Ma­cri quie­re ter­mi­nar con las pri­ma­rias le­ga­les y obli­ga­to­rias

► Eso por­que no hay com­pe­ten­cia in­ter­na y so­lo son un en­sa­yo de las elec­cio­nes de oc­tu­bre. ► Cris­ti­na Kirch­ner de­ci­dió crear una nue­va alian­za pa­ra no te­ner un ri­val en las pri­ma­rias del 13 de agos­to.

La Tercera - - Mundo - Pe­dro Sch­war­ze

El Pre­si­den­te de Ar­gen­ti­na, Mau­ri­cio Ma­cri, no quie­re que las pri­ma­rias le­ga­les en ese país cum­plan 10 años, y as­pi­ra a que de­jen de ser un trá­mi­te obli­ga­to­rio y pa­ga­do con fon­dos del Es­ta­do. Así lo ex­pre­só el go­ber­nan­te en una reunión con di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos, se­gún el dia­rio trans­an­dino Cla­rín, des­pués que el pa­sa­do 24 de ju­nio se ins­cri­bie­ran las can­di­da­tu­ras de los dis­tin­tos pac­tos y vol­vie­ra a que­dar en evi­den­cia que en la ma­yo­ría de los ca­sos no ha­brá com­pe­ten­cia in­ter­na y que las pri­ma­rias del 13 de agos­to se­rán un ac­to sim­bó­li­co y so­lo un en­sa­yo de las elec­cio­nes de­fi­ni­ti­vas del 22 de oc­tu­bre.

Y pe­se a que hay re­sis­ten­cias en los miem­bros de la coa­li­ción ofi­cia­lis­ta Cambiemos, en la Unión Cí­vi­ca Ra­di­cal y en la Coa­li­ción Cí­vi­ca, la apues­ta de Ma­cri es que las pri­ma­rias obli­ga­to­rias es­tén fue­ra de jue­go pa­ra 2019, año en que ha­brá elec­cio­nes pre­si­den­cia­les y le­gis­la­ti­vas.

“No sir­ven pa­ra na­da. Ni los que las im­pu­sie­ron las usan. Es un gas­to enor­me y una in­tro­mi­sión en la vi­da de los par­ti­dos”, di­jo a Cla­rín el go­ber­na­dor de Co­rrien­tes, Ri­car­do Co- mi­llo­nes de dó­la­res cos­ta­rían las pri­ma­rias abier­tas, si­mul­tá­neas y obli­ga­to­rias de agos­to.

lom­bi, en cla­ra re­fe­ren­cia al kirch­ne­ris­mo. De he­cho, Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirch­ner, que lan­zó su can­di­da­tu­ra a se­na­do­ra por la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res de­ci­dió sa­lir­se del his­tó­ri­co Par­ti­do Jus­ti­cia­lis­ta (pe­ro­nis­ta) y crear un nue­vo con­glo­me­ra­do pa­ra no te­ner que com­pe­tir en las pri­ma­rias con su ex mi­nis­tro Flo­ren­cio Ran­daz­zo.

Las pri­ma­rias abier­tas, si­mul­tá­neas y obli­ga­to­rias (Pa­so) fue­ron crea­das en 2009 tras la apro­ba­ción de una ley elec­to­ral, du­ran­te el pri­mer go­bierno de Cris­ti­na Fer­nán­dez cuan­do con­ta­ba con su es­po­so, afir­mó que las pri­ma­rias co­mo ins­tru­men­to “no sir­vió pa­ra de­fi­nir nin­gu­na can­di­da­tu­ra im­por­tan­te y va a cos­tar unos 2.800 mi­llo­nes (de pe­sos ar­gen­ti­nos, unos US$ 165 mi­llo­nes), un di­ne­ro que se po­dría des­ti­nar a re­sol­ver otros pro­ble­mas”. “Así co­mo es­tán, da­das las con­di­cio­nes es evi­den­te que las Pa­so se trans­for­ma­ron en un gas­ta­de­ro de pla­ta”, di­jo el ti­tu­lar del Sis­te­ma Fe­de­ral de Me­dios y Con­te­ni­dos, Her­nán Lom­bar­di.

In­clu­so el mis­mo Ma­cri que­ría evi­tar las com­pe­ten­cias in­ter­nas en las pri­ma­rias del pró­xi­mo mes, pe­ro no hu­bo acuer­dos en to­dos los dis­tri­tos, por lo que Cambiemos de­fi­ni­rá en pri­ma­rias sus can­di­da­tos pa­ra oc­tu­bre en 10 pro­vin­cias.

Ade­más, al­gu­nos son­deos sos­tie­nen que la opinión pú­bli­ca pre­fe­ri­ría vo­tar me­nos ve­ces. Es­to por­que en 2015 se dio el ca­so en al­gu­nas pro­vin­cias o cir­cuns­crip­cio­nes don­de las per­so­nas tu­vie­ron que acu­dir a las ur­nas en al me­nos seis oca­sio­nes. Eso su­ce­dió en la ciu­dad de Bue­nos Ai­res don­de hu­bo pri­ma­rias lo­ca­les, elec­cio­nes pa­ra el je­fe de go­bierno de la ciu­dad, se­gun­da vuel­ta, pri­ma­rias na­cio­na­les, co­mi­cios ge­ne­ra­les y se­gun­da vuel­ta pre­si­den­cial.b

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.