Muer­te de jo­ven pre­so en Nor­co­rea po­ne en jaque a agen­cias de via­je

► Young Pio­neer Tours fue la agen­cia que lle­vó a Warm­bier a Nor­co­rea. ► Su si­tio web de­cía que el país era “ex­tre­ma­da­men­te se­gu­ro”.

La Tercera - - Mundo - Constanza Cruz D.

Es­ta­ban en el ae­ro­puer­to de Pyong­yang. Ot­to Warm­bier, de EE.UU. y Danny Grat­ton, de Reino Uni­do, eran los úl­ti­mos en la fi­la pa­ra in­gre­sar a la sec­ción de se­gu­ri­dad. Am­bos ha­bían com­par­ti­do pie­za du­ran­te su es­tan­cia de cua­tro días y tres no­ches en Co­rea del Nor­te y esa mañana del 2 de enero de 2016, lle­ga­ron tar­de al ae­ro­puer­to.

De acuer­do al dia­rio The Washington Post, am­bos es­ta­ban re­tra­sa­dos por­que el ho­tel en el que se hos­pe­da­ban ex­tra­ña­men­te no los lla­mó pa­ra des­per­tar­los. Ese fue el mo­men­to en que Grat­ton vio la pri­me­ra se­ñal de pro­ble­mas. “Fui la úni­ca per­so­na que vio có­mo se lo lle­va­ban. No se re­sis­tió. Pe­ro se veía con mie­do”, con­tó Grat­ton al Post. “Hi­ce un co­men­ta­rio iró­ni­co. Le di­je: ‘no te ve­re­mos de nue­vo’. El se rió de mí y esa fue la úl­ti­ma vez que lo vi”.

Warm­bier, es­tu­dian­te de 22 años de la U. de Vir­gi­nia, via­jó a Pyong­yang en un via­je or­ga­ni­za­do por Young Pio­neer Tours (Tour pa­ra Jó­ve­nes Pio­ne­ros) en di­ciem­bre de 2015 y de­bía vol­ver a Hong Kong, don­de com­ple­ta­ría un pro­gra­ma de es­tu­dios. Pe­ro nun­ca lle­gó a sa­lir del país. Fue en­car­ce­la­do por pre­sun­ta­men­te arran­car una pro­pa­gan­da col­ga­da en la pa­red del ho­tel con la in­ten­ción de ro­bar­la.

Du­ran­te más de un año, Warm­bier per­ma­ne­ció pre­so lue­go de un jui­cio que lo sen­ten­ció a 15 años de tra­ba­jos for­za­dos. El mar­tes de la se­ma­na pa­sa­da Nor­co­rea lo li­be­ró sor­pre­si­va­men­te por “ra­zo­nes humanitarias”. Warm­bier lle­gó a EE.UU. en es­ta­do de co­ma y fa­lle­ció el lu­nes.

Se­gún el ré­gi­men de Co­rea del Nor­te, el jo­ven con­tra­jo bo­tu­lis­mo, una in­to­xi­ca­ción pro­du­ci­da por la in­ges­tión de ali­men­tos en­va­sa­dos que es­tán en ma­las con­di­cio­nes, por lo que le ha­brían ad­mi­nis­tra­do un som­ní­fe­ro que le ha­bría pro­vo­ca­do el co­ma. Los mé­di­cos y la fa­mi­lia des­es­ti­ma­ron la ver­sión.

Así, el caso ha ge­ne­ra­do un fuer­te es­cru­ti­nio a las agen­cias que lle­van a tu­ris­tas ex­tran­je­ros a Nor­co­rea. La ma­yo­ría tie­ne se­de en Chi­na y rea­li­zan pa­que­tes des­de tres no­ches. Los pre­cios de Young Pio­neer Tours pa­ra via­jar des­de Bei­jing a Nor­co­rea en 2018 van des­de los 445 has­ta los 1.595 eu­ros con al­gu­nos gas­tos ex­tra- de­pen­dien­do de la can­ti­dad de días y la oca­sión. Ir al ma­ra­tón de Pyong­yang y al cum­plea­ños de Kim Il Sung, fun­da­dor del país, es uno de los via­jes más ca­ros. En otras agen­cias los pre­cios son si­mi­la­res, des­de los 1.650 eu­ros.

El tu­ris­mo en Co­rea del Nor­te es­tá con­tro­la­do es­tric­ta­men­te por el ré­gi­men y se con­si­de­ra una im­por­tan­te fuen­te de in­gre­so pa­ra su economía. Chi­na ha di­cho que más de 237.000 ciu­da­da­nos chi­nos via­ja­ron en 2012 y que en­tre 4.000 y 5.000 tu­ris­tas oc­ci­den­ta­les lle­gan año a año. Se­gún los ope­ra­do­res de tours, cer­ca de un 20% son es­ta­dou­ni­den­ses.

A tra­vés de su si­tio web, Young Pio­neer Tours se­ña­ló ayer que la muer­te del jo­ven mos­tró que el ries­go de lle­var a tu­ris­tas es­ta­dou­ni­den­ses a Co­rea del Nor­te aho­ra es “muy al­to”. La agen­cia, que la­men­tó el su­ce­so, anun­ció que ya no acep­ta­rá a ciu­da­da­nos de ese país en sus via­jes. Se­gún Troy Co­llins, miem­bro de la agen­cia, és­ta se in­ten­tó con­tac­tar en va­rias oca­sio­nes con Warm­bier, sin re­sul­ta­dos. “Nos ne­ga­ron cual­quier opor­tu­ni­dad de re­unir­nos con él o con cual­quier per­so­na en con­tac­to con él en Pyong­yang”, se­ña­ló a la BBC.

En una emo­cio­nal con­fe­ren­cia de pren­sa el jue­ves pa­sa­do, Fred Warm­bier, el pa­dre de Ot­to, cri­ti­có a la agen­cia y di­jo que “es­ta em­pre­sa chi­na tie­ne anun­cios en in­ter­net so­bre que nin­gún es­ta­dou­ni­den­se nun­ca es de­te­ni­do”.

Y así es. La pá­gi­na web de la agen­cia se­ña­la que se ofre­cen “via­jes de ba­jo pre­su­pues­to a des­ti­nos don­de tu ma­dre pre­fe­ri­ría que no fue­ras”. Ade­más, anun­cia­ba has­ta ha­ce po­co que via­jar a Nor­co­rea es “¡ex­cep­cio­nal­men­te se­gu­ro!”.

Fo­ren­se in­da­ga la muer­te de es­tu­dian­te

La fo­ren­se Laksh­mi Ko­de Sam­mar­co,del es­ta­do de Ohio, en EE.UU., in­ves­ti­ga la muer­te de Ot­to Warm­bier. La fo­ren­se es­pe­ra di­vul­gar hoy sus pri­me­ros ha­llaz­gos so­bre lo que ha­bría ocu­rri­do con el jo­ven en Nor­co­rea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.