San­ción en Ley de Com­pras Pú­bli­cas

La Tercera - - Opinión - Co­men­te en

DES­DE EL 1 de ju­nio la Uni­ver­si­dad de Chi­le se en­cuen­tra in­ha­bi­li­ta­da pa­ra par­ti­ci­par en li­ci­ta­cio­nes pú­bli­cas y ce­le­brar con­tra­tos con el Es­ta­do por dos años, de­bi­do a que la Cor­te Su­pre­ma la con­de­nó por in­frac­ción a la tu­te­la la­bo­ral. A es­te es­ce­na­rio po­dría su­mar­se la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca, lue­go de ser de­cla­ra­da cul­pa­ble de prác­ti­cas an­ti­sin­di­ca­les por el Se­gun­do Juz­ga­do de Le­tras del Tra­ba­jo de San­tia­go, aun­que es­ta sen­ten­cia se en­cuen­tra en pro­ce­so de re­cla­ma­ción por par­te de la UC. De ma­te­ria­li­zar­se el fallo, am­bas se ve­rán im­po­si­bi­li­ta­das de pres­tar ser­vi­cios al Es­ta­do, lo que in­clu­ye la ela­bo­ra­ción de es­tu­dios de al­to im­pac­to en las po­lí­ti­cas pú­bli­cas e in­clu­so la prohi­bi­ción de dis­po­ner sus cen­tros de sa­lud pa­ra la aten­ción con fon­dos pú­bli­cos.

La Ley de Com­pras Pú­bli­cas es­ta­ble­ce que so­lo pue­den ser pro­vee­do­res del Es­ta­do las em­pre­sas o ins­ti­tu­cio­nes que no ha­yan si­do con­de­na­das en ma­te­rias la­bo­ra­les. Es­ta si­tua­ción es la que han en­fren­ta­do no so­lo es­tas uni­ver­si­da­des, sino di­ver­sas em­pre­sas pri­va­das, que se han vis­to im­pe­di­das de pro­veer al Es­ta­do por fa­llos la­bo­ra­les ad­ver­sos. Aun cuan­do no ca­be re­pro­char que la ley se es­té apli­can­do con­for­me su es­pí­ri­tu, a la luz de es­tas ex­pe­rien­cias pa­re­ce ra­zo­na­ble re­vi­sar el al­can­ce de sus san­cio­nes, pues pa­re­cen des­pro­por­cio­na­das fren­te a una in­frac­ción par­ti­cu­lar.

Es un he­cho que los con­ti­nuos cam­bios a ley la­bo­ral han ido in­tro­du­cien­do ma­yor ri­gi­dez en el mer­ca­do del tra­ba­jo y ca­da vez son más fre­cuen­tes los fa­llos ad­ver­sos al em­plea­dor, sea és­te una em­pre­sa pri­va­da o una ins­ti­tu­ción pú­bli­ca. No obs­tan­te, un mar­co re­gu­la­to­rio mo­derno es ca­paz de ga­ran­ti­zar el res­pe­to por los de­re­chos la­bo­ra­les sin prohi­bir la ne­ce­sa­ria pres­ta­ción de ser­vi­cios bá­si­cos que rea­li­zan ins­ti­tu­cio­nes y em­pre­sas al Es­ta­do. Pa­re­ce per­ti­nen­te, por tan­to, man­te­ner cier­tas res­tric­cio­nes a las em­pre­sas o ins­ti­tu­cio­nes que vul­ne­ran los de­re­chos la­bo­ra­les, pe­ro és­tas de­ben es­tar su­pe­di­ta­das a san­cio­nar ac­cio­nes ha­bi­tua­les y no he­chos ais­la­dos.

Hay pun­tos del Fren­te Am­plio de Chi­le, di­se­ña­dos si­guien­do a su ho­mó­ni­mo uru­gua­yo, hoy cues­tio­na­dos en Uru­guay”.

Al­do Le­ma

La Ter­ce­ra| 27 | 06 | 2017

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.