En el mo­men­to pre­ci­so, Beatriz Sán­chez vino a re­mo­ver el sue­lo de una con­tien­da elec­to­ral ya de por sí in­cier­ta.

La Tercera - - Temas De Hoy -

mun­do ju­ve­nil y uni­ver­si­ta­rio.

En la pri­ma­ria de su sec­tor, de­be­rá com­pe­tir el pró­xi­mo domingo con Al­ber­to Ma­yol, so­ció­lo­go que en los úl­ti­mos años se ha con­ver­ti­do en un re­fe­ren­te in­te­lec­tual de la crí­ti­ca al ‘mo­de­lo’. No sin ten­sio­nes, am­bos han lo­gra­do ar­ti­cu­lar una bue­na du­pla, don­de la cla­ri­dad es­tra­té­gi­ca se com­bi­na con cier­ta duc­ti­li­dad tác­ti­ca, y don­de la den­si­dad ideo­ló­gi­ca con­vi­ve con al­go de es­pon­ta­nei­dad. Pe­ro a di­fe­ren­cia de Ma­yol, Beatriz Sán­chez ha sa­bi­do mos­trar un per­fil más afa­ble y abar­ca­dor, bus­can­do atraer al vo­tan­te na­tu­ral de la cen­troiz­quier­da y no ce­rran­do de plano las op­cio­nes de con­ver­gen­cia en un es­ce­na­rio fu­tu­ro.

Ca­si con se­gu­ri­dad, a par­tir de la pró­xi­ma se­ma­na se­rá ella quien ten­ga que asu­mir el desafío de dar con­sis­ten­cia a un pro­yec­to en cier­nes, a es­te hi­jo des­ca­rria­do del de­sen­can­to y de las uto­pías amor­fas que re­co­rren a bue­na par­te de la iz­quier­da. Una ta­rea ti­tá­ni­ca, que más tem­prano que tar­de de­be­rá en­con­trar­se con al­gu­nos de los im­pe­ra­ti­vos del rea­lis­mo, pa­ra tra­tar de dar con­ti­nui­dad a su sue­ño y, so­bre to­do, pa­ra en­con­trar un lu­gar per­ma­nen­te en el Chi­le que ven­drá una vez ter­mi­na­do el pro­ce­so elec­to­ral.

Ana­lis­ta po­lí­ti­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.