Di­ver­si­dad en Te­mu­co

La Tercera - - Correo - Ale­xis Arria­za Gon­zá­lez

Se­ñor di­rec­tor:

Vi­ví to­da mi ado­les­cen­cia en Te­mu­co. Du­ran­te 12 años fui par­te de una co­mu­ni­dad ama­ble, es­for­za­da y tra­ba­ja­do­ra, pe­ro tam­bién fui tes­ti­go -y ob­je­to- de una dis­cri­mi­na­ción sis­té­mi­ca y na­tu­ra­li­za­da. La mar­gi­na­ción la vi­ve, sin dis­tin­ción, quien es de afue­ra; quien tie­ne una orien­ta­ción se­xual di­fe­ren­te a la he­te­ro­se­xual, quien no es blan­co, quien no es hombre, quien no es cris­tiano, quien no des­cien­de de mi­gran­tes co­lo­nos.

Es pa­ra­dó­ji­co y pro­ble­má­ti­co que la zo­na que pro­ba­ble­men­te cuen­ta con el ma­yor ca­pi­tal mul­ti­cul­tu­ral de Chi­le re­cha­ce con tan­ta vehe­men­cia la vo­lun­tad in­clu­si­va y dia­lo­gan­te. Y es más gra­ve cuan­do se tie­ne en cuen­ta que es­te fe­nó­meno es la ba­se de los con­flic­tos y di­vi­sio­nes que se arrai­gan en La Arau­ca­nía.

Por eso el re­cha­zo del al­cal­de Bec­ker a izar las ban­de­ras ma­pu­che y del or­gu­llo LGBT re­sul­ta tan in­dig­nan­te, es­pe­cial­men­te por la pri­me­ra. Res­tar­le va­lor a la iden­ti­dad di­ver­sa de la ciu­dad es con­ti­nuar mi­nan­do la ya de­li­ca­da es­ta­bi­li­dad de la paz y con­vi­ven­cia so­cial de una re­gión en­te­ra. Es de es­pe­rar que la au­to­ri­dad re­fle­xio­ne so­bre su per­sis­ten­te ne­ga­ti­va ar­bi­tra­ria y, si desea man­te­ner el ar­gu­men­to de la sa­cra­li­dad ex­clu­si­va del pa­be­llón na­cio­nal, que al me­nos sea más cohe­ren­te y ba­je tam­bién las or­gu­llo­sas ban­de­ras mu­ni­ci­pa­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.