Fis­ca­li­za­ción de eva­sión en el Tran­san­tia­go

La Tercera - - Correo - Pa­blo Ver­du­go

Se­ñor di­rec­tor:

En lo que va del año, gra­cias a los es­fuer­zos de Ca­ra­bi­ne­ros y del Mi­nis­te­rio de Trans­por­tes y Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, se ha lo­gra­do au­men­tar en 40% el nú­me­ro de per­so­nas in­frac­cio­na­das por no pa­gar su pa­sa­je.

Por tan­to, ha­bla­mos de una muy bue­na no­ti­cia. No sig­ni­fi­ca, ba­jo nin­gún pun­to de vis­ta, que el nú­me­ro to­tal de per­so­nas que no pa­gan su pa­sa­je ha­ya cre­ci­do, co­mo sos­tu­vo el ti­tu­lar y par­te del con­te­ni­do de un ar­tícu­lo pu­bli­ca­do esta se­ma­na en su dia­rio, sino to­do lo con­tra­rio.

Ca­be in­di­car que la eva­sión to­tal dis­mi­nu­yó a 31% en el período, pro­duc­to de una ma­yor efec­ti­vi­dad en la fis­ca­li­za­ción, en­tre otras ra­zo­nes, y cu­yo re­sul­ta­do era par­te de la pro­yec­ción de la Coor­di­na­ción con­tra la Eva­sión, ins­tan­cia que pu­so en mar­cha la mi­nis­tra Pao­la Ta­pia cuan­do asu­mió la car­te­ra en mar­zo de es­te año. una de cada nue­ve per­so­nas. Y más de 66 mi­llo­nes de ni­ños y ni­ñas en edad es­co­lar pri­ma­ria asis­ten a cla­ses con ham­bre en paí­ses en desa­rro­llo.

Los paí­ses de­fien­den esta contradicción adu­cien­do que se da­rá cum­pli­mien­to al pac­to “siem­pre y cuan­do” se dis­pon­ga de re­cur­sos. Se sos­tie­ne que se ne­ce­si­tan al­re­de­dor de US$ 3,2 mil mi­llo­nes por año pa­ra lle­gar a los 66 mi­llo­nes de ni­ños con ham­bre en edad es­co­lar, di­ne­ros que no es­tán dis­po­ni­bles. Es­te ar­gu­men­to se em­plea pa­ra “jus­ti­fi­car” lo in­jus­ti­fi­ca­ble; es de­cir, que unos 263 mi­llo­nes de ni­ños y jó­ve­nes no es­tán es­co­la­ri­za­dos se­gún la Unes­co.

Es un ar­gu­men­to fa­laz y en­ga­ña­dor, to­da vez que da­tos re­cien­tes mues­tran que en 2016 se gas­ta­ron US$ 1,69 tri­llo­nes en ar­ma­men­tos (IPB Of­fi­ce in Bar­ce­lo­na). Es di­fí­cil cal­cu­lar el nú­me­ro de per­so­nas en el mundo que po­drían ac­ce­der al de­re­cho a la ali­men­ta­ción, a la educación, a la vi­vien­da y a una vi­da dig­na con esos re­cur­sos.

No di­ga­mos, en­ton­ces, tram­po­sa­men­te, que no hay re­cur­sos y que cuan­do los ha­ya se ha­rán vi­gen­tes de­re­chos tan fun­da­men­ta­les. Los di­ne­ros es­tán, ¿y el com­pro­mi­so?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.