Co­mien­za cese al fue­go en Si­ria

La Tercera - - Mundo -

Mien­tras Irak celebra la li­be­ra­ción de Mo­sul, en el su­r­oes­te de Si­ria en­tró en vi­gor ayer el cese al fue­go acor­da­do en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Ru­sia, con la par­ti­ci­pa­ción de Jor­da­nia e Is­rael. Se­gún el Pre­si­den­te de EE.UU., Do­nald Trump, “he­mos negociado un cese del fue­go que sal­va­rá vi­das hu­ma­nas, aho­ra es tiem­po de ir ha­cia ade­lan­te y tra­ba­jar de mo­do cons­truc­ti­vo con Ru­sia”.

leo y te­so­ros ar­queo­ló­gi­cos, re­du­ci­da a es­com­bros, con mi­les de ci­vi­les muer­tos y cer­ca de un mi­llón de des­pla­za­dos. Los úl­ti­mos en­fren­ta­mien­tos fue­ron muy vio­len­tos y mar­ca­dos por el uso de sui­ci­das con ex­plo­si­vos en las ba­ta­llas.

La re­con­quis­ta de Mo­sul es un gol­pe pro­fun­do pa­ra el EI. Sin em­bar­go, no sig­ni­fi­ca pa­ra los ana­lis­tas el fin de la gue­rra con­tra los yiha­dis­tas. Eso, por­que ellos aún con­tro­lan al­gu­nas zo­nas en Irak, y te­rri­to­rios en el es­te y cen­tro de Si­ria, don­de es­tá Raq­qa, la otra ca­pi­tal del au­to­de­no­mi­na­do Es­ta­do Is­lá­mi­co.

Se­gún con­sig­nó Da­vid Witty a Fran­ce-Pres­se, ana­lis­ta y co­ro­nel re­ti­ra­do de las Fuer­zas Es­pe­cia­les es­ta­dou­ni­den­ses, la de­rro­ta del EI en Mo­sul “es un gran gol­pe pa­ra su pres­ti­gio”, que aís­la y de­bi­li­ta un po­co más a la or­ga­ni­za­ción.

Con­si­de­ran­do su mo­men­to de apo­geo, cuan­do en ju­nio de 2014 lan­zó una gran ofen­si­va re­lám­pa­go en Irak, el EI con­tro­la­ba una su­per­fi­cie com­pa­ra­ble a la de Gua­te­ma­la, con una po­bla­ción de más de 10 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes.

Sin em­bar­go, ha per­di­do más de la mi­tad de ese te­rri­to­rio, ade­más de mi­les de com­ba­tien­tes, los cua­les no lo­gra com­pen­sar con los con­tin­gen­tes de yiha­dis­tas ex­tran­je­ros, ca­da día me­nos nu­me­ro­sos.

“A cor­to pla­zo, en Irak, el EI va a pa­sar al te­rro­ris­mo y a la in­su­rrec­ción en lu­gar de tra­tar de con­tro­lar abier­ta­men­te gran­des re­gio­nes”. Sin em­bar­go, “Irak se­rá, pro­ba­ble­men­te, víc­ti­ma de la inseguridad aún por mu­chos años”, con­si­de­ra Witty.

El ana­lis­ta del Ins­ti­tu­to pa­ra el Es­tu­dio de la Gue­rra en Was­hing­ton, Pa­trick Mar­tin, agre­ga más an­te­ce­den­tes.

Pa­ra él, EI “con­tro­la to­da­vía un te­rri­to­rio ur­bano sig­ni­fi­ca­ti­vo”, tan­to en Irak co­mo en Si­ria, ase­gu­ró a la agen­cia Fran­ce-Pres­se.

Mar­tin es­ti­ma, ade­más, que Bag­dad “de­be to­mar me­di­das pa­ra ase­gu­rar­se de que el avan­ce so­bre el EI se con­so­li­da en el tiem­po”.

De lo con­tra­rio, el gru­po “po­dría, en teo­ría, re­sur­gir y apo­de­rar­se de nue­vas zo­nas ur­ba­nas”.

Ade­más, re­cor­dó que la or­ga­ni­za­ción ya res­pon­dió a otros re­ve­ses mi­li­ta­res con san­grien­tos ata­ques, co­mo el aten­ta­do con bom­ba más mor­tí­fe­ro ja­más co­me­ti­do en Bag­dad, que ma­tó a 320 per­so­nas en ju­lio de 2016, que tu­vo lu­gar tras la pér­di­da por los yiha­dis­tas de su bas­tión de Fa­lu­ya.

Asi­mis­mo, el EI si­gue re­pre­sen­tan­do una ame­na­za a ni­vel mundial. Su ideo­lo­gía y pro­pa­gan­da si­guen te­nien­do fuer­te in­fluen­cia, ori­gi­nan­do el sur­gi­mien­to de nu­me­ro­sas cé­lu­las yiha­dis­tas, más allá de las fron­te­ras geo­grá­fi­cas del “ca­li­fa­to”. ●

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.