Jor­ge Saint-Jean re­nun­cia a la pre­si­den­cia de Evó­po­li cua­tro días des­pués de las pri­ma­rias

► Di­ce que só­lo se tra­ta de ra­zo­nes per­so­na­les, no po­lí­ti­cas. Des­de mar­zo pen­sa­ba en la de­ci­sión. ► El jue­ves co­mu­ni­có su de­ter­mi­na­ción a la di­rec­ti­va. Ma­ña­na se ofi­cia­li­za­rá al Ser­vel.

La Tercera - - Política - Paula Valenzuela

Pa­sa­ron ocho me­ses exac­tos des­de que Evo­lu­ción Po­lí­ti­ca (Evó­po­li) pro­cla­mó a Fe­li­pe Kast co­mo can­di­da­to pre­si­den­cial, de­jan­do la con­duc­ción del par­ti­do. El 6 de no­viem­bre del año pa­sa­do, así, Jor­ge Saint-Jean pa­sa­ba de la se­cre­ta­ría ge­ne­ral a asu­mir la pre­si­den­cia de la co­lec­ti­vi­dad. “Des­de mar­zo que es­toy pen­san­do en de­jar es­te car­go”, es lo pri­me­ro que di­ce.

El jue­ves, mien­tras sa­lía por la pren­sa de­fen­dien­do a ra­ja­ta­bla a Kast an­te los di­chos de la lí­der de la UDI, Jac­que­li­ne van Rys­sel­berg­he, Saint-Jean ya co­mu­ni­ca­ba a la di­rec­ti­va una irre­ver­si­ble de­ci­sión. La se­na­do­ra ha­bía plan­tea­do que era una “man­za­na ca­la­da” pa­ra Kast com­pe­tir en el dis­tri­to de Las Con­des, a lo que Saint-Jean di­jo que ella le te­nía “mie­do” al ex pre­can­di­da­to, por­que ga­na­ba en cual­quier par­te. Saint-Jean -quien en 2013 fue el je­fe de co­mu­ni­ca­cio­nes de la can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial de Evelyn Matt­hei- di­ce que siem­pre ha sa­li­do a ha­blar por la pren­sa, di­rec­ta­men­te cuan­do cree que se “trans­gre­den” mí­ni­mos del queha­cer po­lí­ti­co, so­bre to­do, agre­ga, den­tro de una coa­li­ción.

El jue­ves, cuan­do in­for­mó a la me­sa su re­nun­cia a la pre­si­den­cia, con­ver­só con

vi­si­ble­men­te afec­ta­do: “Es co­mo de­jar a un hi­jo... No es fá­cil cuan­do uno em­pren­de otro via­je. Me acuer­do que, cuan­do era chi­co, en los ae­ro­puer­tos se llo­ra­ba y se sa­ca­ban pa­ñue­los. Yo creo que aquí más de una lá­gri­ma nos va a caer, por­que es­to no exis­tía y hoy exis­te. Evó­po­li es im­por­tan­te pa­ra la cen­tro­de­re­cha”.

Saint-Jean no era po­lí­ti­co, era pro­duc­tor mu­si­cal. Sin em­bar­go, fue uno de los fun­da­do­res, en 2012, del en­ton­ces mo­vi­mien­to que lue­go se con­ver­ti­ría en par­ti­do na­cio­nal en 2015. Ne­go­ció en la municipal, la pri­me­ra con­tien­da de Evó­po­li; li­de­ró la com­po­si­ción re­gio­nal, y hoy se sa­be per­fec­ta­men­te el ma­pa elec­to­ral de los dis­tri­tos del país. Es re­co­no­ci­do, ade­más, por ser par­te del “círcu­lo de hie­rro” de Kast, pe­se a que no es uno de sus me­jo­res ami­gos, co­mo sí lo son Lu­ciano Cruz-Co­ke o Her­nán La­rraín Mat­te.

Fue je­fe de la cam­pa­ña de Kast só­lo una se­ma­na, y des­pués,

La Ter­ce­ra

co­men­ta, ana­li­za­ron que la me­jor es­tra­te­gia era que Evó­po­li se po­si­cio­na­ra en una vía dis­tin­ta a la can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial. Ade­más, te­nía en su ho­ri­zon­te una can­di­da­tu­ra al Con­gre­so por una dipu­tación en San Mi­guel, pe­ro di­ce que de­ja ese desafío.

“Me voy a Ar­gen­ti­na”, co­men­ta al ter­mi­nar es­ta en­tre­vis­ta. Ma­ña­na, sin em­bar­go, ha­rá lle­gar una car­ta al Ser­vel pa­ra for­ma­li­zar es­ta re­nun­cia. Y ano­che, los mi­li­tan­tes cercanos re­ci­bie­ron la no­ti­cia a tra­vés de What­sApp.

¿Por qué de­ja la pre­si­den­cia?

He to­ma­do la de­ci­sión de de- jar el car­go de pre­si­den­te de Evó­po­li por ra­zo­nes de ca­rác­ter per­so­nal y la­bo­ral. Yo he de­ja­do de ha­cer mu­chas co­sas por la po­lí­ti­ca, y ten­go que re­to­mar­las. Es­ta­ré mu­chos me­ses fue­ra de Chi­le y no pue­do es­tar en el día a día. Si me in­vi­tan a al­gu­na ins­tan­cia par­ti­da­ria, asis­ti­ré y es­ta­ré dis­po­ni­ble en la me­di­da en que me en­cuen­tre en Chi­le. Me sal­go de la pri­me­ra lí­nea.

¿Tam­bién re­nun­cia al par­ti­do?

No. Voy a se­guir co­la­bo­ran­do, pe­ro des­de la dis­tan­cia.

¿Hace cuán­to tiem­po que es­tá me­di­tan­do es­ta de­ci­sión?

Yo em­pe­cé a pen­sar­lo des­de mar­zo de es­te año. Es­pe­ré ter­mi­nar el ci­clo de la pri­ma­ria pre­si­den­cial pa­ra co­mu­ni­cár­se­lo a la di­rec­ti­va, y ellos ya es­tán in­for­ma­dos.

¿Qué le di­je­ron?

Que me que­da­ra, pe­ro de ver­dad no pue­do. Vie­nen desafíos im­por­tan­tes, co­mo lo­grar una ban­ca­da de seis dipu­tados e ins­ta­lar nues­tras ideas. Eso re­quie­re del día a día.

¿Y qué le di­jo Fe­li­pe Kast?

Que­da­mos en con­ver­sar la pró­xi­ma se­ma­na, pe­ro es una de­ci­sión to­ma­da.

¿Lo la­men­tó?

Ob­via­men­te, me pi­dió que me que­da­ra. Pe­ro hoy no me dan

los tiem­pos.

¿Es el mo­men­to ade­cua­do pa­ra de­jar es­te car­go? Aún no es­tá de­ci­di­do el futuro de Kast, y el par­ti­do es­tá cre­cien­do...

Es­te es el mo­men­to opor­tuno. Se ter­mi­nó la pri­ma­ria pre­si­den­cial, los can­di­da­tos al Par­la­men­to ya es­tán es­ta­ble­ci­dos y só­lo fal­ta que Fe­li­pe Kast pue­da to­mar una de­ci­sión, por­que só­lo hace días ter­mi­nó la elec­ción y va a con­tar con el res­pal­do del par­ti­do. La es­truc­tu­ra es­tá fun­cio­nan­do, las di­rec­ti­vas re­gio­na­les van a se­guir ope­ran­do, los can­di­da­tos es­tán en te­rreno. Lo peor se­ría que re­nun­cie cuan­do ellos que­den ins­cri­tos. No hay que aper­nar­se en los car­gos, hay que sa­ber en­ten­der eso. El par­ti­do es de to­dos.

¿Por qué di­ce que los can­di­da­tos es­tán lis­tos si es aho­ra cuan­do la ne­go­cia­ción par­la­men­ta­ria es­tá más tra­ba­da?

No­so­tros ya te­ne­mos to­das nues­tras de­ci­sio­nes pla­ni­fi­ca­das. Si la UDI quie­re el 50% de una lis­ta par­la­men­ta­ria don­de hay cua­tro par­ti­dos, ob­via­men­te es im­po­si­ble lle­gar a un acuer­do con una úni­ca lis­ta.

Has­ta el mar­tes tam­bién es­ta­ba su nom­bre en la dipu­tación por San Mi­guel. ¿Tam­po­co asu­me ese desafío?

No. Ha­bía que tra­ba­jar in­ten­sa­men­te, y no só­lo eso, sino que si uno ga­na­ba, te­nía que de­di­car­me 100% al Con­gre­so. Y aho­ra no pue­do.

¿Quién de­be­ría su­ce­der­lo en la pre­si­den­cia? ¿ Fe­li­pe Kast?

Du­ran­te la cam­pa­ña lo­gra­mos for­ta­le­cer­nos co­mo par­ti­do y Fe­li­pe en su can­di­da­tu­ra. Es­te no es un par­ti­do de Fe­li­pe Kast, es de mu­chas per­so­nas que han creí­do, que se han ju­ga­do y que es­tán per­ma­nen­te­men­te, pe­se a que al­gu­nos apa­rez­can más o no en la pren­sa. Es­te par­ti­do se ha for­ta­le­ci­do, tie­ne más de 21 mil mi­li­tan­tes, ya no so­mos cua­tro per­so­nas. Lo ló­gi­co es que sea otra per­so­na la que asu­ma, co­mo Fran­cis­co Un­du­rra­ga, quien re­pre­sen­ta de mu­chas ma­ne­ras a nues­tro par­ti­do. Se­ría un tre­men­do error si pen­sa­mos que el par­ti­do fun­cio­na por una per­so­na.

“He to­ma­do la de­ci­sión de de­jar el car­go de pre­si­den­te de Evó­po­li por ra­zo­nes de ca­rác­ter per­so­nal y la­bo­ral”.

¿Se­ría un error que se nom­bra­ra a Fe­li­pe Kast nuevamente co­mo pre­si­den­te del par­ti­do?

“Só­lo de­jo un car­go, si­go cer­cano a Fe­li­pe. In­ter­na­men­te, el par­ti­do se ha for­ta­le­ci­do, es­to es una pos­ta”.

Ten­dría que sa­ber por qué de­ci­den eso. Es una op­ción, pe­ro ha­bría que ana­li­zar, y eso yo no lo he he­cho.

¿Ve más ven­ta­jas o des­ven­ta­jas en eso?

A mí me gus­ta­ría que asu­ma otra per­so­na.

¿No hay ra­zo­nes po­lí­ti­cas en su re­nun­cia?

No, só­lo per­so­na­les.

¿Có­mo vio la cam­pa­ña de Fe­li­pe Kast?

Bueno, es­tu­ve so­lo una se­ma­na... Pe­ro tu­vi­mos que par­tir con un equi­po pe­que­ño, con po­cos re­cur­sos, hu­bo mu­cho es­fuer­zo. Siem­pre to­do es per­fec­ti­ble, pe­ro se ga­nó una gran ex­pe­rien­cia y un al­to co­no­ci­mien­to pa­ra Fe­li­pe y el par­ti­do. Creo que tu­vi­mos la ca­pa­ci­dad de ins­ta­lar ideas. Hoy es­ta­mos me­jor pre­pa­ra­dos co­mo par­ti­do pa­ra en­fren­tar las par­la­men­ta­rias.

¿Hu­bo erro­res en la cam­pa­ña?

Hay co­sas me­jo­ra­bles, co­mo ver có­mo lle­gar de ma­ne­ra más ma­si­va a la gen­te. Nos fal­ta co­no­ci­mien­to aún en el área rural y en las ciu­da­des más pe­que­ñas.

¿Có­mo fue la re­la­ción de Kast con el par­ti­do du­ran­te la cam­pa­ña?

Cuan­do po­día es­tar, es­tá­ba­mos, pe­ro quie­nes lle­va­ban el día a día era la gen­te que es­ta­ba en la cam­pa­ña. Hu­bo una re­la­ción di­rec­ta.

¿Le hu­bie­se gus­ta­do es­tar más en la cam­pa­ña?

Siem­pre a uno le gus­ta­ría ha­ber co­la­bo­ra­do más, pe­ro la­men­ta­ble­men­te no da­ba el tiem­po.

¿Su re­nun­cia pue­de ser leí­da co­mo un desar­me del círcu­lo de hie­rro de Fe­li­pe Kast?

No. Se mantiene to­do el mun­do en su lu­gar. Só­lo de­jo un car­go, si­go cer­cano a Fe­li­pe. In­ter­na­men­te, el par­ti­do se ha for­ta­le­ci­do, es­to es una pos­ta, no hay que so­bre­va­lo­rar a na­die. Su círcu­lo de hie­rro va a se­guir sien­do el de la cam­pa­ña, tie­ne a gen­te muy leal. Y don­de yo pue­da co­la­bo­rar, lo ha­ré, pe­ro no pue­do se­guir aho­ra.b

►► Saint-Jean el jue­ves, cuan­do re­nun­ció a la pre­si­den­cia de Evó­po­li, en Vi­ta­cu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.