Apro­ba­ción de bo­das gay ge­ne­ra tensión en alian­za de Merkel

► La iniciativa fue pre­sen­ta­da por los so­cial­de­mó­cra­tas. La can­ci­ller ale­ma­na y otros 225 par­la­men­ta­rios vo­ta­ron en con­tra.

La Tercera - - Mundo - Ma­ría Paz Sa­las

En una po­lé­mi­ca se­sión y con el vo­to en con­tra de la can­ci­ller An­ge­la Merkel, el Par­la­men­to ale­mán apro­bó ayer la le­ga­li­za­ción del ma­tri­mo­nio ho­mo­se­xual.

El pro­yec­to fue im­pul­sa­do por su so­cio mi­no­ri­ta­rio, el Par­ti­do So­cial De­mó­cra­ta (SPD) en una alian­za iné­di­ta con Los Ver­des y La Iz­quier­da, lue­go de rom­per su acuer­do de coa­li­ción con con­ser­va­do­ra Unión De­mó­cra­ta Cris­tia­na (CDU) de Merkel.

La iniciativa, que ob­tu­vo luz ver­de con 393 vo­tos a fa­vor, 226 en con­tra y cua­tro abs­ten­cio­nes, le en­tre­ga a las pa­re­jas del mis­mo se­xo los mis­mos de­re­chos que pa­ra las he­te­ro­se­xua­les, in­clu­yen­do la adop­ción. Se­ten­ta y cin­co dipu­tados de la CDU-CSU vo­ta­ron a fa­vor de la me­di­da.

La iniciativa ha­bía que­da­do fue­ra del acuer­do de la gran coa­li­ción en 2013 y los so­cial­de­mó­cra­tas ha­bían res­pe­ta­do el pac­to du­ran­te los úl­ti­mos cua­tro años. Pe­ro a tres me­ses de las elec­cio­nes ge­ne­ra­les, la SPD con­di­cio­nó la apro­ba­ción de la me­di­da co­mo un re­qui­si­to im­pres­cin­di­ble pa­ra par­ti­ci­par en un fu­tu­ro go­bierno.

El lí­der del SPD, Mar­tin Schulz, ase­gu­ró el do­min­go que no se alia­ría con quien no in­clu­ye­ra en el pac­to de go­bierno el ma­tri­mo­nio gay, de­ci­sión a la que otros par­ti­dos de opo­si­ción tam­bién se su­ma­ron.

Du­ran­te mu­cho tiem­po, la can­ci­ller se opu­so a la me­di­da pa­ra no con­tra­riar al sec­tor más con­ser­va­dor del elec­to­ra­do, así co­mo tam­bién a sus alia­dos de la bá­va­ra Unión So­cial Cris­tia­na (CSU), con un en­fo­que más tra­di­cio­nal en te­mas so­cia­les.

Merkel pla­nea­ba vo­tar la me­di­da des­pués de las elec­cio­nes ge­ne­ra­les del 24 de sep­tiem­bre, dán­do­se tiem­po pa­ra de­ba­tir el te­ma den­tro de su coa­li­ción. Sin em­bar­go el SPD lo­gró ace­le­rar el pro­ce­so, alián­do­se con otros dos par­ti­dos de iz­quier­da.

Fren­te a las pre­sio­nes de sus so­cios y con la vis­ta pues­ta en los co­mi­cios, Merkel lla­mó a to­mar “una de­ci­sión en con­cien­cia” y dio li­ber­tad de vo­to a sus dipu­tados. La can­ci­ller as­pi­ra a un cuar­to man­da­to y la apro­ba­ción tem­pra­na de la le­gis­la­ción del ma­tri­mo­nio ho­mo­se­xual podría ga­ran­ti­zar­le al­gu­nas alian­zas tras los co­mi­cios.

“Pa­ra mí el ma­tri­mo­nio, en la Cons­ti­tu­ción, es la unión en­tre un hom­bre y una mu­jer y por eso no he Vol­ker Kau­der, quien ha si­do una suer­te de vo­ce­ro de quie­nes de­fien­den el ma­tri­mo­nio tra­di­cio­nal, de­nun­ció tras la se­sión el “opor­tu­nis­mo po­lí­ti­co” de sus so­cios del SPD.

“Yo per­so­nal­men­te nun­ca pon­dré mi fir­ma en al­go que re­pre­sen­te el ma­tri­mo­nio pa­ra to­dos, por mo­ti­vos de con­cien­cia”, ase­gu­ró fren­te a los me­dios.

La vo­ta­ción fue con­si­de­ra­da co­mo “his­tó­ri­ca” y el país se con­vir­tió en el nú­me­ro 24 del mundo en le­ga­li­zar el ma­tri­mo­nio igua­li­ta­rio. Den­tro de Eu­ro­pa, es el nú­me­ro 14. Paí­ses co­mo Aus­tria, Gre­cia o Ita­lia, aún no han apro­ba­do esta me­di­da.

En 2001, Ale­ma­nia ya ha­bía apro­ba­do una unión ci­vil que otor­ga los mis­mos de­re­chos que el ma­tri­mo­nio, sal­vo en te­mas de adop­ción y en cier­tas ven­ta­jas fiscales.b

FO­TO: EFE

►► Un gru­po celebra ayer la apro­ba­ción del ma­tri­mo­nio gay an­te la puer­ta Bran­den­bur­go, en Berlín.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.