Ex­per­tos res­pal­dan acuer­do de la Su­pre­ma en ca­so de Nabila Ri­fo

► Pe­na­lis­tas di­cen que re­ba­ja de con­de­na no sig­ni­fi­ca dar im­pu­ni­dad. ► Se­ña­la­ron que el má­xi­mo tri­bu­nal no sien­te pre­sión me­diá­ti­ca.

La Tercera - - Nacional - Pau­la Yé­ve­nes

Di­ver­sas reac­cio­nes pro­vo­có en­tre abo­ga­dos es­pe­cia­lis­tas del área pe­nal la in­for­ma­ción re­ve­la­da ayer por

Re­por­ta­jes de La Ter­ce­ra,

en que dio a co­no­cer el vuel­co que ha­bría su­fri­do la sen­ten­cia por la vio­len­ta agre­sión que afec­tó a Nabila Ri­fo. Una sen­ten­cia de­fi­ni­ti­va que se co­no­ce­rá a las 13.00 de es­te mar­tes.

En resolución di­vi­di­da, los mi­nis­tros de la Sa­la Pe­nal de la Cor­te Su­pre­ma apli­ca­rían una sig­ni­fi­ca­ti­va re­ba­ja de con­de­na a Mau­ri­cio Or­te­ga, úni­co acu­sa­do en la cau­sa. Es­to, de­bi­do a que los jue­ces ha­brían des­es­ti­ma­do el de­li­to de “fe­mi­ci­dio frus­tra­do”, el que ha­brían ca­li­fi­ca­do só­lo co­mo le­sio­nes gra­ves gra­ví­si­mas. Es­to se tra­du­ce en una re­duc­ción de la sen­ten­cia con­tra Or­te­ga, que pa­sa­ría de 25 a 18 años de cár­cel efec­ti­va.

Pa­ra Mi­guel So­to Pi­ñei­ro, abo­ga­do pe­na­lis­ta y aca­dé­mi­co de la Uni­ver­si­dad de Chi­le, pa­ra ahon­dar en la de­ci­sión del má­xi­mo tri­bu­nal “ha­bría que leer el fa­llo pa­ra dar una res­pues­ta de­fi­ni­ti­va. Pe­ro, en prin­ci­pio, pa­re­ce co­rrec­ta la resolución que pre­sun­ta­men­te ha­bría to­ma­do la Su­pre­ma”. So­to dijo que la mo­di­fi­ca­ción de la pe­na no sig­ni­fi­ca im­pu­ni­dad pa­ra Or­te­ga: “Al ser con­de­na­do por le­sio­nes gra­ves gra­ví­si­mas y por le­sio­nes gra­ves en el contexto de vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar, no se pes­qui­sa nin­gu­na im­pu­ni­dad. Esa es la pe­na que co­rres­pon­de. La ver­dad es que los tri­bu­na­les no es­tán pa­ra sa­tis­fa­cer y ra­cio­nar­le ex­pec­ta­ti­vas de re­tor­sión a una co­mu­ni­dad”, ex­pli­có.

Quie­nes co­no­cen el fa­llo, que se en­cuen­tra lis­to pa­ra ser pu­bli­ca­do, ase­gu­ran que la mo­di­fi­ca­ción sur­ge por­que los ma­gis­tra­dos no lle­ga­ron a la con­vic­ción de que la ma­dru­ga­da del 14 de ma­yo de 2016, fe­cha en que ocu­rrió el ata­que, Or­te­ga sa­lió en bús­que­da de Nabila con el ob­je­ti­vo de ase­si­nar­la.

Por su par­te, Cris­tián Rie­go, abo­ga­do y aca­dé­mi­co de la Uni­ver­si­dad Die­go Por­ta­les, dijo que es­ta de­ci­sión era una po­si­bi­li­dad. “Se veía la dis­cu­sión so­bre si ha­bía in­ten­to de ho­mi­ci­dio o no. Me pa­re­ce que tam­po­co ha­bía mu­cha op­ción. Si la Cor­te (Su­pre­ma) no cree que hay in­ten­ción de ho­mi­ci­dio, hi­zo lo que tie­ne que ha­cer”.

En la mis­ma lí­nea, y so­bre las crí­ti­cas que sur­gie­ron en re­des so­cia­les, Rie­go ex­pli­có que “los jue­ces es­tán cum­plien­do con su de­ber en esa ma­te­ria. La gen­te que opi­na en re­des so­cia­les lo ha­ce sin mi­rar los an­te­ce­den­tes”. Y aña­dió: “Los jue­ces no pue­den es­tar aten­dien­do lo que el pú­bli­co quie­ra, sino que tie­nen que exa­mi­nar si hay prue­bas o no”.

Otro pro­fe­sio­nal que apo­yó la de­ci­sión del má­xi­mo tri­bu­nal fue el abo­ga­do Ma­tías Bal­ma­ce­da. Se­gún dijo, “la Sa­la Pe­nal de la Cor­te Su­pre­ma ha­ce un muy buen tra­ba­jo. Creo que los tri­bu­na­les me­no­res fren­te a la pre­sión me­diá­ti­ca son in­ca­pa­ces de re­sol­ver”. De acuer­do a Bal­ma­ce­da, la Cor­te Su­pre­ma “sí tie­ne la es­pal­da pa­ra ha­cer las ecua­cio­nes co­rrec­tas, pres­cin­dien­do de las si­tua­cio­nes de con­tin­gen­cia me­diá­ti­ca”.

Tras co­no­cer es­tos an­te­ce­den­tes, la aban­de­ra­da pre­si­den­cial del Fren­te Am­plio, Bea­triz Sán­chez, con­de­nó la resolución a tra­vés de su cuen­ta de Twit­ter. Allí se­ña­ló que la “jus­ti­cia no pue­de se­guir sien­do cóm­pli­ce de fe­mi­ci­dios. In­ves­ti­ga­cio­nes y pe­ri­ta­jes no pue­den ser tan pre­ca­rios, así no se cons­tru­ye con­fian­za”, ma­ni­fes­tó.b

FO­TO: ATON

►► Nabila Ri­fo en juicio con­tra Mau­ri­cio Or­te­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.