Hos­pi­ta­li­za­cio­nes: 22% de pa­cien­tes de red pú­bli­ca es­pe­ra más de 12 ho­ras una ca­ma

► Ci­fras de 2016 re­ve­lan que 78% se re­suel­ve an­tes de ese pla­zo, pe­ro que 11% aguar­da más de un día. En 2011, el 54% su­pe­ra­ba las 12 ho­ras. ► Mien­tras son ubi­ca­dos, re­ci­ben tra­ta­mien­to en la ur­gen­cia, en bo­xes, ca­mi­llas o si­llas. Sa­lud tra­ba­ja en me­jo­rar

La Tercera - - Nacional - G. San­do­val y K. Gon­zá­lez

Cuan­do una per­so­na lle­ga a la ur­gen­cia de un hos­pi­tal es so­me­ti­da a un exa­men pa­ra eva­luar su com­ple­ji­dad, lo que de­ter­mi­na el tiem­po que de­be es­pe­rar pa­ra re­ci­bir el tra­ta­mien­to. Lue­go de es­to, y en ca­so de que su cua­dro re­quie­ra hos­pi­ta­li­za­ción, co­rre un nue­vo pla­zo has­ta que el pa­cien­te sea efec­ti­va­men­te ubi­ca­do en una ca­ma.

Se­gún da­tos del Mi­nis­te­rio de Sa­lud, en 2016 fue­ron 532.232 los pa­cien­tes que lle­ga­ron a las ur­gen­cias del país y re­ci­bie­ron in­di­ca­ción de hos­pi­ta­li­za­se, de los cua­les 421.710 aguar­da­ron un cu­po. De ese gru­po, el 78% fue ubi­ca­do en una ca­ma an­tes de 12 ho­ras, mien­tras que el 22% res­tan­te su­peró ese pla­zo: un 11% aguar­dó me­nos de 24 ho­ras y otro 11% de­bió es­pe­rar un día com­ple­to.

Esa es­pe­ra se cur­sa den­tro del área de emer­gen­cia, nor­mal­men­te en un box de aten­ción am­bu­la­to­ria, don­de los pa­cien­tes pue­den re­ci­bir, al me­nos ba­sal­men­te, el tra­ta­mien­to in­di­ca­do. En ca­sos ex­tre­mos, an­te ex­ce­so de de­man­da, las per­so­nas son ubi­ca­das en pa­si­llos o si­llas de rue­das.

Así ocu­rrió con Jua­na Ló­pez (85), quien el año pa­sa­do lle­gó con su hi­ja, Ana So­to, a la ur­gen­cia del Hos­pi­tal del Sal­va­dor. Cuen­ta que trans­cu­rrie­ron unas ho­ras has­ta que la re­vi­só el doc­tor y re­ci­bió in­di­ca­ción de hos­pi­ta­li­zar­se, jun­to a ór­de­nes de exá­me­nes. Sin em­bar­go, por fal­ta de ca­mas, se man­tu­vo en­tre la sa­la de es­pe­ra y el box, en una si­lla de rue­das. “Es­pe­ra­mos to­do el día y to­da la no­che, en­tre que le to­ma­ban los exá­me­nes y la lla­ma­ban. Ya ca­si ha­bía pa­sa­do un día cuan­do nos di­je­ron que era una trom­bo­sis y que ha­bía que de­jar­la hos­pi­ta­li­za­da”, re­la­ta So­to.

El re­gis­tro del Min­sal re­ve­la que hu­bo otros 110.522 pa­cien­tes que, si bien de­bían hos­pi­ta­li­zar­se en el cen­tro en que se aten­dían, no lo hi­cie­ron. De és­tos, 39 mil cur­sa­ron el tra­ta­mien­to en la ur­gen­cia, otros 31 mil pa­sa­ron di­rec­to a pa­be­llón y 32 mil fue­ron de­ri­va­dos a otro cen­tro. En tan­to, 3.283 re­cha­za­ron la hos­pi­ta­li­za­ción y 3.296 fa­lle­cie­ron an­tes de in­ter­nar­se, por la gra­ve­dad de sus le­sio­nes, se­gún el Min­sal

En la ex Pos­ta Cen­tral, la prin­ci­pal ur­gen­cia del país, el año pa­sa­do el 35,9% de los pa-

(ver infografía).

ca­mas crí­ti­cas se han ane­xa­do des­de 2010 en la red pú­bli­ca pa­ra re­ci­bir más pa­cien­tes.

Es­pe­ra en clí­ni­cas

May Cho­ma­lí, pre­si­den­ta del Con­se­jo Mé­di­co de Clí­ni­cas de Chi­le, ex­pli­ca que en el sec­tor pri­va­do la es­pe­ra en­tre que un pa­cien­te re­ci­be in­di­ca­ción de hos­pi­ta­li­zar­se y su ubi­ca­ción en una ca­ma pro­me­dia las dos ho­ras: “Hay una muy bue­na co­mu­ni­ca­ción en­tre las ur­gen­cias y el área hos­pi­ta­la­ria, pa­ra coor­di­nar la de­man­da y la dis­po­ni­bi­li­dad. Ade­más, hay fle­xi­bi­li­dad pa­ra ir ha­bi­li­tan­do más cu­pos, de re­que­rir­se”.

cien­tes se hos­pi­ta­li­zó des­pués de 12 ho­ras, ci­fra me­nor que en 2014, cuan­do lle­gó a 38%. Su di­rec­tor, Ser­gio Sán­chez, ex­pli­ca que en las 42 ca­mas fun­cio­na­les de la emer­gen­cia los pa­cien­tes re­ci­ben la te­ra- pia ini­cial, mien­tras se ges­tio­na su cu­po en el cen­tro. “A ve­ces los pa­cien­tes pa­san allí pe­río­dos de 12 a 24 ho­ras, por ejem­plo cuan­do es­ta­mos en cam­pa­ña de in­vierno y el tiem­po de es­pe­ra es ma­yor. Ca­da hos­pi­tal tie­ne su for­ma de ges­tio­nar a los pa­cien­tes, pe­ro no­so­tros no hos­pi­ta­li­za­mos ni en si­lla ni en pa­si­llos, por una cues­tión cul­tu­ral”.

En el Hos­pi­tal San Juan de Dios, de los ca­si 10.500 pa­cien­tes de la ur­gen­cia que de­bían hos­pi­ta­li­zar­se, cer­ca de 4.500 aguar­da­ron me­nos de 12 ho­ras y ca­si 3.500 es­pe­ra­ron más de un día. Al res­pec­to, Vla­di­mir Pi­za­rro, di­rec­tor del Ser­vi­cio Me­tro­po­li­tano Oc­ci­den­te, afir­ma que “in­ci­de la re­la­ción de ca­mas por nú­me­ro de ha­bi­tan­tes que atien­de es­te ser­vi­cio, que en pro­me­dio es de 1,8 ca­mas por 10 mil per­so­nas y el pro­me­dio na­cio­nal es de 2,1 ca­mas. Ade­más, la ur­gen­cia del San Juan de Dios es la úni­ca ur­gen­cia de adul­tos de la zo­na”. Pi­za­rro aña­dió que se es­pe­ra me­jo­rar la situación con los dos nue­vos re­cin­tos de la red, el Fé­lix Bul­nes y Me­li­pi­lla, que con­tem­plan 200 y 100 nue­vas ca­mas, res­pec­ti­va­men­te.

Emilio San­te­li­ces, aca­dé­mi­co de la U. de Chi­le, afir­ma que la nor­ma in­ter­na­cio­nal in­di­ca que los cua­dros de los pa­cien­tes de­ben ser re­suel­tos en cua­tro ho­ras en la ur­gen­cia. “En ese pla­zo se de­be de­fi­nir si se le da el al­ta, se hos­pi­ta­li­za o se va a su ca­sa con tra­ta­mien­to. El pro­ble­ma es que ese pla­zo ya se ex­ce­de y, ade­más, la gen­te pa­sa 12 ho­ras y más es­pe­ran­do hos­pi­ta­li­za­ción y, en mu­chos ca­sos, eso es un re­tra­so pa­ra el ini­cio del tra­ta­mien­to”. San­te­li­ces aña­de que “hay una fa­lla en la ca­de­na del pro­ce­so de aten­ción que se de­be co­rre­gir, por­que ade­más pa­sa que los pa­cien­tes que re­ci­be in­di­ca­ción de ci­ru­gía en la uni­dad de ur­gen­cia ter­mi­nan sien­do ope­ra­dos, en pro­me­dio, cua­tro días des­pués”.

Patricia Navarrete, je­fa de la Di­vi­sión Ges­tión de Re­des Asis­ten­cia­les del Min­sal, ex­pli­ca que cuan­do un pa­cien­te re­ci­be or­den de in­ter­na­ción, se ac­ti­va la pes­qui­sa en el pro­pio re­cin­to, re­vi­san­do las pla­zas dis­po­ni­bles y po­si­bles al­tas. Si no hay cu­pos, se bus­ca en el res­to de los hos­pi­ta­les de la red y, si eso fa­lla, se pi­de apo­yo a la Uni­dad de Ges­tión de Ca­mas Crí­ti­cas del Min­sal, que ras­trea en las clí­ni­cas pri­va­das que ten­gan con­ve­nio. Si no re­sul­ta, el hos­pi­tal pue­de com­prar, por tra­to di­rec­to, un cu­po en un cen­tro sin con­ve­nio. Así, el pro­ce­so pue­de tar­dar va­rias ho­ras, de­pen­dien­do de la de­man­da asis­ten­cial, la exis­ten­cia li­mi­ta­da de pla­zas y la ne­ce­si­dad de prio­ri­zar que la de­ri­va­ción sea cos­to-efec­ti­va.

Navarrete aña­de que, com­pa­ra­do a 2011, cuan­do el 54% de los pa­cien­tes aguar­da­ba más de 12 ho­ras an­tes de ser hos­pi­ta­li­za­do, los pla­zos han me­jo­ra­do. Sin em­bar­go, pa­ra acor­tar­los más, se ha op­ti­mi­za­do el sis­te­ma de bús­que­da de cu­pos e in­cre­men­ta­do en un 24% las ca­mas crí­ti­cas, con 687 nue­vas pla­zas. Ade­más, se ha re­for­za­do la hos­pi­ta­li­za­ción do­mi­ci­lia­ria de pa­cien­tes me­nos com­ple­jos, pa­ra que los cu­pos hos­pi­ta­la­rios se des­ti­nen a los más gra­ves. “Ca­da vez es me­nos fre­cuen­te que un pa­cien­te es­pe­re ser hos­pi­ta­li­za­do en una ca­mi­lla o si­lla de rue­das. He­mos pe­di­do que es­tén vi­gi­lan­tes de eso, por­que son si­tua­cio­nes que no desea­mos. Ade­más, el año pa­sa­do se me­jo­ra­ron y acon­di­cio­na­ron 23 ur­gen­cias del país, pa­ra que la es­pe­ra de pa­cien­tes y fa­mi­lia­res sea lo más ade­cua­da po­si­ble”.b

►► Fron­tis de la ex Pos­ta Cen­tral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.