Cie­rre de co­le­gios

La Tercera - - Correo - Fran­cis­co Pe­rei­ra O.

so­bre dra­mas sin so­lu­ción, que por años se han re­pe­ti­do. Se­ñor di­rec­tor:

El cé­le­bre es­cri­tor fran­cés Víc­tor Hu­go de­cía: “Abrid es­cue­las pa­ra ce­rrar pri­sio­nes”. Lo pa­ra­dó­ji­co es que va­mos en la di­rec­ción con­tra­ria. Mu­chos pa­dres han vis­to có­mo los co­le­gios don­de es­tu­dia­ban sus hi­jos ce­rra­rán o bien se trans­for­ma­rán en par­ti­cu­la­res pa­ga­dos, no pu­dien­do ac­ce­der eco­nó­mi­ca­men­te a ellos. Por otro la­do, ca­da día se hace más pa­ten­te la ne­ce­si­dad de cons­truir un ma­yor nú­me­ro de re­cin­tos car­ce­la­rios pa­ra re­du­cir el in­digno ha­ci­na­mien­to exis­ten­te.

Di­cho en sim­ple, es­ta­mos al re­vés: se cie­rran es­cue­las y se vuel­ve ne­ce­sa­rio abrir pri­sio­nes. ¿No se­rá que al­go es­ta­mos pen­san­do o ha­cien­do mal? ¿Aca­so el ideo­lo­gis­mo pue­de más que la sen­sa­tez, la mo­de­ra­ción y el sen­ti­do co­mún? ¿Por qué no aten­de­mos a la his­to­ria y pen­sa­mos con me­su­ra en el bien de las per­so­nas?

No sea­mos to­zu­dos. Abra­mos es­cue­las, que nues­tros ni­ños sean lo pri­me­ro, que la ca­li­dad de la educación sea la prio­ri­dad. Si se edu­ca a los ni­ños, no se­rá ne­ce­sa­rio cas­ti­gar a los hom­bres, co­mo di­jo al­gu­na vez el sa­bio Pi­tá­go­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.