NO DE­JE DE LEER

»

La Tercera - - Temas De Hoy -

»

»

»

»

»

El ex pre­si­den­te in­sis­tió ayer en que Chi­le Va­mos de­be com­pe­tir en una lis­ta par­la­men­ta­ria úni­ca. La in­quie­tud fue plan­tea­da por el aban­de­ra­do del blo­que opo­si­tor en la ci­ta man­te­ni­da en su ca­sa con los ti­mo­ne­les de la UDI, RN y el PRI (pág. 11).

La can­di­da­ta pre­si­den­cial de la De­mo­cra­cia

Cris­tia­na se reunió ayer con Manuel Jo­sé Os­san­dón, a cu­yo elec­to­ra­do que no se sien­ta

“re­pre­sen­ta­do” por la op­ción de Sebastián Pi­ñe­ra la se­na­do­ra ha he­cho gui­ños (pág. 12).

Con ex­po­si­cio­nes en re­ser­va co­men­zó a se­sio­nar ayer la Co­mi­sión de Ha­cien­da del Se­na­do, que re­vi­sa el in­for­me fi­nan­cie­ro del se­gun­do trá­mi­te le­gis­la­ti­vo del pro­yec­to de ley (pág. 18).

Alberto La­bra

La bús­que­da de la mu­jer de 77 años per­di­da en San­to Do­min­go cum­ple ya una se­ma­na. Ca­ra­bi­ne­ros ras­trea con pe­rros y dro­nes un área de mil hec­tá­reas tras el ex­tra­vío del 29 de ju­nio (pág. 23).

El pre­si­den­te del go­bierno es­pa­ñol, Ma­riano Ra­joy, de­nun­ció ayer “de­li­rios au­to­ri­ta­rios” en Cataluña. Se tra­ta de su primera reac­ción tras el anun­cio del re­fe­rén­dum de au­to­de­ter­mi­na­ción (pág. 25).

Di­ver­sas vo­ces de apo­yo a la de­nun­cian­te se han su­ma­doen el ca­so. La acu­sa­ción de vio­len­cia con­tra en can­tan­te Tea Ti­me se con­vir­tió en un de­ba­te pú­bli­co, lle­gan­do has­ta la Pre­si­den­ta (pág. 42). Ha­ce dos se­ma­nas, en las reunio­nes que sos­tie­nen los lu­nes los je­fes de las ban­ca­das del ofi­cia­lis­mo con los mi­nis­tros Ni­co­lás Ey­za­gui­rre (Seg­pres) y Paula Nar­váez (Se­ge­gob) co­men­za­ron las pri­me­ras ges­tio­nes del go­bierno pa­ra evi­tar que se res­pal­da­ra el crí­ti­co in­for­me de la co­mi­sión in­ves­ti­ga­do­ra so­bre las muer­tes en cen­tros del Se­na­me.

En ese en­cuen­tro, los se­cre­ta­rios de Es­ta­do co­men­za­ron a ad­ver­tir que el tex­to –que acu­sa una “ne­gli­gen­cia inex­cu­sa­ble” de la ex mi­nis­tra de Jus­ti­cia Ja­vie­ra Blan­co– de­bía vo­tar­se en con­tra y que la Nue­va Ma­yo­ría no po­día dar­le a Chi­le Va­mos el triun­fo que sig­ni­fi­ca­ría su apro­ba­ción. “No po­de­mos an­dar con­tan­do muer­tos”, agre­gó en esa ci­ta –se­gún quie­nes asis­tie­ron aque­lla vez– el je­fe de ban­ca­da DC Ro­ber­to León, jun­to con em­pla­zar a sus pa­res a re­cha­zar el do­cu­men­to.

Así, en el res­to de la Nue­va Ma­yo­ría di­cen que al in­ten­so lobby que La Mo­ne­da ini­ció esa vez –y que cul­mi­nó el mar­tes, cuan­do se lo­gró ha­cer caer el in­for­me– se su­mó la pre­sión ejer­ci­da des­de la DC, par­ti­do del que Blan­co es cer­ca­na, aun­que no mi­li­ta. Al­gu­nos de los asis­ten­tes, de he­cho, in­ter­pre­ta­ron las pa­la­bras de León co­mo una ame­na­za, al­go que des­es­ti­man otros de los que par­ti­ci­pa­ron de esa reunión. Y si bien va­rios en la Nue­va Ma­yo­ría cues­tio­na­ban ayer la pre­sión que re­ci­bie­ron, nin­guno ter­mi­nó vo­tan­do a fa­vor del in­for­me, con­tra­dic­ción que cues­tio­nó el dipu­tado Ramón Fa­rías (PPD), el úni­co de ese sec­tor que apro­bó el tex­to

En me­dio de es­te es­ce­na­rio, la pro­pia Pre­si­den­ta Ba­che­let sa­lió ayer a abor­dar el te­ma, en­fren­tan­do los cues­tio­na­mien­tos de Chi­le Va­mos y alu­dien­do –aun­que sin men­cio­nar­la– a Blan­co.

Jun­to con se­ña­lar que aquí hay

(ver en­tre­vis­ta pá­gi­na 4).

“una ca­ri­ca­tu­ra que es­tá ha­cien­do la opo­si­ción”, la Man­da­ta­ria di­jo que “hoy te­ne­mos una deu­da co­mo Es­ta­do, to­dos so­mos res­pon­sa­bles”. En una en­tre­vis­ta a CNN, sos­tu­vo que “cuan­do to­do el mun­do di­ce que el pro­ble­ma del Se­na­me es un pro­ble­ma his­tó­ri­co, es­truc­tu­ral, que pa­sa por va­rios go­bier­nos, en­ton­ces por qué se sin­di­ca a un go­bierno y a una per­so­na: ¿Por qué no se di­ce ‘mi­re, aquí ha ha­bi­do va­rios go­bier­nos que hi­cie­ron co­sas, pe­ro no lo su­fi­cien­te y que no to­ma­ron el to­ro por las as­tas?”.

Con­sul­ta­da por la ex mi­nis­tra Blan­co, Ba­che­let, con evi­den­te mo­les­tia, di­jo que “ese no es el pun­to: esa es una ca­ri­ca­tu­ra que es­tán ha­cien­do al­gu­nos”. Y agre­gó: “Por fa­vor, no po­li­ti­ce­mos un te­ma tan dra­má­ti­co”.

Mi­nu­ta del go­bierno

Du­ran­te la jor­na­da de ayer, va­rios le­gis­la­do­res en­tre­ga­ron, pa­ra jus­ti­fi­car sus vo­tos ra­zo­nes si­mi­la­res a las plan­tea­das por Ba­che­let y a las que con­tie­ne una mi­nu­ta que el go­bierno les en­vió por co­rreo el mar­tes.

El es­cri­to, de cua­tro ca­ri­llas, se ti­tu­la “As­pec­tos po­lí­ti­cos y ju­rí­di­cos ob­je­ta­bles en el in­for­me Se­na­me”. Y en los pri­me­ros pá­rra­fos se se­ña­la que en las con­clu­sio­nes de la co­mi­sión in­ves­ti­ga­do­ra se rea­li­zan “impu­tacio­nes fal­sas”, co­mo que “el go­bierno no ha da­do prio­ri­dad a los pro­yec­tos de ley so­bre in­fan­cia”. Uno de los apar­ta­dos de la mi­nu­ta tam­bién men­cio­na dos ele­men­tos fun­da­men­ta­les pa­ra jus­ti­fi­car la ne­ce­si­dad de re­cha­zar el in­for­me de la co­mi­sión in­ves­ti­ga­do­ra, y que tie­nen re­la­ción con Ba­che­let y Blan­co. “Al­te­ra los es­tán­da­res de res­pon­sa­bi­li­dad, uti­li­zan­do ex­pre­sio­nes ta­les co­mo ‘ne­gli­gen­cia inex­cu­sa­ble’ res­pec­to de la ex mi­nis­tra de Jus­ti­cia, cri­te­rio de impu­tación que no es apli­ca­ble res­pec­to de quie­nes no te­nían con­trol di­rec­to de los he­chos que se le impu­tan”, sos­tie­ne el go­bierno en su es­cri­to, in­ten­tan­do con­tra­de­cir los ar­gu­men­tos de quie­nes han sos­te­ni­do que Blan­co te­nía al me­nos al­gún gra­do de res­pon­sa­bi­li­dad en la cri­sis del Se­na­me.

Y en otro pá­rra­fo, el tex­to ad­vier­te que “el in­for­me des­co­no­ce to­do lo he­cho por es­te go­bierno en in­fan­cia, fa­vo­re­cien­do a la opo­si­ción”. En el do­cu­men­to se lee que “da­do que es­tos pro­ble­mas son de ca­rác­ter es­truc­tu­ral e his­tó­ri­cos, es in­jus­to pre­ten­der res­pon­sa­bi­li­zar a es­te go­bierno”, jun­to con agre­gar que “es­to re­fle­ja una evi­den­te in­ten­cio­na­li­dad po­lí­ti­ca de la opo­si­ción de sin­di­car a la Pre­si­den­ta Ba­che­let y su ad­mi­nis­tra­ción co­mo res­pon­sa­bles”. Así, fi­na­li­za plan­tean­do que “su­mar­se a es­ta es­tra­te­gia es un gra­ví­si­mo error po­lí­ti­co; igual­men­te lo es no com­pren­der que cuan­do se acu­sa tan gra­ve­men­te a un mi­nis­tro o cual­quier au­to­ri­dad que du­ran­te es­ta ad­mi­nis­tra­ción es­tu­vo a car­go de es­te te­ma, se res­pon­sa­bi­li­za tam­bién a la Pre­si­den­ta”.

Pi­ñe­ra en­tra en es­ce­na

Lo ocu­rri­do ayer re­fle­ja la preocupación de La Mo­ne­da que se des­pren­de de ese úl­ti­mo pá­rra­fo, cuan­do el can­di­da­to de Chi­le Va­mos, Sebastián Pi­ñe­ra, con­vo­có a una con­fe­ren­cia de pren­sa y lla­mó a que Ba­che­let “se pro­nun­cie res­pec­to del tris­te es­pec­tácu­lo que vi­mos”, ade­más de acu­sar a la Nue­va Ma­yo­ría de “blin­dar a sus per­so­ne­ros res­pon­sa­bles”.

Sus de­cla­ra­cio­nes pro­vo­ca­ron un nue­vo en­fren­ta­mien­to con el go­bierno. El mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Jai­me Cam­pos, le res­pon­dió que con su in­ter­ven­ción “lo que ha­ce es po­li­ti­zar y pre­si­den­cia­li­zar es­te te­ma”. Y agre­gó que “yo tam­bién po­dría dar­me un gus­to (…) y de­cir ‘bueno, se­ñor Pi­ñe­ra, ¿qué hi­zo us­ted du­ran­te los cua­tro años en que fue Pre­si­den­te?”. Nar­váez, en tan­to, ad­mi­tien­do las ges­tio­nes que hi­zo La Mo­ne­da pa­ra que se re­cha­za­ra el in­for­me de la co­mi­sión in­ves­ti­ga­do­ra, di­jo que no se in­ten­tó blin­dar a una per­so­na en par­ti­cu­lar y que, más bien, “no po­día­mos acep­tar un in­for­me que es par­cial, que es va­go y que ha­bla de ge­ne­ra­li­da­des”.

El in­ten­so lobby rea­li­za­do por el Eje­cu­ti­vo lo­gró ali­near a to­do el ofi­cia­lis­mo, sal­vo a Fa­rías. In­clu­so, La Mo­ne­da lo­gró ha­cer que los le­gis­la­do­res que in­te­gra­ban la co­mi­sión in­ves­ti­ga­do­ra tam­bién mo­di­fi­ca­ran su pos­tu­ra ini­cial. Es el ca­so de Ricardo Rin­cón y Claudio Arria­ga­da (am­bos DC), Luis Ro­ca­full (PS), Mar­ce­la Her­nan­do (PR) y Ca­mi­la Vallejo (PC) (ver sus ex­pli­ca­cio­nes en pá­gi­na 3).

Ade­más, la si­tua­ción pro­vo­có crí­ti­cas de al­gu­nos sec­to­res a dipu­tados in­de­pen­dien­tes que, en su mo­men­to, apo­ya­ron las ac­cio­nes fis­ca­li­za­do­res que in­vo­lu­cra­ban al Se­na­me y a Blan­co, y que el mar­tes no apro­ba­ron el in­for­me de la co­mi­sión, co­mo Gior­gio Jack­son (se abs­tu­vo) y Ga­briel Bo­ric (vo­tó en con­tra). Am­bos, sin em­bar­go, no eran in­te­gran­tes de la co­mi­sión in­ves­ti­ga­do­ra y ayer ex­pli­ca­ron sus mo­ti­vos. “Apro­ba­ción de in­for­me no es vin­cu­lan­te, só­lo de­cla­ra­ti­vo, pe­ro se­ña­la­ba ca­mino que no da­ba ga­ran­tías y per­pe­tua­ba su mal fun­cio­na­mien­to (del Se­na­me)”, es­cri­bió Jack­son en Twit­ter, mien­tras que Bo­ric enume­ró una se­rie de ra­zo­nes a tra­vés de esa mis­ma red so­cial y co­men­tó que el tex­to “no abor­da­ba la pro­ble­má­ti­ca de fon­do”.b

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.