Ca­ra­bi­ne­ros de­te­ni­dos lle­gan a Chi­le y go­bierno acu­sa “fi­nes pro­pa­gan­dís­ti­cos” de Bolivia

► Los po­li­cías lle­ga­ron ayer al país. Fue­ron re­ci­bi­dos por el ge­ne­ral di­rec­tor, Bruno Vi­lla­lo­bos. ► Ministro del In­te­rior bo­li­viano dijo que “es­ta­mos per­mi­tien­do que sean res­ti­tui­dos a su pa­tria”.

La Tercera - - Nacional - J. Ma­tus y C. Re­yes Bruno Vi­lla­lo­bos Car­los Ro­me­ro

En el Pa­so Tam­bo Que­ma­do, a las 13.47 de ayer, fue­ron li­be­ra­dos por las au­to­ri­da­des bo­li­via­nas los dos ca­ra­bi­ne­ros chi­le­nos que des­de el vier­nes se en­con­tra­ban de­te­ni­dos en el país al­ti­plá­ni­co, tras cru­zar la fron­te­ra en me­dio de un ope­ra­ti­vo po­li­cial.

Se trata del sar­gen­to Jai­me Díaz Pe­zo (51) y el ca­bo se­gun­do Ni­co­lás Mo­ra­les Man­rí­quez (27), de la do­ta­ción de la Te­nen­cia Uji­na, quie­nes fue­ron aprehen­di­dos por un equi­po de la Fuer­za Es­pe­cial de Lu­cha con­tra el Cri­men de ese país. Los uni­for­ma­dos chi­le­nos fue­ron impu­tados por cua­tro de­li­tos: trans­gre­sión de fron­te­ra, re­sis­ten­cia a la au­to­ri­dad e in­ten­to de fu­ga, con­tra­ban­do y por por­te ile­gal de ar­mas.

La de­ci­sión de au­to­ri­zar su re­gre­so y que los efec­ti­vos no en­fren­ta­ran a la jus­ti­cia bo­li­via­na fue anun­cia­da la tar­de del sá­ba­do por el Pre­si­den­te Evo Mo­ra­les. Con es­to, se pu­so tér­mino al con­flic­to di­plo­má­ti­co en­tre am­bos paí­ses.

Am­bos uni­for­ma­dos cru­za­ron la fron­te­ra de re­gre­so a Chi­le vis­tien­do sus uni­for­mes de ser­vi­cio. Del la­do na­cio­nal los es­pe­ra­ba la má­xi­ma au­to­ri­dad de Ca­ra­bi­ne­ros, el ge­ne-

“Fue la me­jor de­ci­sión que pu­do to­mar el go­bierno bo­li­viano. So­la­men­te agra­de­cer”.

ral di­rec­tor Bruno Vi­lla­lo­bos, jun­to a au­to­ri­da­des re­gio­na­les, en el Pa­so Chun­ga­rá, en la Re­gión de Ari­ca y Pa­ri­na­co­ta.

Lue­go de una bre­ve reunión en­tre el ministro del In­te­rior bo­li­viano, Car­los Ro­me­ro, y au­to­ri­da­des chi­le­nas, se fir­mó un ac­ta de en­tre­ga de los efec­ti­vos po­li­cia­les.

Tras ello, Ro­me­ro dijo que “sen­ti­mos mu­cha ad­mi­ra­ción y res­pe­to al pueblo chi­leno. Es­ta­mos en paz”. Aña­dió que “No los es­ta­mos ex­pul­san­do, es­ta­mos per­mi­tien­do que sean res­ti­tui­dos a su pa­tria y a su fa­mi­lia”.

En tan­to, Héc­tor Ar­ce, ministro de Jus­ti­cia de Bolivia, dijo que es­to pue­de re­pre­sen­tar un “pun­to de in­fle­xión” en las re­la­cio­nes bi­la­te­ra­les en­tre am­bos paí­ses, pa­ra que ha­ya ma­yo­res es­pa­cios de diá­lo­go en re­la­ción a in­ci­den­tes fron­te­ri­zos en una zo­na que no cuen­ta con se­ña­li­za­cio­nes pre­ci­sas.

Ya en sue­lo na­cio­nal, el ge­ne­ral Vi­lla­lo­bos ase­gu­ró que “fue la me­jor de­ci­sión que pu­do to­mar el go­bierno bo­li­viano y te­ner a nues­tros ca­ra­bi­ne­ros de vuel­ta. Así que so­la­men­te agra­de­cer”, ma­ni­fes­tó en una bre­ve rue­da de pren­sa.

Crí­ti­cas chi­le­nas

“La re­la­ción en­tre los es­ta­dos de­be guiar­se por el derecho in­ter­na­cio­nal. La ins­tru­men­ta­li­za­ción de si­tua­cio­nes fron­te­ri­zas pa­ra fi­nes pro­pa­gan­dís­ti­cos, el pro­cu­rar mo­vi­li­zar a la opi­nión pú­bli­ca a tra­vés de ac­tos de pro­vo­ca­ción y de­cla­ra­cio­nes des­tem­pla­das re­sul­tan con­tra­pro­du­cen­tes con la apli­ca­ción de las nor­mas del derecho y con el fo­men­to de una ade­cua­da ve­cin­dad”. De es­ta for­ma, el Mi­nis­te­rio de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res de Chi­le, a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do, res­pon­dió al Pre­si­den­te Mo­ra­les, tras sus di­chos del sá­ba­do.

Tam­bién cri­ti­có los cues­tio­na­mien­tos del man­da­ta­rio res­pec­to de que Chi­le no ha­bría rea­li­za­do un de­bi­do pro­ce­so en con­tra de los nue­ve bo­li­via­nos ex­pul­sa­dos tras per­ma­ne­cer 101 días de­te­ni­dos en la Cár­cel de Al­to Hos­pi­cio, impu­tados por con­tra­ban­do, ro­bo con in­ti­mi­da­ción y te­nen­cia ile­gal de ar­ma.

“El go­bierno de Chi­le sos­tie­ne que no re­sul­ta com­pa­ra­ble es­te ca­so con el de los nue­ve ciu­da­da­nos bo­li­via­nos de­te­ni­dos en Chi­le. En es­te úl­ti­mo ca­so se si­guió un de­bi­do pro­ce­so, tras una acu­sa­ción de un re­pre­sen­tan­te del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co por gra­ves de­li­tos -apli­can­do los más al­tos es­tán­da­res de prue­ba an­te un tri­bu­nal in­de­pen­dien­te- y se con­clu­yó con una sen­ten­cia ju­di­cial”, in­di­có la de­cla­ra­ción pú­bli­ca.

Pa­ra el ministro de De­fen­sa, Jo­sé An­to­nio Gó­mez, am­bos ca­sos “son si­tua­cio­nes dis­tin­tas, y me ale­gro que se re­suel­va de es­ta for­ma, pa­ra po­der

Ge­ne­ral di­rec­tor Ca­ra­bi­ne­ros

“El go­bierno de Chi­le se ma­ni­fies­ta dis­po­ni­ble pa­ra avan­zar en es­tos te­mas con­cre­tos”.

Mi­nis­te­rio de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res de Chi­le

“Sen­ti­mos mu­cha ad­mi­ra­ción y res­pe­to al pueblo chi­leno. Es­ta­mos en paz”.

Ministro del In­te­rior de Bolivia

con­tar con es­tos dos fun­cio­na­rios de Ca­ra­bi­ne­ros en Chi­le. Es­pe­ra­mos que no ten­ga­mos otra di­fi­cul­tad en la fron­te­ra”.

Asi­mis­mo, Chi­le pi­dió ce­sar “la hos­ti­li­dad” de Bolivia pa­ra dar cre­di­bi­li­dad a los even­tua­les acuer­dos fron­te­ri­zos en la ba­ta­lla con­tra el nar­co­trá­fi­co

y el con­tra­ban­do. Y en­fa­ti­zó que “el go­bierno de Chi­le se ma­ni­fies­ta dis­po­ni­ble pa­ra avan­zar en es­tos te­mas con­cre­tos y lo­grar en­ten­di­mien­tos so­bre los mis­mos, pues­to que no son asun­tos so­me­ti­dos al co­no­ci­mien­to de la Cor­te In­ter­na­cio­nal de Jus­ti­cia”. ●

FO­TO: CA­RA­BI­NE­ROS DE CHI­LE

►► Ayer, el ge­ne­ral di­rec­tor de Ca­ra­bi­ne­ros se reunió por primera vez con los dos po­li­cías.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.