B, pe­ro muy ma­yús­cu­la

► El equi­po al­ter­na­ti­vo de Löw re­fle­ja el no­ta­ble re­cam­bio que tie­ne la se­lec­ción ale­ma­na. ► Los ger­ma­nos, los más go­lea­do­res de la Co­pa, se­cun­dan a Chi­le en can­ti­dad y efec­ti­vi­dad de pa­ses.

La Tercera - - Deportes - C. Ta­pia / B. Sán­chez

La Co­pa Confederaciones nun­ca fue una prio­ri­dad pa­ra Joa­chim Löw. Pú­bli­ca­men­te ha ma­ni­fes­ta­do su mo­les­tia con la ex­ce­si­va can­ti­dad de par­ti­dos que tie­nen los fut­bo­lis­tas en el úl­ti­mo tiem­po, que al­te­ra su des­can­so. An­te ello, con­fec­cio­nó una con­vo­ca­to­ria al­ter­na­ti­va pa­ra ir a Ru­sia. El fa­mo­so equi­po B.

Con ex­cep­cio­nes que sí es­tán más in­vo­lu­cra­dos en el plan­tel prin­ci­pal (co­mo Ju­lian Drax­ler, Ter Ste­gen, Em­re Can y Jo­nas Hec­tor, por ci­tar a los prin­ci­pa­les), el es­tra­te­ga lle­vó a un plan­tel ma­yo­ri­ta­ria­men­te jo­ven y de pro­yec­ción, en­tre­gan­do des­can­so a sus fi­gu­ras –mi­ra el Mun­dial 2018 co­mo su ob­je­ti­vo nú­me­ro 1- y ro­da­je a fut­bo­lis­tas que tu­vie­ron un acep­ta­ble ren­di­mien­to en la úl­ti­ma Bun­des­li­ga. Así y to­do, se ins­ta­ló en la fi­nal, pa­ra cho­car con la Ro­ja es­te do­min­go.

No de­ja de lla­mar la aten­ción que los cam­peo­nes del mun­do al­can­cen por pri­me­ra vez la fi­nal de la Confederaciones, la an­te­sa­la de la Co­pa del Mun­do, sin sus pie­zas es­te­la­res. A sa­ber: Ma­nuel Neuer, Je­ro­me Boa­teng, Mats Hum­mels, Be­ne­dikt Hö­we­des, Sa­mi Khe­di­ra, To­ni Kroos, Me­sut Özil y Tho­mas Mü­ller. Pe­ro la bue­na no­ti­cia pa­ra los ger­ma­nos es que el re­cam­bio es evi­den­te, una reali­dad.

Una de las prin­ci­pa­les vir­tu­des que se de­no­tan del com­bi­na­do ale­mán es la nu­tri­da can­ti­dad de va­rian­tes tác­ti­cas que le ofre­ce su

Oplan­tel, por muy B que sea.

Ale­ma­nia pue­de ade­cuar­se a ju­gar con tres, cua­tro o cin­co atrás, se­gún las cir­cuns­tan­cias y el ri­val. Sus za­gue­ros, Rü­di­ger, Gin­ter, Mus­ta­fi y Sü­le, van ro­tan­do y no se no­ta. Jos­hua Kim­mich, del Ba­yern Mú­nich, es la prin­ci­pal car­ta que aso­ma pa­ra ser el re­le­vo de Phi­lipp Lahm en el la­te­ral de­re­cho. De su se­lec­ción, es quien da más pa­ses, 180, con 147 co­rrec­tos y 33 erra­dos. De mi­tad ha­cia arri­ba, el de­lan­te­ro Ti­mo Wer­ner le tra fi­nal en la ru­ta de es­ta ge­ne­ra­ción do­ra­da. Se la han ga­na­do con es­fuer­zo y pun­do­nor. Con di­fi­cul­ta­des, han he­cho de su pa­sión una pro­fe­sión, ésa de no creer en los im­po­si­bles.

En es­ta par­te fi­nal del tor­neo, han ven­ci­do a Por­tu­gal. Y Cris­tiano Ro­nal­do, su ge­nio que no sa­lió de la bo­te­lla. Era la gran ame­na­za con su jue­go a ras de pi­so y jue­go aé­reo. Po­bre del que ha­ga una fal­ta en las in­me­dia­cio­nes del área: allí su obús era mor­tí­fe­ro con des­tino a un án­gu­lo le­jos de las ma­nos de Clau­dio Bra­vo. Cui­da­do con su ve­lo­ci­dad ga­nó el pues­to a San­dro Wag­ner, quien co­men­zó la com­pe­ten­cia co­mo ti­tu­lar. El arie­te del Leip­zig res­pon­dió con go­les, ya que lle­va tres tan­tos, los mis­mos que el vo­lan­te Leon Go­retz­ka, la fi­gu­ra de ayer.

De los 21 ju­ga­do­res que tie­ne Löw (los le­sio­na­dos Le­roy Sa­né y Die­go Dem­me no fue­ron sus­ti­tui­dos en la nó­mi­na), el úni­co que aún no su­ma mi­nu­tos es el go­le­ro Ke­vin Trapp, del PSG.

Re­vi­san­do las es­ta­dís­ti­cas del tor­neo, se pue­den sa­car

con­clu­sio­nes res­pec­to a su jue­go. Ale­ma­nia es el se­gun­do se­lec­cio­na­do con ma­yor can­ti­dad de pa­ses (1.748), de­trás de Chi­le (2.137). Tam­bién es­col­ta a la Ro­ja en la efec­ti­vi­dad de los pa­ses, con un 84,8 por cien­to, se­cun­dan­do el 90,2% de los na­cio­na­les. El ale­mán con ma­yor can­ti­dad de pa­ses co­rrec­tos es Ju­lian Drax­ler, con 153, se­gui­do por An­to­nio Rü­di­ger, con 148. Es­te úl­ti­mo, za­gue­ro de la Ro­ma, es quien más ba­lo­nes re­cu­pe­ra, con 21, sien­do el quin­to de to­da la Co­pa Confederaciones.

En el ítem don­de la Manns­chaft es pri­me­ra es en la efec­ti­vi­dad en re­ma­tes (19,3%), con 11 go­les en 57 dis­pa­ros. En es­te sen­ti­do, Löw tie­ne a los tres ju­ga­do­res más efec­ti­vos re­ma­tan­do a por­te­ría: Go­retz­ka (37,5%), Wer­ner (27,3%) y Ke­rem De­mir­bay (20%).

Al­go que lla­ma la aten­ción tie­ne que ver con la po­se­sión de ba­lón. De los cua­tro par­ti­dos ju­ga­dos, só­lo en dos tu­vo más la pe­lo­ta que su ri­val, an­te Aus­tra­lia (59%) y Ca­me­rún (58%). En el 1-1 con­tra Chi­le tu­vo el 46% y ayer fren­te a Mé­xi­co ape­nas el 39%.

Así es Ale­ma­nia en la Confederaciones, con el fa­mo­so equi­po B, pe­ro en ma­yús­cu­la. Muy ma­yús­cu­la.b

FO­TO: AP

►► Ju­ga­do­res se abra­zan tras el 2-0 ger­mano.

FO­TO: REUTERS

►► Oso­rio y Löw an­tes del due­lo de ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.