Spi­der-Man: el su­per­hé­roe re­gre­sa con una co­me­dia ado­les­cen­te

Tres ac­to­res dis­tin­tos han in­ter­pre­ta­do al Hom­bre Ara­ña en el ci­ne en tan só­lo 15 años. Spi­der-Man: De re­gre­so a ca­sa, que se es­tre­na ma­ña­na, rein­ven­ta al per­so­na­je una vez más.

La Tercera - - Sociedad - M. de la Ma­za

El nue­vo-nue­vo Spi­der-Man es un ado­les­cen­te pri­me­ro y un su­per­hé­roe des­pués. El or­den de esos fac­to­res es im­por­tan­te. Atrás que­dó el dis­cur­so exis­ten­cial de las an­te­rio­res ver­sio­nes ci­ne­ma­to­grá­fi­cas del per­so­na­je, que de­cía que “un gran po­der con­lle­va una gran res­pon­sa­bi­li­dad”. En Spi­der-Man: De re­gre­so a ca­sa, que se es­tre­na ma­ña­na en cines, el ma­yor pro­ble­ma de Pe­ter Par­ker es que es muy jo­ven pa­ra ha­cer la di­fe­ren­cia que quie­re lo­grar en el mun­do, y que ha vis­to cons­tan­te­men­te ha­cer a sus hé­roes Iron Man y el Ca­pi­tán Amé­ri­ca. Tiene que ba­lan­cear sus la­bo­res es­co­la­res y sus amis­ta­des con su afán de re­co­rrer en­mas­ca­ra­do el ba­rrio de Queens en Nue­va York bus­can­do cri­mi­na­les que de­te­ner, ideal que se ve frus­tra­do cuan­do só­lo en­cuen­tra bi­ci­cle­tas per­di­das y abue­las des­orien­ta­das.

El nue­vo Spi­der-Man tam­bién es in­ter­pre­ta­do por un nue­vo ac­tor, Tom Ho­lland; el ter­cer ros­tro que ha da­do vi­da en el ci­ne al per­so­na­je de las his­to­rie­tas Mar­vel en el nue­vo mi­le­nio. In­clu­so en la era en don­de los su­per­hé­roes se han adue­ña­do de las su­per­pro­duc­cio­nes ci­ne­ma­to­grá­fi­cas, nin­gún otro pa­pel de es­te ti­po ha vis­to tan­tos in­tér­pre­tes dis­tin­tos en tan po­co tiem­po.

Y es que la his­to­ria del hé­roe arác­ni­do y la pan­ta­lla gran­de ha si­do de al­tos y ba­jos. Las dos pri­me­ras en­tre­gas de la tri­lo­gía ori­gi­nal, Spi­der-Man (2002) y Spi­der-Man 2 (2004), di­ri­gi­das por Sam Rai­mi y pro­ta­go­ni­za­das por To­bey Ma­gui­re, fue­ron un éxi­to de crí­ti­ca y de ta­qui­lla, pe­ro cuan­do Spi­der-Man 3 (2007) tu­vo una re­cep­ción ne­ga­ti­va, una di­fe­ren­cia crea­ti­va en­tre Rai­mi y Sony, el es­tu­dio a car­go de las pe­lí­cu­las, ter­mi­nó can­ce­lan­do los pla­nes de fu­tu­ras se­cue­las.

No pa­só mu­cho an­tes que el su­per­hé­roe vol­vie­ra a las sa­las, es­ta vez de la mano de Marc Webb en la di­rec­ción y con Andrew Gar­field co­mo pro­ta­go­nis­ta en El sor­pren­den­te Hom­bre Ara­ña. Si bien ta­qui­lle­ra y con una re­cep­ción ti­bia­men­te po­si­ti­va, fue la se­cue­la, El sor­pren­den­te Hom­bre Ara­ña 2 (2014) la que se­pul­tó nue­va­men­te la fran­qui­cia tras ser des­tro­za­da por la crí­ti­ca.

Si la ter­ce­ra es la ven­ci­da, Sony no qui­so co­rrer más ries­gos. Es­ta vez, el re­torno del su­per­hé­roe a las pan­ta­llas ten­dría un atrac­ti­vo que pa­re­cie­ra ser si­nó­ni­mo de éxi­to. Tras

[42] CUL­TU­RA

[45] TEN­DEN­CIAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.