Cre­ce po­la­ri­za­ción en Hong Kong, a 20 años de en­tre­ga de ex en­cla­ve británico a Chi­na

► Gru­pos de jó­ve­nes han co­men­za­do a defender la in­de­pen­den­cia de ese te­rri­to­rio en los úl­ti­mos años. ► Hong Kong

La Tercera - - Mundo - Fer­nan­do Fuen­tes

Keith B. Rich­burg, ex je­fe de la ofi­ci­na de The Washington Post en Hong Kong, re­cor­dó en una re­cien­te co­lum­na pa­ra ese pe­rió­di­co, que en ju­nio de 1995, dos años an­tes de que la an­ti­gua co­lo­nia bri­tá­ni­ca fue­ra en­tre­ga­da a la Chi­na co­mu­nis­ta (el 1 de ju­lio de 1997), la revista For­tu­ne pu­bli­có una fa­mo­sa y con­tro­ver­ti­da his­to­ria de por­ta­da ti­tu­la­da “La muer­te de Hong Kong”. En re­su­men, cuen­ta Rich­burg, el ar­tícu­lo pre­de­cía que es­te bri­llan­te cen­tro fi­nan­cie­ro in­ter­na­cio­nal se con­ver­ti­ría en otra tí­pi­ca ciu­dad con­ti­nen­tal una vez ba­jo con­trol de Bei­jing.

Aun­que los va­ti­ci­nios de For­tu­ne no se cum­plie­ron, a dos dé­ca­das de la en­tre­ga de Hong Kong a Chi­na la revista The Eco­no­mist con­si­de­ra que hoy Bei­jing “es­tá en­du­re­cien­do” su tra­to con la que fue­ra co­lo­nia bri­tá­ni­ca por 150 años.

En 1997, Jiang Ze­min re­afir­mó que el re­cién ad­qui­ri­do en­cla­ve -con­ver­ti­do en una nue­va Re­gión Ad­mi­nis­tra­ti­va Es­pe­cial­dis­fru­ta­ría de am­plia au­to­no­mía, reivin­di­can­do que la his­to­ria re­cor­da­ría al di­fun­to Deng Xiao­ping por su fórmula “un país dos sis­te­mas”.

Ba­jo es­te prin­ci­pio se su­po­nía que Hong Kong pre­ser­va­ría el im­pe­rio de la ley, la li­ber­tad de ex­pre­sión y el de­re­cho a pro­tes­tar co­mo lo dis­fru­ta­ban los bri­tá­ni­cos -por lo me­nos has­ta 2047-, pe­ro al­gu­nos sien­ten que Chi­na no ha man­te­ni­do su par­te de la ne­go­cia­ción, se­gún sos­tie­ne CNN.

Es lo que pien­sa en par­te Jean-Pie­rre Ca­bes­tan, aca­dé­mi­co de la Uni­ver­si­dad Bau­tis­ta de Hong Kong. A su juicio, es­te te­rri­to­rio “si­gue sien­do go­ber­na­do por un sis­te­ma di­fe­ren­te y se­gui­rá sien­do así, su­pon­go, in­clu­so des­pués de 2047”, afir­ma a

Pe­ro al mis­mo tiem­po, el aca­dé­mi­co fran­cés de­nun­cia que el “pro­me­ti­do ‘al­to gra­do de au­to­no­mía’ ha si­do pues­to en pe­li­gro”. Ello, por­que “no só­lo el Je­fe Eje­cu­ti­vo ha se­gui­do sien­do se­lec­cio­na­do por Bei­jing, sino tam­bién por­que el go­bierno cen­tral se ha vuel­to cada vez más in­tru­si­vo en el go­bierno y la po­lí­ti­ca de Hong

La Ter­ce­ra.

Kong, res­trin­gien­do al­gu­nas de las ga­ran­tías y li­ber­ta­des po­lí­ti­cas y le­ga­les fun­da­men­ta­les que re­gían an­tes de 1997”.

En ese sen­ti­do, Ca­bes­tan ase­gu­ra que “Bei­jing, es­pe­cial­men­te des­de que Xi Jin­ping lle­gó al po­der, ha in­ti­mi­da­do cada vez más abier­ta­men­te a los ac­ti­vis­tas, ha im­pe­di­do y prohi­bi­do a can­di­da­tos in­de­pen­den­tis­tas par­ti­ci­par en las elec­cio­nes del Con­se­jo Le­gis­la­ti­vo y ha se­cues­tra­do a li­bre­ros que im­pri­mie­ron y ven­die­ron li­bros que cri­ti­ca­ban a los lí­de­res y al ré­gi­men chino”.

Pe­ro el pro­pio Xi Jin­ping, que el jue­ves ini­ció su pri­me­ra vi­si­ta ofi­cial a la ex co­lo­nia bri­tá­ni­ca des­de que asu­mió el car­go en 2013, pro­me­tió en el mis­mo ae­ro­puer­to de Hong Kong que tra­ba­ja­rá pa­ra que la fórmula “un país, dos sis­te­mas”, se man­ten­ga “es­ta­ble y por un lar­go tiem­po”.

Ape­nas unas ho­ras an­tes de la lle­ga­da de Xi, sin em­bar­go, la po­li­cía del te­rri­to­rio au­tó­no­mo de­tu­vo a 26 ac­ti­vis­tas de va­rios par­ti­dos pro­de­mo­crá­ti­cos. Y es que Hong Kong se ha po­la­ri­za­do cada vez más. Por un la­do, es­tá la fac­ción proBei­jing que si­gue la lí­nea del Par­ti­do Co­mu­nis­ta y, por otra la­do, el sec­tor pro-de­mo­cra­cia que fa­vo­re­ce una ma­yor au­to­no­mía pa­ra Hong Kong.

Es­te úl­ti­mo sec­tor (en­ca­be­za­do por el mo­vi­mien­to Oc­cupy Cen­tral) li­de­ró en 2014 ma­si­vas pro­tes­tas en fa­vor de la de­mo­cra­cia, las cua­les, no obs­tan­te, no lo­gra­ron ase­gu­rar nin­gún cam­bio o pro­me­sa del go­bierno y los pro­ble­mas co­ti­dia­nos co­mo el aumento ver­ti­gi­no­so de los pre­cios in­mo­bi­lia­rios, el de­te­rio­ro de los es­tán­da­res edu­ca­ti­vos y el es­tan­ca­mien­to de los sa­la­rios do­mi­nan el dis­cur­so dia­rio, se­gún The Guar­dian.

Con to­do, en los úl­ti­mos años un gru­po pe­que­ño pe­ro rui­do­so de jó­ve­nes ha co­men­za­do a defender la in­de­pen­den­cia de Hong Kong. “Son va­rias las ra­zo­nes que ex­pli­can el au­ge in­de­pen­den­tis­ta. Hay cier­ta sen­sa­ción de as­fi­xia por la mag­ni­tud e in­ten­si­dad del abra­zo con­ti­nen­tal, ade­más de no po­cos erro­res en la ges­tión po­lí­ti­ca de la au­to­no­mía del en­cla­ve. Y tam­bién hay de­cep­ción por­que las gran­des asig­na­tu­ras pen­dien­tes, en­tre ellas la me­jo­ra de la jus­ti­cia so­cial, no se han abor­da­do su­fi­cien­te­men­te”, ex­pli­ca a

Xu­lio Ríos, di­rec­tor del Ob­ser­va­to­rio de la Po­lí­ti­ca Chi­na, en Bei­jing.

Sin em­bar­go, los ex­per­tos coin­ci­den en que el prin­ci­pio “un país, dos sis­te­mas” se man­ten­drá. “Con­ti­nua­rá pro­ba­ble­men­te des­pués de 2047, por­que le aco­mo­da a los in­tere­ses de las eli­tes de Bei­jing”, opi­na Ca­bes­tan. “A Chi­na le in­tere­sa man­te­ner el es­ta­tus sin­gu­lar de Hong Kong”, agre­ga Ríos.b

La Ter­ce­ra

1997

2007

2017 P ¿Con­si­de­ra que Chi­na ha res­pe­ta­do el prin­ci­pio de “un país, dos sis­te­mas”?

Un as­pec­to im­por­tan­te de “un país, dos sis­te­mas” es per­mi­tir que Hong Kong ten­ga un al­to gra­do de au­to­no­mía y un al­to gra­do de au­to­no­mía in­clu­ye la go­ber­na­bi­li­dad de­mo­crá­ti­ca. Al ne­gar a las per­so­nas de Hong Kong el de­re­cho de ele­gir a nues­tros pro­pios lí­de­res po­lí­ti­cos a tra­vés del su­fra­gio uni­ver­sal e igua­li­ta­rio, Chi­na no ha res­pe­ta­do el prin­ci­pio de “un país, dos sis­te­mas”.

P ¿Cree que el in­ter­ven­cio­nis­mo de Bei­jing es­tá ayu­dan­do a fo­men­tar el mo­vi­mien­to de in­de­pen­den­cia en Hong Kong?

A me­di­da que la as­pi­ra­ción de la gen­te de Hong Kong de una au­to­no­mía de­mo­crá­ti­ca es frus­tra­da, al­gu­nas per­so­nas es­tán sien­do pro­vo­ca­das a bus­car la in­de­pen­den­cia.

P ¿Chi­na ab­sor­be­rá Hong Kong des­pués de 2047? ►

Es di­fí­cil pre­de­cir lo que ocu­rri­rá en 2047, pe­ro an­tes de que ese año lle­gue, pue­de ha­ber cam­bios fun­da­men­ta­les en Chi­na y es­to se­gu­ra­men­te afec­ta­rá el fu­tu­ro de Hong Kong en 2047.

FO­TO: AFP

►► Xi Jin­ping ha­bla a su arri­bo al ae­ro­puer­to de Hong Kong, el jue­ves.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.