Un mal per­de­dor

La Tercera - - Opinión - Co­men­te en

A PE­SAR de que el se­na­dor Ma­nuel Jo­sé Os­san­dón ob­tu­vo el se­gun­do lu­gar en la vo­ta­ción de Chi­le Va­mos, con el 26% de las pre­fe­ren­cias -al­go más de 371 mil vo­tos-, di­cho cau­dal no se con­di­ce con lo que se ha­bría es­pe­ra­do de quien os­ten­ta una ex­ten­sa tra­yec­to­ria po­lí­ti­ca y que vo­lun­ta­ria­men­te de­ci­dió par­ti­ci­par de es­tas pri­ma­rias. Le­jos de ca­pi­ta­li­zar su res­pal­do en fa­vor de una cen­tro­de­re­cha más ro­bus­ta, op­tó por el ca­mino de las des­ca­li­fi­ca­cio­nes per­so­na­les ha­cia sus con­trin­can­tes, y su fal­ta de com­pro­mi­so con quien re­sul­ta­ra elec­to en las pri­ma­rias -un sus­pen­so que man­tu­vo has­ta ayer mis­mo-, no con­tri­bu­yen a pres­ti­giar­lo ni tam­po­co al sec­tor que re­pre­sen­ta.

Un buen po­lí­ti­co de­be pro­cu­rar no so­lo mo­vi­li­zar elec­to­res, sino dar un buen ejem­plo de amis­tad cí­vi­ca y cum­pli­mien­to de sus com­pro­mi­sos con el sec­tor que re­pre­sen­ta. Así, una vez co­no­ci­do el triun­fo en la pri­ma­ria del ex­pre­si­den­te Pi­ñe­ra, Os­san­dón tu­vo frías pa­la­bras y se li­mi­tó ape­nas a un lla­ma­do te­le­fó­ni­co-, muy dis­tin­ta de la ac­ti­tud de los can­di­da­tos del Fren­te Am­plio o del pro­pio Fe­li­pe Kast, quien se com­pro­me­tió a tra­ba­jar des­de ya por Chi­le Va­mos.

Su vo­ta­ción, aun cuan­do es sig­ni­fi­ca­ti­va, re­sul­ta du­do­so que pue­da en­ten­der­se co­mo re­pre­sen­ta­ti­va de to­da la cen­tro­de­re­cha y que ade­más sim­bo­li­ce una de­re­cha más “so­cial”. Su gran fuen­te de vo­ta­ción es­tu­vo en la co­mu­na de Puen­te Al­to -don­de fue al­cal­de-, pe­ro en otras co­mu­nas más po­pu­la­res o de cla­se me­dia su vo­ta­ción no su­peró el 30%, lo que no ha­ce des­car­ta­ble que par­te de su vo­ta­ción fue­se más bien de di­si­den­cia o cas­ti­go, pe­ro no pro­pia­men­te de cen­tro­de­re­cha. Si as­pi­ra ju­gar un rol ma­yor en la po­lí­ti­ca, de­be pro­cu­rar un pro­fun­do cam­bio de ac­ti­tud, par­tien­do por re­co­no­cer sus erro­res, es­pe­cial­men­te en los de­ba­tes y de­cla­ra­cio­nes pú­bli­cas, y no cul­par in­jus­ti­fi­ca­da­men­te a terceros de sus de­rro­tas elec­to­ra­les.

Es una lás­ti­ma, hay que va­lo­rar el me­ca­nis­mo de par­ti­ci­pa­ción, pe­ro una pró­xi­ma es­pe­ra­mos no vol­ver a co­me­ter ese error (no ha­ber par­ti­ci­pa­do en pri­ma­rias)”.

Ale­jan­dro Gui­llier LaTer­ce­ra.com | 02 | 07 | 2017

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.