a me­ros shocks ex­ter­nos.

La Tercera - - Opinión -

EL PAÍS se en­ca­mi­na a com­ple­tar cua­tro años se­gui­dos de caí­das con­se­cu­ti­vas de la in­ver­sión, si­tua­ción que nues­tra economía no ha ex­pe­ri­men­ta­do des­de que exis­ten ci­fras com­pa­ra­bles. Más allá de lo elo­cuen­te que pue­de ser es­te re­gis­tro his­tó­ri­co, nue­vos da­tos pu­bli­ca­dos ha­ce unos días por el Ban­co Cen­tral abrie­ron el de­ba­te en­tre va­rios eco­no­mis­tas so­bre las ver­da­de­ras con­se­cuen­cias de­trás de la caí­da en la for­ma­ción bru­ta de ca­pi­tal fi­jo.

Un ex­pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral -en una co­lum­na pu­bli­ca­da en el dia­rio El Mer­cu­rio- atri­bu­yó la caí­da en la in­ver­sión to­tal al efec­to de la fuer­te con­trac­ción de la in­ver­sión en mi­ne­ría lue­go del au­ge que vi­vió nues­tra economía en los años pre­vios a 2013. En su opi­nión, la in­ver­sión en mi­ne­ría de­pen­de “fun­da­men­tal­men­te de fac­to­res ex­ter­nos, co­mo es el ci­clo del pre­cio del co­bre”, por lo que ha­bría que po­ner fo­co en el res­to de los sec­to­res.

La in­ver­sión mi­ne­ra ca­yó a un rit­mo pro­me­dio anual de 11,4% en­tre el cuar­to tri­mes­tre de 2013 y el úl­ti­mo cuar­to de 2016, mien­tras la in­ver­sión pri­va­da no mi­ne­ra cre­ció en el mis­mo pe­rio­do en pro­me­dio so­lo 0,1%, en con­tras­te con el ace­le­ra­do cre­ci­mien­to en­tre el cuar­to tri­mes­tre del 2009 y 2013, en que se ha­bía ex­pan­di­do a una ta­sa de 7,3% pro­me­dio anual.

Un análisis com­pa­ra­do con otras po­ten­cias mi­ne­ras nos ayu­da a eva­luar la di­men­sión de los efec­tos ex­ter­nos so­bre la in­ver­sión mi­ne­ra en nues­tro país. Se­gún es­ti­ma­cio­nes del Fon­do Mo­ne­ta­rio Internacional -pa­ra el pe­rio­do 2013-2017- Chi­le re­gis­tra, jun­to a Pe­rú, una de las ma­yo­res caí­das en la ta­sa de in­ver­sión a pre­cios cons­tan­tes (con des­cen­sos de 4,4 y 4,6 pun­tos del PIB, res­pec­ti­va­men­te) en­tre 10 de las prin­ci­pa­les eco­no­mías mi­ne­ras. Por su par­te, Aus­tra­lia y Ca­na­dá re­gis­tran -en igual pe­rio­do- caí­das de 2,5 pun­tos y Bots­wa­na de so­lo 0,6 pun­tos del PIB. El res­to de las eco­no­mías mi­ne­ras (EE.UU., Fin­lan­dia, Sue­cia y Cos­ta de Mar­fil) au­men­ta sus ta­sas de in­ver­sión en el pe­rio­do -don­de el caso más des­ta­ca­do es Ir­lan­da, que es­tá ca­ta­lo­ga­da co­mo una de las 10 eco­no­mías más atrac­ti­vas pa­ra in­ver­tir y cu­ya ta­sa de in­ver­sión pa­só de 18,6% a 30,9% en el pe­rio­do 2013-2017.

Ca­be pre­gun­tar­se por qué en Chi­le la caí­da en la in­ver­sión mi­ne­ra tu­vo ma­yo­res im­pac­tos que en el res­to de las eco­no­mías de re­fe­ren­cia. Se­gún el Fra­ser Ins­ti­tu­te –que ela­bo­ra un pres­ti­gio­so ran­king de atrac­ti­vo pa­ra la in­ver­sión mi­ne­ra- nues­tro país pa­só del lu­gar 4 al 39 en­tre 2013 y 2016, la oc­ta­va ma­yor caí­da en ni­vel de las más de 100 zo­nas mi­ne­ras eva­lua­das. Una de las ra­zo­nes de es­te des­cen­so es­tá ex­pli­ca­do por una fuer­te dis­mi­nu­ción en el ín­di­ce de per­cep­ción po­lí­ti­ca, que in­clu­ye in­cer­ti­dum­bre acer­ca de la ad­mi­nis­tra­ción, in­ter­pre­ta­ción y apli­ca­ción de las re­gu­la­cio­nes exis­ten­tes, re­gu­la­cio­nes am­bien­ta­les, du­pli­ca­ción e in­con­sis­ten­cias re­gu­la­to­rias, im­pues­tos, te­mas la­bo­ra­les, en­tre otras. Coin­ci­den­te­men­te, uno de los peo­res ítems eva­lua­dos a ni­vel in­di­vi­dual es el de “re­gu­la­cio­nes la­bo­ra­les”, don­de nues­tro país apa­re­ce en el lu­gar 71 en­tre 104 zo­nas de atrac­ti­vo mi­ne­ro.

Es evi­den­te que shocks ex­ter­nos ne­ga­ti­vos tie­nen im­pac­tos en una economía pe­que­ña y abier­ta co­mo la chi­le­na. Pe­ro la evi­den­cia de­mues­tra que el rum­bo de po­lí­ti­cas pú­bli­cas se­gui­do por nues­tro país en los úl­ti­mos años tu­vo im­pac­tos vi­si­bles en la in­ver­sión, los que ade­más del fin del fin del ci­clo de in­ver­sión mi­ne­ra, de­rrum­ba­ron la in­ver­sión en nues­tro prin­ci­pal sec­tor pro­duc­ti­vo y es­tan­ca­ron el rit­mo de cre­ci­mien­to en el stock de ca­pi­tal del res­to de los sec­to­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.