Ar­te y po­lí­ti­ca, la his­to­ria de las dos úni­cas vi­si­tas de Yo­ko Ono a Chi­le

Dream co­me true,

La Tercera - - Sociedad -

Traer a Yo­ko Ono a Chi­le. La mi­sión pa­re­cía pre­ci­pi­ta­da y un tan­to des­ca­be­lla­da, pe­ro de to­das for­mas el hoy mi­nis­tro He­ral­do Mu­ñoz, en ese mo­men­to ex em­ba­ja­dor en Bra­sil, aca­tó el en­car­go del can­di­da­to pre­si­den­cial Ri­car­do La­gos. Era oc­tu­bre de 1998 y la ar­tis­ta ja­po­ne­sa es­ta­ba al otro la­do de la cor­di­lle­ra inau­gu­ran­do una gran ex­po­si­ción en Bue­nos Ai­res. El ex pre­si­den­te pen­só que se­ría una bue­na idea in­vi­tar­la al país pa­ra dar­le un real­ce cul­tu­ral e in­ter­na­cio­nal a su cam­pa­ña, y de paso apro­ve­char las coin­ci­den­cias po­lí­ti­cas que am­bos te­nían, aun­que nun­ca se ha­bían vis­to en la vi­da.

“Ha­bía un con­tac­to con una ami­ga es­pa­ño­la que an­da­ba con Yo­ko”, re­cuer­da hoy el Mi­nis­tro de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res. “Pen­sé que era una vo­la­du­ra ir a Bue­nos Ai­res pa­ra que un des­co­no­ci­do, es de­cir yo, con­ven­cie­ra a Yo­ko Ono de via­jar a Chi­le y te­ner una agen­da cul­tu­ral con Ri­car­do”, agre­ga.

Ya en Ar­gen­ti­na, el cien­tis­ta político lo­gró co­lar­se en la agen­da de la ar­tis­ta y asis­tir a al­gu­nos even­tos. “Con­ver­sé con Yo­ko en di­ver­sos mo­men­tos, hu­bo quí­mi­ca per­so­nal y fui tes­ti­go cuan­do, en una ce­na muy des­or­de­na­da, Charly Gar­cía se arro­di­lló fren­te a Yo­ko y le rin­dió un hu­mil­de ho­me­na­je be­sán­do­le las ma­nos. Yo­ko me pre­gun­to quién era ese se­ñor, y le con­té. Al fi­nal de dos días, la con­ven­cí de pa­sar por Chi­le”, re­la­ta He­ral­do Mu­ñoz.

El 17 de oc­tu­bre de 1998, la viu­da de John Len­non ate­rri­zó en sue­lo chi­leno y to­dos los me­dios de co­mu­ni­ca­ción la ha­brían es­pe­ra­do an­sio­sos de no ser por­que al­go ines­pe­ra­do pe­ro cru­cial se cru­zó en la agen­cia no­ti­cio­sa. Ri­car­do La­gos lo re­cuer­da hoy: “Es­ta­ba to­do lis­to pa­ra la con­fe­ren­cia de pren­sa, que pen­sé se­ría el pun­to más ál­gi­do de la vi­si­ta de ella, pe­ro jus­to el día an­te­rior, a las 8 de la no­che, en Chi­le, to­ma­ron pre­so a Pi­no­chet en Londres, en The Cli­nic. Com­pren­de­rá que to­dos los pe­rio­dis­tas es­ta­ban más in­tere­sa­dos en pre­gun­tar­me so­bre eso y no so­bre Yo­ko Ono”, di­ce La­gos.

Pa­ra Mu­ñoz, la de­ten­ción de Pi­no­chet en In­gla­te­rra des­vió la aten­ción. “Creo que no ayu­dó a la can­di­da­tu­ra, pe­ro su vi­si­ta sí tu­vo vi­si­bi­li­dad, en to­do ca­so nos preo­cu­pa­mos de pro­te­ger­la de ver­se in­te­rro­ga­da por el ca­so de la de­ten­ción que le era to­tal­men­te ajeno”, ex­pli­ca el mi­nis­tro, quien es­tre­chó una amis­tad con la ar­tis­ta que de al­gu­na for­ma hi­zo po­si­ble su ex­po­si­ción en Chi­le, un año más tar­de. Ade­más, Mu­ñoz la se­gui­ría visitando mien­tras era em­ba­ja­dor en las Na­cio­nes Uni­das en Nue­va York. “Nos in­vi­tó va­rias ve­ces a mi es­po­sa y a mí a su de­par­ta­men­to del edi­fi­cio Da­ko­ta. Me ha­bló de que a John le do­lía Chi­le du­ran­te la dic­ta­du­ra. Y ter­mi­nó te­nien­do gran sim­pa­tía per­so­nal por Ten­cha Bus­si de Allen­de, pues am­bas ha­bían per­di­do a sus res­pec­ti­vos ma­ri­dos en cir­cuns­tan­cias de vio­len­cia. De allí su fuer­te com­pro­mi­so con la paz”, co­men­ta.

Al igual que ha­ce ca­si 20 años, San­tia­go re­ci­be una mues­tra de la ar­tis­ta lue­go de ha­ber pa­sa­do pri­me­ro por Bue­nos Ai­res. Es­ta vez es Dream co­me true, re­tros­pec­ti­va

FO­TOS: AR­CHI­VO.

►► La ar­tis­ta Yo­ko Ono, el ex pre­si­den­te Ri­car­do La­gos y el di­rec­tor del MAC Fran­cis­co Brug­no­li, atrás, re­co­rren la mues­tra en Par­que Fo­res­tal, 1999.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.