Vidal desafía al pla­ne­ta

► El Rey Ar­tu­ro no se achi­ca. En la pre­via de la fi­nal con Ale­ma­nia fue cla­ro: “Si ga­na­mos, se­re­mos la me­jor se­lec­ción del mun­do”.

La Tercera - - Deportes - A. Po­ble­te

Ar­tu­ro Vidal tie­ne al­go que, sim­ple­men­te, no pue­de con­tro­lar: es su de­seo de desafiar a to­dos y, a su vez, sen­tir­se me­jor que to­dos. Es una vir­tud, se­gún él. Lo que le ha per­mi­ti­do lle­gar a la élite del fút­bol mun­dial. A ho­ras de la fi­nal de la Co­pa Con­fe­de­ra­cio­nes con­tra Ale­ma­nia, esa parada del vo­lan­te de Ba­yern Mú­nich no po­día cam­biar.

Con una fra­se le hi­zo la pau­ta a to­dos los me­dios in- ter­na­cio­na­les. Y an­tes de plan­tear su teo­ría, acla­ró que sus di­chos no eran “de la bo­ca pa­ra afue­ra”. Con esa sim­ple acla­ra­ción se sa­bía que lo si­guien­te se­ría, al me­nos, in­tere­san­te: “Lo he­mos de­mos­tra­do en to­dos los par­ti­dos. Le ga­na­mos a Ar­gen­ti­na dos fi­na­les en años se­gui­dos, ya le ga­na­mos a Por­tu­gal, el cam­peón de Eu­ro­pa… Y si le ga­na­mos a Ale­ma­nia, va­mos a ser la me­jor se­lec­ción del mun­do”, sen­ten­ció.

Sin do­ble­ces, sin lu­gar pa­ra do­bles in­ter­pre­ta­cio­nes. Vidal

►►

lan­zó su fra­se y va­rios pe­rio­dis­tas ale­ma­nes se mi­ra­ron en­tre sí. Mi­nu­tos más ade­lan­te vol­ve­ría a re­pe­tir el con­cep­to, co­mo pa­ra evi­tar cual­quier du­da. El cen­tro­cam­pis­ta es así. Le gus­ta pro­vo­car. ¿Por qué? “Cla­ra­men­te mi men­ta­li­dad es ser un ga­na­dor. Eso me ha lle­va­do a es­tar don­de es­toy, a ju­gar en el Ba­yern, que pa­ra mí es el me­jor equi­po del mun­do. Si no tu­vie­ra esa per­so­na­li­dad, no sé si es­ta­ría acá ha­blan­do. Es­pe­ro que me acom­pa­ñe has­ta el día que me re­ti­re, si no la tu­vie­ra, no po­dría ser fut­bo­lis­ta”, ex­pu­so.

El jugador for­ma­do en Co­lo Co­lo ha to­ma­do es­te rol en Ru­sia. El de lle­var la voz de sus com­pa­ñe­ros, el de po­ner los te­mas ca­lien­tes so­bre la me­sa, al mar­gen de la con­fe­ren­cia de pren­sa que ofre­cie­ron el vier­nes Claudio Bra­vo y Ale­xis Sán­chez. Sin lle­var la ji­ne­ta, ha si­do el vo­ce­ro.

No tu­vo pro­ble­mas en des­ban­car a Mar­ce­lo Biel­sa del trono que se ga­nó an­te los hin­chas, los ana­lis­tas y al­gu­nos de sus com­pa­ñe­ros. No tem­bló al de­cir que que­ría a Ale­ma­nia en la fi­nal de la Co­pa, al mi­nu­to de ha­ber em­pa­ta­do 1-1 en la fase de gru­pos. Y ayer, ade­más, ni se arru­gó pa­ra lan­zar­le una pie­dra a Jor­ge Sam­pao­li, el an­te­ce­sor de Piz­zi en la ban­ca de la Ro­ja, quien du­ran­te sus úl­ti­mas se­ma­nas en Pin­to Du­rán se en­car­gó de di­fun­dir una su­pues­ta des­mo­ti­va­ción y con­for­mis­mo de la ge­ne­ra­ción do­ra­da, des­pués de ha­ber lo­gra­do la pri­me­ra Co­pa Amé­ri­ca de su his­to­ria.

“No lo es­cu­ché, pe­ro si lo di­jo, es men­ti­ra. Des­de que nos po­ne­mos la ca­mi­se­ta de Chi­le, en to­dos los par­ti­dos, nos da ham­bre de lo­grar co­sas nunca con­se­gui­das”, en­fa­ti­zó Vidal, quien ha­ce ra­to es el nú­me­ro de la Ro­ja den­tro de la can­cha y, al me­nos en la Co­pa, tam­bién fue­ra de ella. En los días de desáni­mo de Bra­vo, fue el me­dio­cam­pis­ta quien to­mó las rien­das del li­de­raz­go.

Y es qui­zás Piz­zi el téc­ni­co con el que se ha sen­ti­do más có­mo­do en el Equi­po de To­dos. Lo de­jó en cla­ro tam­bién, al ha­blar del apor­te que le ha da­do Ma­ca­nu­do a es­ta lla­ma­ba ge­ne­ra­ción do­ra­da del fút­bol chi­leno: “Piz­zi lle­gó en el me­jor mo­men­to, tras un pro­ce­so exi­to­so. No era fá­cil, por lo mis­mo. Pe­ro con­fió en no­so­tros, nos ayu­dó a se­guir arri­ba y con tra­ba­jo, es­fuer­zo y sa­cri­fi­cio he­mos lle­va­do a la se­lec­ción a lo más al­to del mun­do”.

Hoy Vidal quie­re dar otra vuel­ta olím­pi­ca con el es­cu­do de la es­tre­lla. Quie­re se­guir ha­cien­do his­to­ria y quie­re se­guir desafian­do al que se le cru­ce. “Ni se nos ha pa­sa­do por la men­te la op­ción de per­der”, sen­ten­ció en San Pe­ters­bur­go. Es la na­tu­ra­le­za del Rey.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.