Fo­me: el rock del bi­go­te

La Tercera - - So­cie­dad - Mau­ri­cio Jür­gen­sen Pe­rio­dis­ta de mú­si­ca

Pu­die­ron se­pa­rar­se, por­que bá­si­ca­men­te era lo que les que­da­ba en el con­tex­to de una in­ter­na que se ha­cía in­sos­te­ni­ble por allá por 1997. Pe­ro en vez de eso de­ci­die­ron ha­cer un dis­co y po­ner to­do lo que te­nían ahí. Qui­zás ya no co­mo un con­jun­to, co­mo una fuer­za co­lec­ti­va, pe­ro sí por se­pa­ra­do, con lo me­jor de ca­da uno. Co­mo un Al­bum blan­co, pe­ro a la chi­le­na. Y lo fue­ron a gra­bar a Es­ta­dos Uni­dos y pen­sa­ron que era bue­na idea “tra­jear­se” y de­jar­se bi­go­tes. Ir a tra­ba­jar ves­ti­dos co­mo ca­ba­lle­ros an­ti­guos e in­si­nuar de ese mo­do que el cam­bio so­no­ro iba a ser pro­fun­do y que ha­bía lle­ga­do la adul­tez crea­ti­va.

Y cuan­do lo tu­vie­ron lis­to y to­dos pen­sa­ban que se ve­nía al­go así co­mo la se­gun­da par­te de Quien es la que vie­ne allí, por­que ve­nían de un un­plug­ged sú­per ven­tas y una pri­me­ra ver­sión de la Yein Fon­da que los te­nía con­ver­ti­dos en la ban­da más im­por­tan­te de Chi­le, Los Tres desafió el tem­ple de sus se­gui­do­res y el jui­cio de los pro­gra­ma­do­res con Bol­sa de ma­reo, una can­ción de gui­ta­rras dis­tor­sio­na­das con un vi­deo gra­ba­do en al­tu­ra y en cá­ma­ra len­ta y que te­nía una le­tra que an­ti­ci­pa­ba el tono del me­jor dis­co de Los Tres y qui­zás del rock chi­leno de los úl­ti­mos 20 años: “Te di, te doy to­do, no vuel­vas a pe­dir más”.

Fo­me, el tí­tu­lo en cues­tión, no fue el más ven­di­do de su ca­tá­lo­go (ahí el “des­en­chu­fa­do” de 1995 cam­pea has­ta hoy), ni el que te­nía sus can­cio­nes más cé­le­bres, ca­te­go­ría don­de se im­po­nen el de­but de 1991 y La es­pa­da y la pa­red, de 1995. Pe­ro sí el que me­jor sin­te­ti­zó sus ca­pa­ci­da­des pro­pias, las de Hen­rí­quez co­mo le­tris­ta y del res­to co­mo ins­tru­men­tis­tas de ex­cep­ción, y las de su en­torno: jun­to a Ser hü­mano!!, de los hip ho­pe­ros Ti­ro de Gra­cia, lan­za­do el mis­mo año, son los ál­bu­mes chi­le­nos que me­jor des­cri­bie­ron la in­cer­ti­dum­bre país en un con­tex­to de fal­so exi­tis­mo y cri­sis de iden­ti­dad. Al­bu­mes que más que co­lec­ción de can­cio­nes, fun­cio­nan co­mo re­tra­tos de épo­ca.

Mu­si­cal­men­te, han di­cho que pen­sa­ban en la efi­ca­cia me­ló­di­ca de un gru­po co­mo los bri­tá­ni­cos The Kinks, pe­ro en Fo­me tam- bién se fil­tró cier­ta me­lan­co­lía tan de es­ta par­te del mun­do co­mo la que se oye en Me arren­dé, Pan­cho y To­co fon­do. Ra­bia, trai­ción y me­tá­fo­ra po­pu­lar tam­bién se es­cu­cha­ron en An­tes, Ja­ra­be pa­ra la tos y La to­rre de Ba­bel, par­te de un ca­tá­lo­go que sim­bó­li­ca­men­te tam­bién ce­rró una eta­pa que nun­ca más se vol­ve­ría a re­pe­tir. Po­cos lo re­cuer­dan, pe­ro en ese 1997 sa­lió un box set, una ca­ja de lu­jo, que com­pi­la­ba los cua­tro pri­me­ros dis­cos de la ban­da, aun­que bien sa­be­mos ven­dría uno más con ma­te­rial iné­di­to -La san­gre en el cuer­po (1999)- an­tes de la se­pa­ra­ción de 2000. Na­da más sim­bó­li­co: Fo­me fue el pun­to más al­to y el co­mien­zo del fi­nal de una ban­da co­mo po­cas en la his­to­ria de la mú­si­ca chi­le­na. Una que can­tan­do sus peo­res pe­nas se atre­vió a iro­ni­zar con el tí­tu­lo del úl­ti­mo clá­si­co del rock lo­cal.

FO­TO: AR­CHI­VO

►► La ca­rá­tu­la de Fo­me, de Los Tres.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.