PA­RA EN­TEN­DER

La Tercera - - Nacional - Ro­dri­go Gan­gas Gon­za­lo Fuen­za­li­da

As­pi­ran­tes pre­sen­tan cer­ti­fi­ca­dos mé­di­cos, de an­te­ce­den­tes y co­mer­cia­les pa­ra rea­li­zar cur­so de

guar­dia.

Tras des­em­bol­sar unos $ 17 mil, rea­li­zan un cur­so de 90 ho­ras, o

100 si quie­ren ser vi­gi­lan­tes, y en­vían sus

da­tos a Ca­ra­bi­ne­ros.

Una vez que che­quean

sus an­te­ce­den­tes, rin­den un exa­men de

50 pre­gun­tas que de­ben apro­bar pa­ra ser

cer­ti­fi­ca­dos. re­fie­re a las in­frac­cio­nes cur­sa­das a en­ti­da­des que man­tie­nen ser­vi­cios de guar­dias.

Si bien Ca­ra­bi­ne­ros ad­vier­te que ellos no mul­tan, sino que no­ti­fi­can por escrito los in­cum­pli­mien­tos a la nor­ma­ti­va vi­gen­te, sub­ra­yan que en 2016 las au­to­ri­da­des fis­ca­li­za­do­ras san­cio­na­ron a 7.649 or­ga­nis­mos.

El ma­yor Ro­dri­go Gan­gas, del OS-10, ex­pli­ca que gran par­te de las in­frac­cio­nes es­tán re­la­cio­na­das con que las em­pre­sas de se­gu­ri­dad con­tra­tan guar­dias sin cre­den­cial o que no han re­no­va­do su cer­ti­fi­ca­ción.

Al res­pec­to, Ase­va ma­ni­fies­ta que “mu­chas de esas in­frac­cio­nes se re­la­cio­nan a ve­ces con he­chos de muy ba­ja gra­ve­dad, y más bien do­més­ti­cos, co­mo que los guar­dias no por­tan su cre­den­cial, lo cual co­mo em­pre­sa les exi­gi­mos, pe­ro a ve­ces es­ca­pa de nues­tras ma­nos (...). Cuan­do las in­frac­cio­nes re­ci­bi­das se ori­gi­nan en fal­tas gra­ves por par­te de los guar­dias, nues­tros aso­cia­dos cuen­tan con po­lí­ti­cas in­ter­nas que van en lí­nea a la res­pon­sa­bi­li­dad con la sociedad y nues­tra fun­ción. En ese sen­ti­do, to­ma­mos las má­xi­mas me­di­das ne­ce­sa­rias, siem­pre y cuan­do es­tén den­tro de las per­mi­ti­das por la le­gis­la­ción la­bo­ral vi­gen­te”.

So­bre la ca­pa­ci­ta­ción, el ofi­cial de Ca­ra­bi­ne­ros apun­ta que pa­ra trans­for­mar­se en guar­dia hay que apro­bar un cur­so que du­ra 90 ho­ras, y pa­ra ser vi­gi­lan­te, uno de 100. Eso sí, pa­ra ob­te­ner es­ta úl­ti­ma acre­di­ta­ción de de­be ha­ber he­cho el ser­vi­cio mi­li­tar o ser ex uni­for­ma­do.

“Hay que ha­cer una di­fe­ren­cia en­tre vi­gi­lan­te, que trans­por­ta va­lo­res, usa ar­ma, tie­ne co­no­ci­mien­tos en de­fen­sa per­so­nal y de­be

“Creo que en­tre un 50 y 60% de las per­so­nas que tra­ba­jan en es­to es­tu­vo en las FF.AA.”.

acre­di­tar­se ca­da dos años. Los guar­dias, en cam­bio, se cer­ti­fi­can ca­da tres”, se­ña­ló el ma­yor Gan­gas, quien agre­gó “creo que en­tre un 50 y 60% de las per­so­nas que tra­ba­ja en es­to es­tu­vo en el Ejér­ci­to, la Ar­ma­da, Ca­ra­bi­ne­ros o la PDI”.

El dipu­tado RN Gon­za­lo Fuen­za­li­da in­di­có que “la fis­ca­li­za­ción es bas­tan­te de­fi­cien­te, por­que te­ne­mos un mis­ce­lá­neo de de­cre­tos que re­gu­lan la se­gu­ri­dad pri­va­da y hay una ley que duer­me en el Se­na­do ha­ce sie­te años. En se­gun­do lu­gar, ne­ce­si­ta­mos es­ta­ble­cer dis­tin­tos ni­ve­les de se­gu­ri­dad, por­que no pue­de ser lo mis­mo un guar­dia que cui­de un con­do­mi­nio a uno que es­té des­ti­na­do a cau­te­lar un even­to de­por­ti­vo de al­ta con­vo­ca­to­ria. De­ben es­tar ca­pa­ci­ta­dos de dis­tin­ta ma­ne­ra”. “So­mos los más in­tere­sa­dos en que se cum­pla la nor­ma­ti­va ac­tual”.

Agre­gó que el te­ma de los vi­gi­lan­tes de­be ser re­gu­la­do “de dis­tin­ta ma­ne­ra, por­que no es po­si­ble que las em­pre­sas de­ban te­ner sus pro­pios fun­cio­na­rios y es­te ser­vi­cio no pue­da ser en­tre­ga­do por ter­ce­ros. Hoy, un ban­co de­be te­ner sus pro­pios guar­dias y su pro­pia ar­me­ría. Ur­ge te­ner una re­gu­la­ción, un ra­ya­do de can­cha”.

El dipu­tado de la Co­mi­sión de Se­gu­ri­dad Ciu­da­da­na de la Cá­ma­ra Ga­briel Sil­ber ma­ni­fes­tó que de­be­rían ser ca­pa­ci­ta­dos, al me­nos, una vez por año. “Una per­so­na que ma­ne­ja ar­mas de­be te­ner co­no­ci­mien­tos so­bre su uso y res­pon­sa­bi­li­dad al por­tar­las”.

Des­de Ase­va in­di­ca­ron que “a la fe­cha, es­ta nor­ma­ti­va ca­re­ce de es­pe­ci­fi­ci­dad en el sec­tor de guar­dias de se­gu­ri­dad, ya que no ha­ce al­gu­na dis­tin­ción en­tre tra­ba­ja­do­res de dis­tin­tas in­dus­trias. En ese sen­ti­do, en oca­sio­nes re­sul­ta más com­pli­ca­do to­mar amo­nes­ta­cio­nes ma­yo­res en ca­so de re­que­rir­lo. Que­re­mos re­cal­car que co­mo aso­cia­ción so­mos los más in­tere­sa­dos en que se cum­pla la nor­ma­ti­va ac­tual y que los guar­dias desem­pe­ñen de la me­jor ma­ne­ra su la­bor”.

El di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Fun­da­ción Ciu­da­dano Se­gu­ro, Da­vid Ro­zowsky, dijo que es­te ru­bro pre­sen­ta pro­ble­mas. “Se ne­ce­si­ta una me­jor nor­ma­ti­va y ca­pa­ci­ta­ción pa­ra es­te ti­po de per­so­nal”, ex­pli­có. Ro­zowsky, y aña­dió que la for­ma­ción es­tá más re­la­cio­na­da con sus de­be­res le­ga­les y los de­re­chos de los de­más. “Les fal­ta en­tre­na­mien­to fí­si­co, ma­ne­jo de crisis y emer­gen­cia”, se­ña­ló.b

Ma­yor de Ca­ra­bi­ne­ros

Aso­cia­ción de Em­pre­sas de Se­gu­ri­dad (Ase­va)

“La fis­ca­li­za­ción es de­fi­cien­te, hay dis­tin­tos de­cre­tos que re­gu­lan la se­gu­ri­dad”.

Dipu­tado RN.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.