Ba­rro­so co­rre pe­li­gro

► La on­ce­na que pre­pa­ra Pa­blo Gue­de pa­ra es­te se­mes­tre no con­tem­pla al Al­mi­ran­te. ► El téc­ni­co tam­bién pla­nea pa­sar de tres a cua­tro de­fen­sas, con Os­car Opa­zo co­mo la­te­ral iz­quier­do. ► Jor­ge Val­di­via y Esteban Pa­re­des li­de­ra­rán el ata­que. Esteban Pa­vez y

La Tercera - - Deportes -

Cristian Ba­rre­ra M. y Cristian Caa­ma­ño M.

Pa­blo Gue­de ya tie­ne en men­te la on­ce­na ti­tu­lar de Co­lo Co­lo pa­ra es­te se­mes­tre. Co­mo era de es­pe­rar, la for­ma­ción ideal que pla­nea el ar­gen­tino par­te con Jor­ge Val­di­via. El vo­lan­te es el gran fi­cha­je de los al­bos en es­te mer­ca­do y su lle­ga­da le otor­ga to­do el fa­vo­ri­tis­mo al Ca­ci­que, que bus­ca con ur­gen­cia ga­nar su es­tre­lla nú­me­ro 32.

Por lo mis­mo, la pre­sión es má­xi­ma pa­ra el téc­ni­co al­bo. Ga­nar el Tor­neo de Tran­si­ción es más que una obli­ga­ción pa­ra el en­tre­na­dor, so­bre to­do tras el ro­tun­do fra­ca­so de­por­ti­vo de los pri­me­ros seis me­ses de 2017: su equi­po fue eli­mi­na­do en segunda ron­da de la Co­pa Li­ber­ta­do­res y fue sub­cam­peón en el Tor­neo de Clausura, tí­tu­lo que que­dó en ma­nos de Uni­ver­si­dad de Chi­le. La ins­ti­tu­ción se jue­ga un pro­yec­to de­por­ti­vo y el DT, su con­ti­nui­dad.

Uno de los prin­ci­pa­les cam­bios apun­ta al es­que­ma. El trans­an­dino pre­pa­ra un 4-1-3-1-1

Un sis­te­ma con cua­tro de­fen­sas y con un so­lo de­lan­te­ro no­mi­nal, a di­fe­ren­cia de lo que ocu­rrió en su pri­mer año al man­do, en el que los blan­cos ju­ga­ron con tres za­gue­ros y con dos ata­can­tes, sal­vo con­ta­das ex­cep­cio­nes.

Los re­sul­ta­dos que tra­jo es­te di­se­ño no fue­ron los me­jo­res, to­man­do en cuen­ta las exi­gen­cias que tie­ne un club co­mo Co­lo Co­lo. En sus pri­me­ros 12 me­ses co­mo adies­tra­dor, el ex Pa­les­tino y San Lo­ren­zo só­lo con­quis­tó la Co­pa Chi­le 2016, has­ta aho­ra, la úni­ca luz de una opa­ca cam­pa­ña ge­ne­ral. De ahí que re­cu­pe­rar el ce­tro

(ver can­cha).

en el te­rreno lo­cal es pri­mor­dial pa­ra su con­ti­nui­dad. Otro tro­pie­zo ha­rá in­sos­te­ni­ble su per­ma­nen­cia, y más aún su re­la­ción con la hin­cha­da al­ba.

El de­lan­te­ro en pun­ta no se­rá otro que Esteban Pa­re­des. El ex se­lec­cio­na­do na­cio­nal es el gran alia­do que tie­ne el téc­ni­co en el ca­ma­rín. Fue su prin­ci­pal sos­tén en el pé­si­mo ini­cio que re­gis­tró a me­dia­dos de 2016, cuan­do arri­bó a Ma­cul.

El ex San­tia­go Mor­ning le ha res­pon­di­do de bue­na ma­ne­ra, tan­to fue­ra co­mo den­tro de la can­cha. Por eso, se­gui­rá en la pri­me­ra lí­nea, re­le­gan­do, en es­te sen­ti­do, a Oc­ta­vio Ri­ve­ro.

Va­rios dam­ni­fi­ca­dos

Es­te nue­vo Co­lo Co­lo de­ja­rá va­rios dam­ni­fi­ca­dos. De par­ti­da, en el arco es­ta­rá Agus­tín Orión, cu­ya lle­ga­da ace­le­ró la sa­li­da de Jus­to Vi­llar, a quien le que­da­ba un año de con­tra­to.

Sin em­bar­go, la ma­yor sor­pre­sa es­ta­rá en la de­fen­sa. Se­gún apun­tan des­de Blan­co y Ne­gro, el ar­gen­tino na­cio­na­li­za­do chi­leno Julio Ba­rro­so se­rá el gran afec­ta­do por la nue­va con­for­ma­ción del blo­que pos­te­rior.

El cam­bio no se­rá in­me­dia­to. Pa­ra es­to, Gue­de ne­ce­si­ta que el ar­gen­tino Ma­tías Zal­di­via se en­cuen­tre en óp­ti­mas con­di­cio­nes fí­si­cas y fut­bo­lís­ti­cas. El za­gue­ro es­tá tra­ba­jan­do a la par de sus com­pa­ñe­ros en la pre­tem­po­ra­da en La Se­re­na, lue­go de seis me­ses inac­ti­vo tras ser ope­ra­do de una gra­ve le­sión en la ro­di­lla de­re­cha. En el cuer­po téc­ni­co es­pe­ran que en agos­to ya es­té lis­to pa­ra ju­gar y so­por­tar 90 mi­nu­tos sin pro­ble­mas. Y en ese mis­mo ins­tan­te, el pues­to de Ba­rro­so, que por años pa­re­cía ase­gu­ra­do, es­ta­rá en pe­li­gro.

El otro que se ve­rá re­le­ga­do es Esteban Pa­vez, prin­ci­pal­men­te por dos ra­zo­nes. La pri­me­ra se lla­ma Clau­dio Baeza (23). El vo­lan­te vol­ve­rá a ju­gar en su pues­to, en la con­ten­ción, lue­go de ca­si un año en la de­fen­sa. En el club sos­tie­nen que el oriun­do de Los An­ge­les es uno de los gran­des pro­yec­tos ven­di­bles. De he­cho, es­tu­vo cer­ca de par­tir, ya que con­tó con dos ofer­tas: una de Mé­xi­co y otra de Bra­sil.

La otra ra­zón que com­pli­ca a Pa­vez es su con­duc­ta ex­tra­de­por­ti­va. Ha­ce unas se­ma­nas fue de­te­ni­do a ba­la­zos ma­ne­jan­do ebrio en Ñu­ñoa. Por lo mis­mo, su fu­tu­ro no es muy op­ti­mis­ta.

El pe­ruano Ch­ris­to­fer Gon­za­les se vis­lum­bra co­mo una de las gran­des no­ve­da­des. Las de­más es­ta­rán a car­go de los re­fuer­zos. Gue­de di­jo que eran sus prin­ci­pa­les op­cio­nes: lle­ga­ron a ju­gar.b

FOTO: AGENCIAUNO

►► El Al­mi­ran­te Julio Ba­rro­so tro­ta jun­to a sus com­pa­ñe­ros de Co­lo Co­lo en la pre­tem­po­ra­da.

EL NUE­VO CO­LO CO­LO DE GUE­DE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.