Su­pe­rin­ten­den­cia eva­lúa crear un re­gis­tro de lu­dó­pa­tas

► Hoy, los ca­si­nos so­la­men­te cuen­tan con un lis­ta­do vo­lun­ta­rio. ► Agru­pa­ción de per­so­nas con es­ta con­di­ción tiene cer­ca de 30 miem­bros.

La Tercera - - Temas De Hoy - V. Ri­ve­ra y J. Ma­tus

Ac­tual­men­te, en Chile no exis­te un re­gis­tro de lu­dó­pa­tas, lis­ta que even­tual­men­te po­dría ser­vir pa­ra que los ca­si­nos prohi­bie­ran el in­gre­so a quie­nes pa­de­cen de es­ta en­fer­me­dad. Eso, no obs­tan­te, po­dría cam­biar, ya que la su­pe­rin­ten­den­cia del ra­mo se en­cuen­tra eva­luan­do la crea­ción de un mar­co le­gal que per­mi­ta una me­di­da de es­ta na­tu­ra­le­za.

La su­per­in­ten­den­ta Vi­vien Vi­lla­grán in­di­có ayer que en el país “lo que exis­te es una cir­cu­lar, que es un re­gis­tro de au­to­ex­clu­sión (que tie­nen los pro­pios ca­si­nos). Du­ran­te es­te año no­so­tros te­ne­mos pre­vis­to re­for­zar es­ta ma­te­ria y, de al­gu­na ma­ne­ra, agre­gar­le me­di­das de se­gu­ri­dad adi­cio­na­les que lo vuel­van efec­ti­vo”.

La au­to­ri­dad aña­dió que, “en­tre otras co­sas, es­ta­mos vien­do cómo ge­ne­rar un pro­ce­so mu­cho más ex­pe­di­to y cómo man­te­ner un re­gis­tro de to­dos lo que se han au­to­ex­clui­do pa­ra com­par­tir ese ca­tas­tro con to­das las so­cie­da­des ope­ra­do­ras. Cuan­do al­guien se au­to­ex­lu­ye, él mis­mo di­ce ‘im­pí­dan­me el ac­ce­so al ca­sino’. Pa­ra co­rre­gir es­to ne­ce­si­ta­mos un mar­co le­gal que no te­ne­mos, pe­ro lo es­ta­mos eva­luan­do”.

Se­gún se ex­pli­có, con el ac­tual sis­te­ma si una per­so­na

“La­men­ta­ble­men­te, no nos lle­gó a co­no­cer”

La Agru­pa­ción de Ju­ga­do­res Anó­ni­mos de Chile la­men­tó lo ocu­rri­do el do­min­go pa­sa­do. Al res­pec­to, uno de los in­te­gran­tes del gru­po di­jo que “él (Os­val­do Cam­pos) no nos lle­gó a co­no­cer y tam­po­co nues­tro men­sa­je”. Sin em­bar­go, agre­gó que “es­te ca­so, de una u otra ma­ne­ra, nos ha fa­vo­re­ci­do pa­ra dar­nos a co­no­cer y po­der sal­var mu­chas más vi­das y que el men­sa­je lle­gue a más per­so­nas”. que se in­clu­yó en el lis­ta­do de lu­dó­pa­tas so­li­ci­ta in­gre­sar de to­das ma­ne­ras al ca­sino, el re­cin­to de­be de­jar­lo en­trar. Es­to, por­que no exis­ten las herramientas pa­ra prohi­bir la en­tra­da al lu­gar.

Ju­ga­do­res anó­ni­mos

Des­de el 1 de abril de 2016 exis­te la Agru­pa­ción Ju­ga­do­res Anó­ni­mos de Chile, que se de­di­ca a tra­ba­jar con las per­so­nas que su­fren de lu­do­pa­tía.

Pe­dro, seu­dó­ni­mo con que se iden­ti­fi­ca uno de sus miem­bros, in­di­có ayer que “so­mos una agru­pa­ción que es­tá a ni­vel mun­dial y per­te­ne­ce­mos a la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal que es­tá en cer­ca de 150 paí­ses”.

Aña­dió que “se­gui­mos 12 pa­sos que son pa­ra la re­cu­pe­ra­ción y las 12 tra­di­cio­nes son pa­ra el bie­nes­tar co­mún y ahí hay una que ha­bla del ano­ni­ma­to, que es la ba­se es­pi­ri­tual del pro­gra­ma. Fun­cio­na­mos ac­tual­men­te en una se­de en Ave­ni­da Sal­va­dor, en Pro­vi­den­cia, y hay otra agru­pa­ción que se es­tá for­man­do en Con­cep­ción, pe­ro con el tiem­po va­mos a es­tar en to­do Chile”.

Hoy son cer­ca de 30 las per­so­nas que for­man par­te de es­ta ins­ti­tu­ción y “el úni­co re­qui­si­to pa­ra que­rer per­te­ne­cer es de­jar de ju­gar. No se pa­gan ho­no­ra­rios ni cuo­tas, nos man­te­ne­mos con nues­tras pro­pias con­tri­bu­cio­nes”, in­di­có Pe­dro.

Ju­ga­do­res Anó­ni­mos de Chile tam­bién cuen­ta con un te­lé­fono de ayu­da que fun­cio­na las 24 ho­ras. Se tra­ta de un ce­lu­lar que se van tur­nan­do los miem­bros de la agru­pa­ción.

“Hay per­so­nas que pue­den es­tar al bor­de del sui­ci­dio y nos lla­man, así de gra­ve es es­ta en­fer­me­dad”, agre­ga el miem­bro de es­ta en­ti­dad.

“El ju­ga­dor com­pul­si­vo se re­cu­pe­ra, pe­ro no tiene cu­ra, so­la­men­te se de­tie­ne la en­fer­me­dad, si uno vuel­ve a ju­gar, uno vuel­ve a caer en la mis­ma ob­se­sión com­pul­si­va de que­rer se­guir ju­gan­do”, in­di­ca el par­ti­ci­pan­te de la agru­pa­ción. ●

PA­TRI­CIO FUENTES. FO­TO:

►► Sec­ción de tra­ga­mo­ne­das de uno de los ca­si­nos que se en­cuen­tra en el país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.