Ley de in­clu­sión

La Tercera - - Correo - Jacinto Go­ro­sa­bel O.

Se­ñor di­rec­tor:

He­mos vis­to los es­tra­gos de la ley de “in­clu­sión” que bus­ca ter­mi­nar con el lu­cro, el fi­nan­cia­mien­to com­par­ti­do y la se­lec­ción ar­gu­men­tan­do que de­bi­do a ellos la edu­ca­ción en nuestro país es una de las más se­gre­ga­das. Sin em­bar­go, la evi­den­cia de­mues­tra que la se­gre­ga­ción se de­be ma­yor­men­te a factores geo­grá­fi­cos (cer­ca­nía del co­le­gio con el ho­gar), en­tre otros.

Es­ta ley pu­so en ja­que a los co­le­gios par­ti­cu­la­res sub­ven­cio­na­dos, dán­do­les tres op­cio­nes: pa­sar a ser es­ta­ble­ci­mien­tos sin fi­nes de lu­cro, par­ti­cu­la­res pa­ga­dos o ce­rrar. ¿Eva­luó el go­bierno có­mo se ve­ría afec­ta­da la elec­ción de los pa­dres al en­fren­tar­se al es­ce­na­rio de que el co­le­gio de­ci­da pa­sar a par­ti­cu­lar pa­ga­do? La obli­ga­ción de bus­car un nue­vo es­ta­ble­ci­mien­to aten­ta con­tra la li­ber­tad de las fa­mi­lias, pues los cam­bios for­za­dos se de­ben a que los pa­dres no po­drían asu­mir el nue­vo costo de la co­le­gia­tu­ra. Los que de­ci­den ce­rrar tam­bién fuer­zan a bus­car un nue­vo es­ta­ble­ci­mien­to.

La ley de in­clu­sión, que bus­ca­ba que los pa­dres pue­dan ele­gir li­bre­men­te la edu­ca­ción de sus hi­jos, ter­mi­na sien­do in­cohe­ren­te. Hoy en­fren­ta­mos un sistema aza­ro­so que le­jos de am­pliar li­ber­ta­des, me­jo­rar la ca­li­dad y ge­ne­rar in­clu­sión, se­gre­ga en­tre alum­nos que pue­den pa­gar y el res­to que de­pen­de de una fór­mu­la tan in­jus­ta co­mo in­sa­tis­fac­to­ria pa­ra ac­ce­der a un pro­yec­to edu­ca­ti­vo. Las imá­ge­nes de pa­dres ha­cien­do fi­las de­no­tan so­lo ex­clu­sión y restricción de li­ber­tad. Mal pues­to el nom­bre de la ley.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.